Federico Montes de Oca

Alberto Girri, escritor y poeta en el recuerdo…!!!

De Federico Montes de Oca. El 16 noviembre, 2015. En Argentina, Cultura. Tema: , , , . 286 Vistas

Alberto Girri , nacio en Buenos Aires, en 1919 – fallecio en Buenos Aires, el 16 de noviembre de1991, poeta y escritor. Su primer libro, “Playa Sola”, lo distingue entre la llamada generación del 40. Su estilo único y personal, no encaja en ningún movimiento concreto.

A partir de esta obra, Girri publicó unos treinta libros en los que paulatinamente se desembarazó de la lírica elegíaca y tradicionalista de aquella década.

Su lenguaje se hizo ascético y extremadamente intelectual. Colaborador de la revista “Sur” y del diario “La Nación”, llevó una vida monacal, aunque obtuvo amplio reconocimiento en su país y en el exterior. Su poesía provocó admiración y rechazo. Se le llamó muchas veces “árido e incomprensible”.

Sin embargo, su apuesta radical por una poesía despojada e impersonal logró convertirse en fundamental para poetas de las últimas generaciones. Publicó entre otros los libros de poesía “Coronación de la espera”, “Poesía de observación”, “Quien habla no está muerto”, “Monodias”, y “Existenciales”.

Reflexionó sobre su trabajo en “El motivo es el poema” y “Diario de un Libro”. Tradujo a numerosos poetas ingleses y estadounidenses, entre ellos T. S. Eliot, Wallace Stevens, Robert Frost y William Carlos Williams, con lo que logró dirigir la atención hacia la lírica anglosajona contemporánea en un medio donde gravitaban más los poetas vanguardistas franceses. En la literatura argentina, aunque Girri es muy personal y original, se encuentran algunas similitudes con las obras de Enrique Molina y Olga Orozco.
Para el compositor Alberto Ginastera escribió el libreto de la ópera “Beatrix Cenci” basada en la trágica y real historia de la joven Beatrice Cenci de en 2 actos y 14 escenas.

Su primer esposa fue la artista plástica Leonor Vassena, con quien se casó en 1958 hasta su sorpresiva muerte el 16 de agosto de 1964 a los 40 años de edad.

LA SOMBRA

De algún modo soy tu cuerpo,
Me designo en él, me quema
En la mentira útil como un remo,
En la desgracia y la amorosa lucha
Abriendo Los huecos de su máscara.
Pero no me lo permitas,
No me dejes ser sólo tu cuerpo.
De algún modo soy tu cuerpo,
Cuando la rica, inexplicable sangre,
Transcurre en medio de representaciones.
Y lo seré hasta que cenizas
Acaricien tu prestada, última parcela.
Pero no me lo permitas,
No me dejes ser sólo tu cuerpo.
De algún modo soy tu cuerpo,
La opresión que difunde me sostiene,
Y no en otro descienden las palabras,
Urde la disculpa el vejado sermón
Por nuestras pasadas facciones.
Pero no me lo permitas,
No me dejes ser sólo tu cuerpo.
De algún modo soy tu cuerpo
Y si en atención a su dañina mengua
Me cuido bien de mirarlo como esencia,
¿Con qué prodigio, incisivo milagro,
Percibiré tu pasión cuando lo excluya?
Pero no me lo permitas,
No me dejes ser sólo tu cuerpo.

ALBERTO GIRRI, EN EL RECUERDO, UN INMORTAL A TRAVES DE SU POESIA…!!!

 

Fuente/Autor Federico Montes de Oca

Federico Montes de Oca

Ver otros artículos de Federico Montes de Oca

Comentarios sobre esta nota: