NTI

Apuntes de la semana

De NTI. El 12 noviembre, 2017. En Actualidad, Destacado, Opinión, Política, Río Negro. Tema: . 63 Vistas

De cada uno de los principales actores podemos decir, que les cabe alguna de las características de la lectura filtrada por su visión del amor, que una amiga me dio estos días sobre la política rionegrina. En su descripción, dice que “la política en Río Negro, se parece al amor, ya que todos quieren a alguien que no los quiere a ellos, hay matrimonios atados con alfileres, y hay cónyuges que se quieren ir pero esperan que el otro los deje primero”.
Los partidos políticos y el gobierno, que en nuestra provincia funciona mas como un partido o por lo menos cuesta diferenciar a uno de otro, muestran en esta etapa conductas que le dan la razón a la particular visión que compartimos.
Superadas las elecciones, no hubo pausa. El 2019 parece que empezó al otro día de que el Peronismo perdiera un diputado que sentía que haba “ganado” en las PASO y Cambiemos logro arrebatárselo, gracias a la deserción de Juntos Somos Río Negro.
El resultado inauguro un escenario con múltiples aristas, de las que sobresalen algunas mas que otras. Por importancia institucional y peso electoral, el partido del gobierno, al desertar de la elección para elegir el diputado, beneficio, aunque sin habérselo propuesto desde el comienzo a Cambiemos y comenzó una etapa que lo baja del olímpo del 53% del 2015.
Envuelto en contradicciones y expuestas las limitaciones de su construcción política alrededor del Gobernador Weretilneck, el primer síntoma fue la tortuosa renovación del gabinete, le costo realizar los cambios, de hecho apelo en mas de un caso a empleados jerarquizados de la administración publica para cubrir cargos, no solo en las segundas y terceras líneas, sino también en la primera línea de fuego, como ocurrio en el Ministerio de Desarrollo Social, luego de su desdoblamiento.
La otra reacción del Gobernador, esperable en un primer momento, fue su acelerado acercamiento al gobierno nacional, lejos quedaron los planteos de autonomía y fortaleza, como cuando los mismos funcionarios que hoy contienen al gobernador, le propusieron ir juntos a las elecciones y descartó esa posibilidad. Como dice mi amiga, para los casos en que unos quieren a otros que no los quieren. En este caso paradójicamente, el presente nos muestra que los que antes querían, ahora ya no quieren y me refiero a Cambiemos que luego del resultado de las elecciones nacionales, descalifica cualquier posibilidad de acuerdo con Juntos somos Río Negro de cara al 2019.
La posibilidad de un acuerdo, entre estas fuerzas, no esta cerrado, porque la política no sabe de posiciones irreductibles, en los tiempos actuales. El debate esta, las mesas de arena se arman y desarman en el oficialismo que muestra, por primera vez divisiones importantes. La relación entre Weretilneck y su Vice Pedro Pesatti, es distante. Este ultimo, confeso admirador de Nestor Kirchner, opera de contención de las voces que dentro de JSRN, no aceptan ir con Macri y si bien estamos lejos de que se repita lo que se conoció, en la década del 90 como “grupo agenda”, es en la Legislatura donde se comienzan a dar acomodamientos que pueden desembocar en un espacio de poder interno que haga valer sus votos. Cinco o seis legisladores del oficialismo, son los que se afirman en su pertenencia ideológica al peronismo, argumento que esgrimirán en la discusión de la nueva ley de ART que pide el presidente Macri. La relación es distante, nadie da el primer paso para marcar diferencias. Como dice mi amiga “hay matrimonios atados con alfileres, y hay cónyuges que se quieren ir pero esperan que el otro los deje primero”.
Enfrente, el peronismo, que estuvo a punto de un triunfo contundente, nuevamente encontró en una jugada de Weretilneck, su limite y en lugar de Ramon Chiocconi, que acompaño a María Emilia Soria en la lista, la Diputada Nacional es Lorena Matzen de Cambiemos.
El protagonismo del Senador Pichetto, descoloca a muchos peronistas que hicieron de la oposición al gobierno nacional su profesión de fe. Pichetto, ultimo candidato a Gobernador, devenido en el principal aliado parlamentario del gobierno, genera contradicciones hacia adentro del peronismo rionegrino. Por un lado, instala la posibilidad de una candidatura suya a Gobernador y por otro le cierra el paso al kirchnerismo dentro del PJ. Quedo en claro cuando el Legislador Ariel Rivero, mano derecha de Pichetto le cuestiono al Diputado Doñate su pertenencia partidaria, si estaba en el PJ o en Unidad Ciudadana, el nuevo partido que armo Cristina Kirchner para las elecciones. Mientras esta discusión compromete a los representantes nacionales del PJ, Martin Soria, avanza en la consolidación de su liderazgo y candidatura a la Gobernación, sin involucrarse sabiendo que necesita de todos para llegar al gobierno.
Como en el amor, de acuerdo a la definición que nos acompaña, se mueven los alfileres que intentan cohesionar al peronismo provincial y se generan interrogantes que no podemos anticipar. Doñate avanzara en la conformación de unidad ciudadana en la provincia? Ese intento apunta a construir un nuevo espacio o a posicionarse de cara al armado dentro del Frente para la Victoria en el 2019 y disputar un espacio en las listas? Lo mismo vale para el caso del Pichetismo, aunque estos a diferencia de aquellos, tienen una importante inserción territorial y representación institucional, que les da un lugar preponderante en el armado del peronismo.
En tanto, Cambiemos ya se puso en campaña para el 2019 y hace una semana el PRO lanzo la candidatura de Sergio Wisky a Gobernador. Si bien el mismo 22 de octubre, en medio de la euforia de los festejos se mostró junto a Matzen lanzándose como candidato. Foto que le trajo los primeros reproches a la nueva Diputada, de parte de algunos correligionarios, que viven la política de acuerdo a la lógica amigo-enemigo aunque sea con los propios, cuando ven peligrar sus intereses. Cuestión que Matzen deberá superar en función de dejar atrás un radicalismo que fue la suma de proyectos personales, para encabezar un proyecto colectivo..
Fue en Bariloche, donde el PRO proclamo a Wisky como su candidato a Gobernador, ahora vendrá un encuentro en Las Grutas en el que Cambiemos discutirá los pasos a dar de aquí en adelante. Saben que tienen una gran oportunidad, que entre otras cosas depende de la inteligencia en la construcción de una alternativa de cara al 2019. En este caso no hay nadie que se quiera ir y esté esperando que los dejen primero, pero si hay muchos y son mas de lo conveniente que quieren a alguien que no los quiere a ellos. La política y el amor, dos caras de una misma moneda.

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: