NTI

Apuntes de la semana

De NTI. El 25 septiembre, 2016. En Actualidad, Destacado, Opinión, Política, Río Negro. Tema: . 244 Vistas

La fórmula ya demostró su eficacia. El Gobernador figura excluyente del gobierno, recorriendo la provincia, haciendo con cada obra o gestión, cuantos actos le sean posibles. La secuencia es la misma, se anuncia que se licitará, se licita, se comienza, se visita y si se concluye, se inaugura. La idea, es aprovechar estos actos para mostrar a un Weretilneck activo y cercano. Casi una constante campaña electoral.
Los problemas son graves y no pasan solamente por la escases financiera, que han logrado atenuar y hoy se dice que el pago de salarios hasta fin de año está asegurado. Es eso y no mucho más. La seguridad es la mayor demanda de toda la sociedad argentina, con un agravante para los rionegrinos, tenemos una policía cruzada por la corrupción que no logra descubrir a los asesinos de uno de los suyos, donde todos los sospechosos también son policías. Constituyendo el problema más grave de la gestión, porque no encuentra con quienes llevar adelante la purga necesaria y recuperar la plena conducción de la fuerza. También aparecen en el horizonte inmediato la difícil relación con ATE, que a fuerza de acciones concretas va ocupando un lugar, cada vez más importante en la defensa de los reclamos de los estatales. La UNTER, por su lado reclama por la apertura de la discusión salarial y es un verdadero problema para el gobierno, que apenas si garantiza el pago de los sueldos tal como están. Sin dudas, que esta apretada síntesis deja afuera otras problemáticas, también importantes y urgentes. La enumeración de estos conflictos, actuales y latentes, busca mostrar, como en un escenario de alta conflictividad social, el gobierno toma como estrategia actuar como en campaña.
Esto lo hacen posible dos o tal vez tres cuestiones fundamentales, que desde lo político le dan el plafón necesario. Por un lado la amplia mayoría legislativa, que garantiza protección y celeridad en lo que el ejecutivo necesite; producto del aplastante triunfo del año pasado, también cuenta con una mayoría de Intendentes propios y los que no son propios, son aliados a excepción de Martín Soria en General Roca. Son dependientes del gobierno provincial para funcionar. Esquema que se replica a nivel nacional y allí radica otra de las fortalezas de Weretilneck y es la aceitada relación que mantiene con el gobierno de Macri, lo que lo hace prodigo en visitas importantes con anuncios de obras y de inversiones millonarias. Si a esta comodidad, le sumamos una oposición desarticulada, producto de no haber definido liderazgos nítidos, Weretilneck encuentra en este momento una gran tranquilidad desde lo político institucional, que debería saber poner al servicio de resolver los problemas que lo acechan y que algunos detallamos anteriormente. Es su desafío, salir de la constante campaña electoral y plantarse como un líder que apunta más allá de la coyuntura.

En Viedma, la discusión pública, estuvo cubierta, casi totalmente por la renovación de la concesión del transporte público y el aumento de la tarifa, que tiene en su seno el Concejo Deliberante.
La cuestión fue dividida de esa forma, por un lado un pedido de aumento de tarifa, basada en la reglamentación de la secretaria de Transporte, que fija parámetros para llegar al costo de la misma, en este caso $ 10, 40, lo que significa más de un 25% de aumento. Y en otro expediente se tramita el pliego para llamar a licitación por un nuevo periodo del servicio. El Poder Ejecutivo Municipal, luego de una prórroga de 40 días, considerada insuficiente por los concejales y con la concesión a punto de vencerse el viernes 23. Termino tomando la decisión de contratar directamente el servicio hasta tanto esté terminado el proceso licitatorio. La discusión fue cancelada, momentáneamente, mediante esto. Ahora bien, quedan algunas cuestiones que no se pueden dejar de mencionar. Fue evidente la intención del Intendente Foulkes de hacer pagar el costo político del aumento de la tarifa a los concejales, que más allá de la pertenencia partidaria coincidían en denunciar la tardanza del ejecutivo en enviar el pliego y en que lo más razonable es actualizar la tarifa a partir de la nueva concesión. Hacia el Concejo fue la presión, desde lo mediático hasta la manifestación de los trabajadores de la empresa de colectivos. Ahora lo que debe haber registrado Foulkes es que sin operadores la estrategia término siendo un boomerang y tuvo que recurrir a una salida extraordinaria, prorrogar el servicio mediante una contratación directa.
Y la empresa con una posición dura en la negociación, si no había aumento de la tarifa, antes del viernes, levantaba el servicio y dejaba en la calle a todos sus trabajadores; mostró, que poco honor le hace a su promocionada publicidad (que por cierto se escuchó bastante los últimos días en las radios locales), de que hace cuarenta años es la empresa de colectivos de los viedmenses. La empresa de la familia Balogh, es la única en el medio y hace años que se quedó sin competencia, por eso es inaceptable que ante el pedido de los concejales de no aumentar la tarifa hasta que este definida la nueva concesión, que demandara a lo sumo dos meses más, una empresa que se jacta de su pertenencia a Viedma y que buenos ganancias viene obteniendo a través de los años, amenace con levantar el servicio.

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: