redaccion3

Aníbal Tortoriello analiza sus 100 primeros días como Intendente.

De redaccion3. El 30 marzo, 2016. En Actualidad, Alto Valle, Destacado, Política, Río Negro. Tema: , , . 534 Vistas

Cipolletti.- A poco de cumplir 100 días al frente del gobierno municipal de Cipolletti, el intendente Aníbal Tortoriello reflexionó sobre los desafíos que encontró al asumir.

El jefe comunal recordó que “Los primeros 30 días fueron de reconocimiento, de estado de situación. Paralelamente, tuvimos que empezar a programar algunas actividades muy importantes, como son la Fiesta Nacional de la Actividad Física y La Corrida, que son tradiciones muy importantes de la ciudad, también El Paseo Cultural. Esto significó realizar un análisis de la situación mientras íbamos llevando adelante la gestión del día a día”.

Uno de los problemas que reclamó la atención urgente de Tortoriello fue el estado de Servicios Públicos: “Recibimos la ciudad desbordada de basura, con acumulación de un mes y medio. Para ello, debimos revertir varias cosas, en principio pusimos en marcha varios vehículos y tuvimos que  salir a contratar otros. Teníamos un solo camión compactador, cuando Cipolletti requiere 10”.

Podríamos decir que en apenas 15 días teníamos resuelto el problema de la basura en la ciudad. Además, había microbasurales diseminados en toda la ciudad, porque lo que la gente terminaba haciendo era salir con su auto y tirar la basura en zonas rurales. Eso generó todo un proceso que nos llevó unos 30 o 45 días”, afirmó el intendente.

Paralelamente, también dentro de las responsabilidades de Servicios Públicos hubo que palear la situación del crecimiento de malezas y césped. Para ello debieron comprar equipamiento que permitiera encarar el desmalezamiento de la ciudad y emprolijar las plazas y plazoletas de la ciudad.

Otro problema que ocupó el interés de Tortoriello, y que fue una de sus grandes preocupaciones durante la campaña, es el tratamiento de la basura en Cipolletti. El intendente describió: “Encontramos al basural en un estado de caos. Había basura no trabajada, esto significa que la basura que se volcaba día a día no se empleaba para el relleno, no se hacían los pozos para sepultar basura con tierra y escombros para sofocar los incendios. El humo permanente generaba un caos”.

Las medidas adoptadas han generado algunos cambios, que resultan alentadores para el Intendente: “Parecía que había sucedido una guerra, pero hoy estamos muchísimo mejor. A pesar de que no se está haciendo el procesos de relleno sanitario, porque hay que arrancar en un espacio totalmente nuevo, seguimos acumulando la basura, pero de manera más ordenada. Por lo que estamos controlando la contaminación que generaban los humos constantes”.

UNA DEUDA DIFÍCIL DE CALCULAR

Todavía no sabemos a cuánto asciende la deuda, todavía están apareciendo boletas de proveedores del año pasado. Está superando los 30 millones de pesos, pero creemos que va a alcanzar los 40 millones de pesos”, manifestó Aníbal Tortoriello, intendente de la Municipalidad de Cipolletti, al evaluar el estado financiero.

Siguiendo la línea de pensamiento, el jefe comunal aclaró que la deuda no se vió afectada por la devaluación. Especificó que la economía municipal contó con un ajuste de tasas de entre el 30% y 32 %, más la coparticipación de Provincia, que se incrementó en un porcentaje similar, constituyen los ingresos municipales.

Ese será el marco desde el cual Tortoriello deberá encarar el próximo desafío, que es el aumento salarial de los trabajadores. El Intendente recordó que a comienzo de año se otorgó una cifra fija que será parte del porcentaje que será negociado en la próxima reunión paritaria, programada para abril.

Considerados los aspectos antes mencionados, el jefe comunal decidió implementar algunas medidas, con el objetivo de equilibrar los números. “hemos hecho una reducción de los gastos corrientes, que afectó las compras en distintos rubros, obligados por las circunstancias económicas”.

Además, Tortoriello afirmó que lo que caracterizará a su gestión será la austeridad. Aunque precisó: “esto no significa abandonar ninguna función básica del municipio, pero sí un control muy estricto de las compras y gastos”.

La determinación llevó a la gestión a revisar una serie de contratos de servicios y alquileres, lo que permitió replantear las contrataciones y derivó en un ahorro del 30 % en relación al mismo trimestre del año anterior.

PARITARIAS

En abril, el Intendente asumirá otro desafío: la paritaria para establecer el incremento salarial. En su análisis, Tortoriello reconoce que el salario del trabajador se ha ido devaluando en función de la inflación de los últimos 5 años, también admite que los acuerdos salariales logrados a nivel provincial o nacional ofrecen un marco de referencia para sentarse a negociar con los gremios que nuclean a los diversos sectores de trabajadores municipales. A modo de conclusión, afirmó: “la situación amerita a sentarse a charlar y alcanzar un acuerdo para que los trabajadores no pierdan su poder adquisitivo”.

PRIORIDADES PARA 2016

Pensando en el resto del año, Tortoriello señaló: “el principal objetivo para estos tres meses es ordenar las cuentas. Es muy ambicioso, porque el déficit es muy alto. Pero espero que con una política de austeridad, lo podamos lograr”.

Una vez alcanzado ese objetivo, el jefe comunal piensa comenzar a responder con obras las necesidades de los vecinos, como son el asfalto, pluviales, loteos sociales con su correspondiente infraestructura.

VÍNCULOS SANOS

En cuanto a su relación con los estamentos provinciales y nacionales, Tortoriello calificó como “excelente”.

Respecto del gobierno provincial y especialmente del gobernador Alberto Weretilneck, el Intendente consideró como una ventaja que conozca en detalle la ciudad, ya que favorece el trabajo conjunto, como son los convenios escolares.

Mientras que al referirse al gobierno nacional, Tortoriello manifestó: “las veces que hemos concurrido, nos encontramos con un gobierno abierto a provincias y municipios, y brinda un trato igualitario”.

A modo de ejemplo, el intendente refirió: “Ya tenemos el compromiso de la continuidad de las 404 Viviendas del Distrito Vecinal. También se retomará la construcción del Tercer Puente, además se comenzará con el cruce por elevación en la Ruta 22, que obligará a reducir la velocidad y mejorará la seguridad vial”.

También adelantó que, en los próximos días, el municipio colocará una casilla en el cruce de la Ruta 22 y Julio Salto, en el ingreso a la Isla Jordán, para que la Policía provincial se instale y se pueda contar con control vehicular, de manera permanente.

Fuente/Autor redaccion3

redaccion3

Ver otros artículos de redaccion3

Comentarios sobre esta nota: