NTI

Apuntes de la semana

De NTI. El 28 mayo, 2017. En Actualidad, Destacado, Política, Río Negro. Tema: . 108 Vistas

La aprobación del Plan Castello por parte de la Legislatura provincial, le otorga al Gobernador Weretilneck, la posibilidad de llevar adelante el más ambicioso proyecto de obras públicas que la provincia haya tenido. En casi 60 años de historia, que inauguró el primer gobernador constitucional Edgardo Castello en el año 1958, no se ha contado con la posibilidad de llevar adelante semejante proyecto, que de materializarse en los términos en que fue aprobado significara algo así como una refundación de la provincia. Que asentada en el mismo proyecto geopolítico que pensara Castello y que continuaran, tanto Mario Franco ex gobernador peronista, como los gobiernos radicales hasta el 2011, mantiene características de una clara matriz desarrollista.
La flexibilidad que le permitió la envergadura del proyecto, hablamos de obras por más de 500 millones de dólares, hizo posible que los pedidos puntuales fueran atendidos e incorporados para su financiamiento. Con lo cual logro que la sola posibilidad de buscar los recursos para llevar adelante las obras, se transformara en los últimos días en la panacea, para Intendentes y dirigentes políticos, no solo oficialistas. Con lo cual se quebró cualquier intento de hacer abortar el proyecto como claramente intento la conducción del peronismo.
Con argumentos razonables sobre la imprevisibilidad del mercado como para saber a que tasa de interés se tomara el crédito o sobre la jurisdicción que se adoptara para cualquier litigio que surgiera, desde el peronismo fueron sintiendo como las distintas objeciones que plantearan fueron cayéndose, esto es la asignación de una porcentaje a los municipios, sin devolución, la creación de un fondo fiduciario que administre los recursos, como también la creación de una comisión de seguimiento y de asignación de prioridades que requiera de una mayoría especial y que tenga la facultad de priorizar obras, teniendo en cuenta el número final del endeudamiento, en caso de que haya que hacerlo.
Neutralizadas las objeciones y concediendo ante los diversos pedidos el oficialismo logro muchos más votos que los necesarios. El bloque del Frente para la Victoria voto dividido y Weretilneck se anotó un triunfo clave de cara al futuro.
Es que el peronismo es un partido político complejo, amplio y como tal contiene una diversidad de visiones y proyectos difíciles de unificar y mucho más si se lo quiere manejar como un instrumento al servicio de un objetivo en particular, como es la candidatura a gobernador de Martin Soria, a la vez presidente del partido. Y mucho más difícil es mantenerlo monolíticamente unido, sobretodo si, como se dice habitualmente en la jerga automovilistica, se pretende tomar todas las curvas a fondo. Así actuó la conducción del PJ desde el inicio del debate del Plan Castello. Un ejemplo, apenas hecho el anuncio por parte de Weretilneck, en una reunión del partido en Las Grutas (se decía por esos días que Weretilneck adelanto el anuncio del plan Castello por esa reunión que ya estaba programada) se tomaron varias definiciones que tenían que ver con el plan en si y además se avanzó en buscar disciplina en el bloque de legisladores para que llegado el momento votaran en conjunto con la amenaza de reeditar expulsiones del partido al estilo Carlos Soria.
La sesión de la legislatura se dio en un marco, que desde al día anterior se notaba denso. La legislatura vallada, para que no se acercara la gente al edificio. La CTA había convocado a una marcha en contra del endeudamiento y además ATE, el gremio más combativo de la provincia comenzó la jornada cortando los puentes que unen la capital provincial con Carmen de Patagones. Solo hizo falta que un grupo de manifestante lograron voltear una valla para que todo se fuera de las manos. Agresiones a policías, que dejaron un efectivo internado y varios heridos que en su repliegue recibieron palos y piedrazos, Manifestantes golpeados por la policía y otros afectados por los gases lacrimógenos, que también terminaron en el hospital Zatti siendo atendidos. Pero a diferencia de otras oportunidades el gobierno, hizo la denuncia en la justicia y aportó elementos de prueba que involucran a la dirigencia de ATE. La detención del secretario adjunto de los estatales, Aldo Capretti se enmarca en esa causa. El gobierno, además de denunciar públicamente los hechos de violencia fue a la justicia y le dio una vuelta de tuerca más al enfrentamiento con el gremio.

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: