NTI

Apuntes de la semana

De NTI. El 18 Junio, 2017. En Actualidad, Destacado, Política, Río Negro. . 42 Vistas

Una semana donde lo central de la política provincial se jugó en la Legislatura. La elección del Defensor del Pueblo y su adjunto y la inclusión en la misma oportunidad de la designación de un integrante del Tribunal de Cuentas, que reemplazara al renunciado Juan Huentelaf, fue el escenario diagramado por el gobierno para ampliar su marco de acuerdos con la oposición. Por un lado con los votos de los bloques minoritarios y una parte del peronismo, con Ariel Rivero al frente se cerró la fórmula para la Defensora del Pueblo. La actual segunda de Nadina Diaz, fue catapultada como Defensora del Pueblo, la viedmense Adriana Santagatti ocupara el cargo los próximos 5 años y la acompañara el roquense. Cesar Dominguez ungido por los Legisladores peronistas que acompañaron con su voto. Por otra parte y completando la operación de seducción, el reconocido economista Roberto Meschini , ocupara una de las vocalías del Tribunal de Cuentas, inaugurando la presencia de la oposición en el organismo de control provincial. Un paso adelante en la calidad institucional.
Obviamente las reacciones no tardaron en aparecer Martin Soria se despachó contra la designación de Meschini, tal vez, sin reparar en que fue elegido por unanimidad y que además, contradice una de las banderas que levanto su padre en la campaña que lo llevo a la gobernación, cuando prometía que los órganos de control estarían en manos de la oposición. Nicolás Rochas también mostró su enojo públicamente y en una improvisada conferencia de prensa puso blanco sobre negro, no hubo libertad de acción, los Legisladores Rivero, Iud, Maldonado y Holtz, que acompañaron al oficialismo y con su voto permitieron llegar a los dos tercios necesarios para las mencionadas designaciones, desobedecieron la decisión mayoritaria del bloque. Cómplices dijo.
Como sucedió en el mandato anterior con la renovación de los contratos petroleros y no hace muchos días cuando se aprobó el Plan Castello la grieta en el peronismo la abre y la profundiza nuevamente el poder y sus mieles.
Mientras, con el proceso electoral en marcha, se inscribieron las alianzas de cara a las PASO del 13 de agosto, que definirá quienes estarán en la consideración de la ciudadanía toda en el cuarto domingo de octubre.
Las alianzas se resolvieron más o menos como se esperaba, el Frente para la Victoria y sus aliados cerraron filas sin que la opción ultra K que genero la ex presidenta Cristina Fernández en la provincia de Buenos Aires llegara a Río Negro, aquí va a haber interna, María Emilia Soria por un lado y el legislador Mario Sabatella por otro. El gobierno y su Juntos somos Río Negro ratifico sus acuerdos con sus socios, mientras Weretilneck, mantiene in pectore quien será su candidato hasta las emana que comienza.
Quienes dejaron de compartir el espacio y dieron por finalizado su Frente Progresista fueron Socialistas y odardistas. De esta manera, nuevamente, la Senadora Magdalena Odarda será candidata a Diputada Nacional. En tanto, el Socialismo decidió presentar la candidatura de Luz Riera, médica de Cipolletti y docente de la Universidad Nacional del Comahue. Odarda vuelve a romper con sus socios, ahora con el Socialismo. El recorrido zigzagueante de Odarda a la luz de sus acuerdos y rupturas, la acerco a sectores del radicalismo en el 2015, para luego, dinamitar cualquier posibilidad de formar Cambiemos en la provincia. Rota la relación con sus ex socios, vía el Vicegobernador Pedro Pesatti, coqueteo con el gobierno provincial, con la íntima esperanza de que Weretilneck repitiera la decisión de no llevar candidatos al Congreso nacional y ser ella quien contara con el acompañamiento “por abajo” del gobierno y sus recursos. Weretilneck aborto esa posibilidad, JSRN llevara sus propios candidatos y le pincho el globo que inflaba la Senadora. Sin anclaje nacional, ya que el ARI es parte de Cambiemos en todo el país, esta ruptura con el Socialismo la deja sola en un escenario donde la agenda se nacionalizará. El recorrido de Odarda, trae a la memoria una definición de un ex Gobernador que decía, que cuando un dirigente zigzaguea tanto ideológicamente, la gente lo ve y luego lo castiga en la urna. El 22 de octubre sabremos si esa sentencia se cumple.
En las demás fuerzas el proceso avanza con algunas sorpresas, como la que tuvieron los armadores de Cambiemos, que el lunes en Cipolletti sellaron formalmente la alianza, que desde el 2011 no se podía conformar en la provincia. El radicalismo encabezara la lista de candidatos. Con esa definición la dirigencia, que ocupa los cargos en la conducción del partido, avanzo con el nombre de Lorena Matzen, ex presidenta de la Juventud Radical y presidenta del Comité de Allen. El operativo marchaba sobre ruedas, primero fueron las redes sociales, una agrupación de mujeres radicales que apoyaba y asi empezaban a aparecer apoyos tempranos a la candidatura de la joven. Lo que no estaba en los planes era la aparición de otra candidatura, como la irrupción del Intendente de Sierra Grande, Nelson Iribarren de querer participar en las PASO. No es menor la candidatura de Iribarren, que acompañado por otros cinco Intendentes y una heterogénea militancia que encuentra en un candidato, también joven y conocido la posibilidad de articular una propuesta electoral más atractiva que a diferencia del oficialismo partidario se pare claramente en el papel de oposición al Gobierno provincial y convoque a pensar el 2019 a partir de una buena elección este año. Los Intendentes se entusiasman y garantizan un piso alto. Estará en la inteligencia de la dirigencia radical resolver esta encrucijada y de cómo se resuelva depende mucho el futuro. O recupera la vertical, luego del catastrófico 3% del 2015 o se convierte en una versión actual del desaparecido PPR, que en su última década oficio de partenaire del poder de turno.

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: