NTI

Apuntes de la semana

De NTI. El 3 marzo, 2018. En Actualidad, Destacado, Política, Río Negro. Tema: . 92 Vistas

José Luis González.- Tiempo atrás cuándo empezaba el mes de marzo, la actividad parecía explotar en los distintos ámbitos de la vida pública, el inicio de las clases cambiaba el paisaje en las ciudades y los guardapolvos blancos junto a otros estudiantes inundaban las calles con su ir y venir por las actividades escolares. En los últimos años esto cambió y lo que era previsible mutó en mesas de negociaciones, comunicados, congresos, declaraciones de guerra, en definitiva, en el típico conflicto entre el gobierno y los docentes que como este año ya sabemos, el calendario escolar se iniciará con dos días de paro.
El 15% de aumento salarial para el año que ofrece el gobierno es, a priori inaceptable para los representantes de los trabajadores que en coincidencia con las distintas consultoras privadas, universidades y otras organizaciones académicas pronostican un índice de entre el 20 y el 25% de inflación. La discusión está estancada, el alineamiento nacional de Weretilneck en cuanto a la negociación con los trabajadores públicos es vertical y no se sale del 15% de aumento. Aparece como una alternativa acortar los plazos del incremento con la incorporación de una cláusula gatillo que se dispare automáticamente al ritmo de la inflación, similar a lo que sucedía en los años 90. No será sencillo acordarlo, la Ministra de Educación Mónica Silva ya anunció que descontaran los días de paro y es probable que el escenario del conflicto se estire en el tiempo, repitiendo lo que por estos años es la norma.
En la misma situación están todos los trabajadores del Estado, ya que la misma propuesta fue formalizada, en una nueva etapa inaugurada con el reconocimiento a ATE como interlocutor del gobierno a esta organización gremial y a UPCN. Como era de esperar ninguno la aceptó y también se esperan medidas de fuerza.
Donde la actividad, al igual que todos los años comenzó con las mismas características de siempre fue en la Legislatura que recibió al Gobernador Alberto Weretilneck para que inaugure el periodo ordinario de sesiones. Con un extenso discurso que duro unas cuatro horas, repaso las acciones de cada organismo del Poder Ejecutivo, se refirió a las obras del Plan Castello que comenzaron a ser licitadas y que es la panacea de su gestión. Hablo de la relación con el gobierno nacional a la que califico de respetuosa y basada en el dialogo,” ni subordinación ni aislamiento”, dijo intentando marcar diferencias con el anterior gobierno. Y entre otro de los puntos importantes se refirió a la presión del gasto en personal que asciende a casi un70% del total, esto en medio de una negociación salarial, mas allá de la promesa de que la reducción del gasto salarial deberá estar en su optimización y hablo de retiros y jubilaciones, no deja de marcar la cancha de una negociación difícil. Si bien puede ser suspicaz la lectura, realizó un planteo político confrontando dos formas o modelos Un Estado presente o indiferente. El debate es democracia o violencia, es respeto o agravio. Federalismo o aislamiento. Planificación o improvisación. Participación o autoritarismo, Lo primero es nuestro Gobierno, el resto queremos debatirlo con toda la sociedad rionegrina.” Ese resto que dice, coincide con los distintos adjetivos que Weretilneck viene utilizando para calificar a Martin Soria y su gestión en la Intendencia de General Roca. No lo nombró, pero continuo pegándole como viene haciendo.
La presencia de los legisladores provinciales, Intendentes, Comisionados de Fomento y de todos los funcionarios del Poder Ejecutivo en Viedma, sirvió de entorno para que el Gobernador, aprovechara y activara la puesta en funcionamiento de su partido Juntos Somos Río Negro. Primero fue un almuerzo con el bloque de legisladores, luego la postergada inauguración del local partidario en una tranquila y coqueta zona de la capital provincial apenas a 100 metros del Río Negro en la zona céntrica. Cancelada cualquier posibilidad de continuidad, el Gobernador pensando en el 2019, dejó a sus principales figuras con mayor potencial electoral que fueran quienes hablaran en el acto, Pedro Pesatti y Alejandro Palmieri.
En la Capital provincial, Jose Luis Foulkes, hizo lo propio y dejó inaugurado el periodo ordinario de sesiones del Concejo Deliberante. Con un discurso conciso tomando a palabras de la nueva presidenta del bloque de la UCR Paola Casadei planteó cuestiones que pasaron fundamentalmente por la inversión via el gobierno nacional y provincial, Plan Castello mediante con lo que pondra en condiciones las calles de la ciudad. Y la puesta en funcionamiento del sistema de disposición final de residuos GIRSU, denotando una falta de acción y protagonismo que destacó la Concejal del FpV Evelyn Rousiot. Con una gestión dividida, la salida de Laura Ramos del gabinete municipal, no hace más que transparentar diferencias profundas que nacieron con el proyecto mismo.
Más allá de que Dario Berardi, presidente de la UCR haya respaldado el deseo de Foulkes de ser candidato a Gobernador en el 2019, lo cierto es que la gestión municipal, otrora espacio de construcción y conducción más horizontal hoy se verticalizó definitivamente con el Intendente. La declaración de Berardi, Inevitable por cierto, no debilita el acuerdo con Wisky cada vez más sólido que incluso comienza a generar sus anticuerpos. Sartor, la otra para del trio aprovecha la inevitable declaración de Berardi para soliviantar a la dirigencia del radicalismo del interior. Viscisitudes de un acuerdo sostenido por las ambiciones de cargos y el mandato nacional. En ese orden.

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: