NTI

Apuntes de la semana

De NTI. El 4 diciembre, 2016. En Actualidad, Destacado, Opinión, Política, Río Negro. Tema: . 218 Vistas

Comienzan a escucharse ruidos que despiertan al gobierno de su siesta. El anuncio del gobierno de terminar de pagar los sueldos de noviembre recién el 15 de diciembre, es el más fuerte de todos. El contexto incluye funcionarios de segundas y terceras líneas en disponibilidad y un presupuesto limitado, donde adquiere mas importancia la gestión que los anuncios.
La demora en publicar el cronograma de pago de los salarios de la administración pública provincial, debido a la falta de recursos. Motivada esta semana en la demora de acreditar la letras del tesoro que el gobierno utilizo para hacerse del dinero necesario para pagar. Llevo a que inmediatamente, aquellos que ya vivieron la experiencia, recordaran el año 1995, época en que se llegaron a adeudar cinco masas salariales y la provincia vivió un caos, que hoy a veinte años comenzó, como un fantasma, a estar presente.
Los gremios más importantes, como se dice en la calle, se pararon de manos. ATE, en primer lugar anuncio que a partir de mañana lunes llevara adelante asambleas en todas las reparticiones con el fin de evaluar las acciones a tomar, descartándose que convocaran a una retención de servicios para protestar por la demora en los pagos, según la entidad gremial “serán más de 30.000 los agentes que cobrarán recién los días 13 y 14 de diciembre, poniéndose en riesgo la subsistencia de éstos y sus grupos familiares”. También la más cercana al gobierno, UPCN se despertó de su letargo, que en base a espacios en el Estado, beneficios de ser el único interlocutor del gobierno hasta hace unos días, siempre mantuvo una actitud dialoguista, anuncio que también piensa declarar una retención de servicios en la administración pública. Las diferencias entre las dos organizaciones gremiales, se mantienen y de hecho ATE puso en duda las verdaderas motivaciones del gremio que conduce Juan Carlos Scalesi a quienes acusó de estar desorientados y de que la verdadera motivación esta en los espacios que está perdiendo. Lo que hace ruido en el gobierno, es que aun con sus diferencias coinciden en el reclamo y lo que es más grave, en el tiempo y acciones. Se avecinan días difíciles, sobretodo en la capital provincial.
Un gobierno que tiene en el Gobernador a su figura excluyente, donde los Ministros sin excepciones se caracterizan por su bajo perfil y con pocas iniciativas, todas reservadas a Weretilneck, que para ser gráficos patea el córner y va a cabecear. No anticipa un devenir de los días tranquilos. Ya que al conflicto gremial declarado en cada dependencia, hay que sumarle que los funcionarios de las segundas y terceras líneas, aquellos de mayor contacto con los trabajadores, hoy no saben si continuaran en sus puestos. Con lo cual, poco se les puede exigir en términos de compromiso. Esta situación amplifica el ruido del que hablamos.
Semana difícil para el gobierno, esta que comienza, pero la encara con un triunfo en su haber. Luego de aprobar el presupuesto la semana anterior en la Legislatura, el oficialismo sin negar las críticas a la subejecución presupuestaria en áreas muy sensibles, como las sociales, consiguió el objetivo de un presupuesto en tiempo y forma. Con déficit y un incremento de las deudas, que fue puesto como única opción para evitar un ajuste, en un contexto nacional de caída de la actividad económica, la votación del presupuesto dejo en evidencia las contradicciones del Frente para la Victoria que luego de haber tenido que votar en su seno que hacer en la sesión. Donde se impuso la postura de votar en forma negativa tanto en general, como en particular; dos de sus legisladores desobedeciendo a la mayoría de sus pares se alineo con el gobierno y votaron a favor del presupuesto presentado por el gobierno.
Obviamente, no se hicieron esperar las críticas, al principal bloque de la oposición, por no haber acompañando en general, no solamente los legisladores del oficialismo le cayeron, sino que también el gobernador dijo lo suyo y cargó sobre los legisladores. Weretilneck, dijo que “Si el Justicialismo considera que la Provincia no debe endeudarse el año que viene, está proponiendo un ajuste para ahorrar, algo que no estamos dispuestos a hacer. En el Gobierno consideramos que hay otras alternativas antes del ajuste, preferimos endeudarnos porque confiamos en que el año próximo la actividad económica del país se puede recuperar, y con ello, mejorar nuestra condición económica”. Como dijimos antes, el gobierno consiguió su objetivo, tener aprobado el presupuesto, la votación no admite dudas, 31 votos positivos contra 15 negativos, que deja un antecedente; los dos tercios en la Legislatura son 31 votos.

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: