NTI

Apuntes de la semana

De NTI. El 15 Enero, 2017. En Actualidad, Destacado, Opinión, Política, Río Negro. Tema: . 118 Vistas

A veces, resulta imposible explicarnos en base a que cuestiones fácticas o científicamente comprobables, las personas basamos nuestras sensaciones. En momentos de crisis, si bien es muy humano buscar sostener la esperanza de un futuro mejor en cuanta razón encontremos, cuando se trata de la sociedad esto es mucho más difícil. Sobretodo en una época como la actual, donde la información y el conocimiento circulan masiva e ininterrumpidamente, permitiéndonos “saber” o aproximarnos a entender que pasa con las principales variables que determinan el devenir económico y social. El Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM), que agrupa a comerciantes pequeños y medianos del país, los denominados comercios de cercanía y realiza permanentes estudios sobre el comportamiento de estos y de los consumidores, publicó recientemente un trabajo llevado a cabo en las ciudades mas pobladas del país en los últimos días del año, en el que muestra como el 56,1 de los consultados consideró que “2017 no será tan duro como el 2016” porque creen que “lo peor ya pasó y que muchas de las acciones aplicadas por el Gobierno Nacional llevarán a un mejor desempeño de la economía y, desde allí, hacia el resto de las variables”. Una clara mayoría de los encuestados es claramente optimista con lo que se viene. Es cierto y el estudio, también lo refleja que el 2016 para el 87,9 % de los encuestados “ha sido de lo peor que se recuerda”, principalmente por “la pérdida del poder adquisitivo de los salarios derivada de los altos niveles de inflación, el crecimiento del desempleo, la suba de las tarifas de los servicios públicos y la caída generalizada de la actividad económica”. Aun así casi 6 de cada 10 encuestados es optimista y lo dice.
Además de esta sensación que refleja la mencionada encuesta, es un dato de la realidad la reactivación de la obra pública, que viene siendo subejecutada y que moviliza a otras cien industrias anexas aproximadamente. Si a esto se le agrega la baja de la inflación y la posibilidad de desdoblar las paritarias, con lo cual el salario podría superar el aumento del costo de vida que se calcula en un 20%. Son, todas estas, variables que aportan al aumento del consumo, como el impacto que comenzara a tener en la economía el aumento a los jubilados mediante la reparación histórica que lleva adelante el gobierno; le dan sustento factico a esa sensación de optimismo que es mayoritaria en la sociedad. Con lo cual el gobierno, tanto nacional, como los gobiernos provinciales cuentan con un alto grado de responsabilidad de hacer que esta expectativa positiva de la sociedad no se transforme en una nueva frustración.
En nuestra provincia, al igual que en otras, el desastre producto de los incendios recientes dejaron incalculables perdidas económicas que deberán ser atenuadas y acompañadas por el Estado necesariamente. Si bien esto traerá consecuencias en la recaudación, como en la actividad económica provincial, también otros sectores demandan la atención estatal, ya sea directamente o como impulsor de políticas.
El gobernador Weretilneck, comenzó el año intentando marcar la cancha en varios sentidos. Por el lado de la política, donde se mueve con mayor solvencia, definió el escenario: para adentro descartó que el Vicegobernador Pedro Pesatti vaya a ser el candidato a Diputado Nacional por Juntos somos Río Negro. Con consideraciones elogiosas, lo bajó. De paso descartó cualquier alianza con Cambiemos, por ende con el gobierno nacional como se especulaba desde algún sector de la UCR, siempre proclive a acercarse a las mieles de los despachos de Laprida y Belgrano en Viedma.
Definido el escenario político, encara la faena más dura del año, mantener la paz social. Para lo cual apunta a dos objetivos: por un lado y montándose en una nueva faceta que lo lleva a defender con energía el federalismo y por ende los derechos de la provincia con respecto a la Nación (tarea pendiente desde la época de Cristina Fernández de Kirchner), comenzó a reclamar por recursos o por la condonación de la deuda con el Estado nacional, en compañía con otros mandatarios provinciales que pusieron el grito en el cielo cuando Macri decidió otorgarle, a modo de reparación histórica, veinticinco mil millones de pesos a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal.
Por otro lado, Weretilneck va por la aprobación legislativa de un endeudamiento para obras publicas que comenzó siendo de quinientos millones de dólares, lo que habla de su magnitud, pero que será de unos cuantos millones menos. Para lograr disponer de esos recursos, que este año serán indispensables necesita de los dos tercios de los votos de la Legislatura y tras ese objetivo comenzó a andar. Esta semana, en el marco del plan de desarrollo “Gobernador Edgardo Castello”(herramienta aportada por el vice Pesatti) convoco a los Intendentes y Legisladores a Viedma con la intención de compartir el detalle de las obras previstas, en cada localidad. La idea, no dicha pero obvia,  es tentar a los Intendentes de la oposición, principalmente del Frente para la Victoria para que ejerzan presión sobre los legisladores que tendrán que votar oportunamente. Esta reunión se interpone a la convocada por Martín Soria para el fin de semana, en la que buscará cerrar filas para impedir que el gobierno llegue a los 31 votos en la Cámara y se haga del acceso al crédito para obras.
Tanto los objetivos del gobierno, mantener la paz social, esto es mantener los salarios al día y garantizar la prestación de los servicios básicos, como el acceso al crédito para obras públicas, le dan la razón a la mayoría de los encuestados, en el trabajo que describimos al comienzo, que dicen que en los años electorales, como el 2017, mejoran la mayoría de los índices.

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: