NTI

Apuntes de la semana

De NTI. El 20 agosto, 2017. En Actualidad, Destacado, Opinión, Política, Río Negro. Tema: . 109 Vistas

Resulta difícil ubicarse en un solo lugar, cuando intentamos analizar el resultado de las elecciones, sobretodo de las PASO del ultimo domingo.
Podemos decir que voto el 71% del total habilitado esto es 392.108 ciudadanos emitieron su voto. De ese universo 154.090, lo hicieron por la fórmula que encabezo Maria Emilia Soria junto a Ramon Chiocconi y 72. 969 ciudadanos por Lorena Matzen y Sergio Capozzi, los candidatos de Cambiemos que quedaron en segundo lugar, terceros con 68.999 votos se ubicó el novel partido de gobierno, Juntos Somos Río Negro que hizo su debut con Fabian Gatti y Monica Balseiro como candidatos a diputados. Magdalena Odarda que encabezo, una vez más, la lista del ARI quedo en cuarto lugar con 47.984 votos, luego le siguieron el Frente de Izquierda de los Trabajadores con 14.791 votos que acompañaron la lista que encabezo el gremialista docente Aurelio Vazquez, el frente izquierda al Frente por el socialismo y el partido Socialista en quinto y sexto lugar respectivamente, completaron el cuadro de doble entrada que nos muestra los números fríos de la elección.
Esos números, impensados para el oficialismo provincial, que esperaba un mano a mano con el Frente para la Victoria Frio corrió por la espalda del Gobernador y los suyos, cuando el escrutinio daba por tierra el optimismo con que esperaban los resultados. Fue una sorpresa, nadie se esperaba quedar ocupando el tercer lugar en las elecciones.
El triunfo del Frente para Victoria fue tan contundente, que si la elección esta fuera la definitiva, estarían obteniendo los dos escaños en juego, ya que duplicaron los votos de Cambiemos.
Enumerar razones o causas del triunfo resulta difícil por la complejidad que el mismo tiene, que van desde el apoyo militante y comprometido al proyecto y/o a los candidatos hasta un voto castigo al gobierno y acá tenemos que desdoblar la respuesta. A quien se castigó? Al gobierno Nacional de Mauricio Macri, que por su parte resulto claramente respaldado por la mayoría de los argentinos, o fue un voto de castigo al gobierno provincial. Ahora bien, más allá de estas razones, es dable mencionar los meritos de los ganadores para logar el triunfo. Con un liderazgo claro y ratificado en esta oportunidad de Martin Soria que, al ser su hermana la candidata, pudo correrse del centro de la escena y acompañar. El armado de la lista fue otro punto fuerte del FpV, armónico diría Soria después y lo fue, con una mix de caras nuevas, una representación territorial amplia y conformada por candidatos con legitimidad en sus pueblos, Ramon Chiocconi, Sebastian Altamiranda y Ayelen Sposito son concejales en sus pueblos. Una campaña que que desde lo comunicacional busco el voto castigo tanto a Weretilneck, como a Macri, pero “despegandose” de Cristina Fernandez de Kirchner. Decidieron sacar las imágenes del matrimonio K de la boleta y darle un protagonismo total al apellido Soria. Los números le dieron la razón y son inapelables.
Mientras por el lado de Cambiemos, el resultado fue sorpresivamente bueno. El voto de confianza, que en general se le renovó al gobierno nacional, fue capitalizado por la alianza en Río Negro. Lorena Matzen, quedo apenas a menos de cuatro mil votos de lograr un lugar en la Cámara de Diputados de la Nación. Con la elección de este domingo la UCR, principal integrante de la alianza, recupero gran parte del acompañamiento de los rionegrinos que venía perdiendo desde el 2011 cuando dejo el poder. Con la performance de la última elección no logro superar el 3% y de hecho no pudo siquiera lograr un lugar en la legislatura a excepción de la ahora albertista Soraya Yahuar que llego por los votos circuitales, donde su hermana controla en Los Menucos el bastion electoral construido al calor del poder de turno. Lo de Matzen es sumamente valioso y no deja de ser un soplo de aire fresco en la política. Ninguneada en un principio, “la piba no mueva la aguja” repetían en las reuniones de gabinete provincial. Lo cierto es que se repitió la historia, de cada elección de medio término donde la presencia de la discusión nacional eclipsa lo demás. Esto será mucho más notorio en octubre y en eso descansa el optimismo que hoy muestran en Cambiemos. Basados en una mejora en la percepción que se tiene de la gestión nacional, que llevó a millones de argentinos a renovarle la confianza a un gobierno aun nuevo, que comienza a mostrar los primeros logros, incipientes aun, pero reales. Mejoraron algunos números claves, como el índice de inflación que muestra un descenso, comienzan a verse las obras anunciadas, que además de generar nuevos puestos de trabajo mejoraran la calidad de vida. Como ejemplo encontramos la construcción de una nueva planta depuradora de líquidos cloacales en Bariloche y así distintas obras de saneamiento que comienzan a ser realidad, tanto en nuestra provincia como en el país. Evitaron pagar el costo político de la Central Nuclear, pasaron “agachados” en esa discusión y el costo lo termino pagando el gobierno provincial.
Un Gobernador, exultante con el afán de realizar anuncios faraónicos, desde China en gira presidencial anuncio la instalación en la provincia de una central nuclear, disparo una reacción social inesperada primero, subestimada después y sobreestimada, ya con el resultado de las PASO.
Sin dudas, como decíamos, las intenciones y razones que componen el voto son variadas y complejas, pero puestos a intentar echar algo de luz sobre ello, podemos decir que el manejo comunicacional de la instalación dela central nuclear y la oportunidad de su anuncio fueron errores graves del gobierno y muy importantes a la hora de pensar el voto, sobretodo en la capital provincial, donde JSRN quedo en cuarto lugar, como en toda la zona este de la provincia.
La elección del candidato, luego de haber instalado otros nombres, pareció responder más a una estrategia que miraba principalmente a CIpolletti que a todo el mapa provincial. La sensación de que era un mano a mano con el Frente para la Victoria, sumado al archirrepetido dato de que Macri tiene un 70% de rechazo en la provincia, no hicieron más que peronizar el discurso de JSRN. La consecuencia la podemos observar en los numeros, Cambiemos de la mano de la UCR, paso del 3% e el2015 al 20% en esta elección y el partido del gobierno bajo en la misma cantidad de votos en relación al 2015. Por otra parte la mimetización del gobierno y su dirigencia con las practicas mas criticables y que llevaron a la UCR a perder el poder hace seis años atrás, también contribuyeron a darle razones a los electores que antes acompañaron al gobierno y ahora optaron por otras fuerzas. Sin dudas que la gestión de gobierno, desgasta y Weretilneck no es la excepción. Con la obra social cortada, habiendo suspendido los pagos a proveedores en los últimos días de la campaña, sin obra pública y con un discurso contradictorio donde los roles del policía bueno y del policía malo, como se dice, confundieron. Valga como ejemplo que el Gobernador por un lado buscaba la provincialización de la elección y su vice hacia profesión de fe Kirchnerista y cuestionaba a María Eugenia Vidal (un fenómeno electoral avasallante) por los fondos del Conurbano.
Ahora viene otra etapa, a dos meses de la elección definitiva, todo indica que la nacionalización de la campaña, ya sea por la presencia en los hogares de los grandes medios de comunicación, como por una tendencia histórica de votar a los candidatos más fuertes, va a favorecer tanto al FpV, como a Cambiemos. Mientras, el gobierno provincial, ahora tercero en discordia se ve sin respuesta, ensayando alternativas que van desde el voluntarismo de pretender aumentar una determinada cantidad de votos por localidad y así lograr un Diputado hasta, bajar la lista o buscar un acuerdo con el gobierno nacional, alternativas imposibles que evidencian la confusión que se vive en el oficialismo.

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: