NTI

Allen: debaten método de extracción de gas y petróleo no convencionales

De NTI. El 29 octubre, 2012. En Destacado, Economía, Río Negro. Tema: , , . 3918 Vistas

Un nutrido grupo de vecinos participó el sábado de una asamblea en la que se comenzó a analizar la metodología extractiva de gas y petróleo no convencional a través de la “fracturación hidráulica”. Hubo productores que manifestaron su preocupación por el avance de la industria petrolera sobre las áreas rurales.

La actividad, que fue promovida por la Asamblea Permanente del Comahue por el Agua e integrantes de otras organizaciones, se llevó adelante en el SUM del CEM 71 y captó el interés de un buen número de vecinos que, en su mayoría, representaron a diversas instituciones locales.

En el inicio de la asamblea los participantes tuvieron la posibilidad de presentarse y además contaron por qué respondieron a la convocatoria.

Como la extracción de gas y petróleo no convencional es algo nuevo para los habitantes de Allen, muchos se interesaron en conocer cuáles son los efectos que causa ese tipo de explotación en el medio ambiente con respecto a la contaminación del suelo, las napas, la utilización del agua para las perforaciones y el tratado de los barros (cutting) en los repositorios que la empresa petrolera “Apache” posee en la barda norte.

“El agua es vida y acá estamos reclamando por el agua”, señaló Lidia Campos, miembro de la Pastoral Social. El fruticultor Carlos Borocci insistió en que las torres petroleras “expulsan a los productores como así también a los obreros rurales”.

“Quiero informarme pero tengo una perforación al lado de mi chacra y ya estoy viendo los daños. Hasta tenemos rotura de puentes por el peso de los camiones de las petroleras. El tema es que nadie se hace cargo”, agregó Francisco Martos.

Luego de la proyección de una presentación que mostró algunos aspectos del proceso de fracturación hidráulica, disertó el profesor Andrés Dimitriu (Fadecs) y Elvio Mendioroz (Asamblea Sanidarios por la Cuenca).

“Lo más maravilloso es que los vecinos se están empezando a organizar, intercambiando información, porque la política estatal y la de las empresas es no informar e intentar obtener un recurso que entra al circuito transnacional del dinero y el tráfico de energía. La única manera que tenemos de defendernos es formando una red de comunidades organizadas”, manifestó Dimitriu.

La fractura hidráulica

(comúnmente conocida en inglés como hydraulic fracturing o fracking) es una técnica para posibilitar o aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo. El procedimiento consiste en la inyección a presión de algún material en el terreno, con el objetivo de ampliar las fracturas existentes en el sustrato rocoso que encierra el gas o el petróleo, y favoreciendo así su salida hacia el exterior. Habitualmente el material inyectado es agua con arena y productos químicos, aunque ocasionalmente se pueden emplear espumas o gases.

Se estima que esta técnica está presente en aproximadamente en el 60% de los pozos de extracción actualmente en uso. Debido al aumento del precio de los combustibles fósiles, que ha hecho económicamente rentables estos métodos, se está popularizando su empleo en estos últimos años, especialmente en los EE. UU.

Existe una gran controversia sobre el peligro medioambiental derivado de esta técnica, pues además de un enorme consumo de agua, es habitual que junto con la arena se incluyan multitud de compuestos químicos, cuya finalidad es favorecer la fisuración o incluso la disolución de la roca, y que podrían contaminar tanto el terreno como los acuíferos subterráneos. A este respecto, la NGSA (asociación norteamericana de suministradores de gas natural) afirma que no se ha confirmado ningún caso de contaminación de acuíferos hasta la fecha.

 

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: