NTI

Apuntes de la semana

De NTI. El 1 mayo, 2016. En Actualidad, Destacado, Opinión, Política. . 213 Vistas

La semana que termina será recordada por haber sido coronada con el primer paro al Gobierno Nacional. Las cuatro versiones de CGT que existen coinciden en reclamar el cese de los despidos, la modificación de las escalas del Impuesto a las Ganancias, la universalización de las asignaciones familiares, el 82% móvil para las jubilaciones y la garantización del derecho a huelga, en rechazo al protocolo de seguridad. Fue una advertencia para un Gobierno que en la semana recibió su primera derrota parlamentaria cuando el Senado aprobó con el voto de dos tercios de sus integrantes la denominada Ley antidespidos. Si bien los voceros gubernamentales salieron rápidamente a querer neutralizar el efecto de la gran movilización del viernes, diciendo que comparten las consignas de los trabajadores, no fue del todo creíble, sobre todo luego de la posición del Presidente de anunciar el veto a dicha Ley, no dejando lugar a la posibilidad de lograr un consenso con respecto al tema. La situación social tiende a ser más grave todavía ya que el gobierno no lograr contener la inflación y los costos en tarifas y transporte avizoran un futuro inmediato difícil para los asalariados y sectores de menores ingresos. Es cierto, y el gobierno lo destaca a través de sus voceros, que quienes convocaron al paro y adhirieron mientras duró el kirchnerismo negaban la inflación, el 82% móvil y no hablaban del impuesto a las ganancias, excepto Hugo Moyano y Luis Barrionuevo (quien no habló el viernes y compartirá el locro del 1 de Mayo con Mauricio Macri, por lo que recibió críticas del camionero). Pero aunque es evidente la contradicción de aquellos dirigentes, la movilización fue muy importante, ya que se basó en una sentida demanda de la sociedad que cada vez le exige más al gobierno. No se hace política para atrás, buscando las contradicciones. Si no, para adelante. Pensando en el futuro, que es de lo que tiene que hablar el Gobierno.
En nuestra provincia la Legislatura sesionó con iniciativas que no demandaron un mayor esfuerzo en ser aprobadas por la Cámara. Lo que si avivó la discusión y generó duros cruces fue justamente lo que no se trató.
El Frente para la Victoria pretendió, con el acompañamiento de los progresistas, que se declare la emergencia social por los hechos de femicidio. El oficialismo cerró filas en contra y dio por finalizada la discusión en Comisiones, rechazando la emergencia. La declaración de emergencia es una herramienta que permite agilizar las decisiones, exceptuando al gobierno de plazos y permitiendo la contratación de bienes y servicios de manera directa. En definitiva pone al gobierno a disposición de atender una determinada situación que por su gravedad y magnitud debe ser abordada de manera perentoria. El oficialismo reaccionó de manera paranoica y argumentó que de aprobarse dicha emergencia se estaría naturalizando el drama y que el tema no se resuelve sólo con este tipo de mecanismos, sino que requiere de políticas públicas más integrales destinadas a la prevención, atención y erradicación de la violencia de género.
Un error conceptual del oficialismo que al no habilitar la emergencia paga un costo político. La problemática es muy profunda y grave, tanto que supera en sus causas y consecuencias a un gobierno. Ellos mismo dicen en el comunicado de prensa que “se trata de un problema cultural, social y político complejo e histórico que recientemente se ha visibilizado como tal”.
El Frente para la Victoria ya con el partido ordenado y la conducción renovada comienza a mostrar su estrategia. Además de la discusión sobre la emergencia por violencia de género,  los Legisladores soristas solicitaron las renuncias de los Ministros de Turismo y Agricultura y Ganadería y Pesca, Silvina Arrieta y Marcelo Martin respectivamente. La primera por haber perjudicado a una mujer de 95 años en la compra de un terreno en Bariloche, hecho condenable éticamente, más alla de lo legal, adujeron. A Martin por incompatibilidad entre sus negocios y la función pública, al haber sido denunciado por el Gobernador de La Pampa de ser propietario de un feedlot en Río Colorado, sobre el que Nicolas Rochas, espada sorista en la Cámara, dijo: “se esta enriqueciendo”, poniendo en duda al Ministro.
También, y al igual que la semana anterior, el propio Martin Soria salió a pegarle al gobierno por la emisión de letras por 7oo millones de pesos. Fiel a su estilo lo acusó a Weretilneck de irresponsable, mal administrador e ineficiente.
Con posicionamientos duros el peronismo ocupó el lugar de fuerza de oposición que no estaba ocupando ningún otro partido y con una estrategia que en sus primeros trazos se asemeja a la llevada adelante hace ocho años por Carlos Soria, avanza detrás del mismo objetivo: la Gobernación para el Intendente de Roca.

En la Capital provincial el Intendente José Luis Foulkes puso en marcha una nueva etapa en lo que denominó “nuevo sistema de servicio público de recolección y de transporte hasta el sitio de disposición final de los residuos sólidos urbanos de la ciudad y El Cóndor”. La cooperativa Cotravili continuará prestando el servicio que contará, a partir del lunes 2 de mayo, con nuevos camiones que a su vez podrán ser monitoreados por internet por cualquier vecino y con mayores controles y exigencias de las que tiene en esta etapa que concluye. Conociendo la disconformidad de la sociedad con respecto a los residuos domiciliarios, Foulkes también trabaja con el Gobierno Nacional apuntando a una gestión conjunta con Patagones en relación a este tema. Son permanentes los reclamos que recibe el Intendente de parte de vecinos en actos publicos, en la calle y a través de las redes sociales, y espera que a partir de los mecanismos de control a implementar y el compromiso ciudadano de mantener limpia la ciudad se logre revertir esta situación.

José Luis González

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: