NTI

Apuntes de la semana

De NTI. El 12 junio, 2016. En Actualidad, Destacado, Opinión, Política, Río Negro. Tema: . 266 Vistas

El “número uno”, “el quía”, Alberto, “el goberna”, de estas y de otras maneras lo nombran. Con palabras que lo ubican en el lugar privilegiado de conductor indiscutido, ocurre con su entorno, cada vez que hacen referencia al Gobernador. Acompañan estas definiciones alegatos del tipo, “es incansable”, “se acuerda de cada lugar y de cada persona que visitó”, “no para”. Nada muy original si se quiere. Basta haber conocido otros Gobernadores en sus mejores momentos y diríamos, esta película ya la vi.
Si bien, en el reconocimiento y la consideración de los suyos encontramos similitudes con otros mandatarios, Alberto Weretilneck a diferencia de sus antecesores no ha buscado un gran proyecto que cruce su gestión y que le dé una impronta particular, no hay un proyecto de provincia original, fundante de una nueva época. Las razones, no las conocemos. Pero su estilo pragmático lo ubica por fuera, evitando cualquier “atadura” tanto ideológica como orgánica o formal.
Un outsider de la política, que fiel a su estilo avanza muchas veces en contradicción con su propio gobierno. Un ejemplo; hace pocos días, pescadores deportivos de Viedma molestos por la presencia de lanchas que utilizaban redes para pescar en la costa, salieron a través de los medios de prensa y las redes sociales a repudiar la presencia de esas lanchas extrañas, el reclamo logro el acompañamiento y la adhesión de muchos vecinos que condenaron el hecho, compartiendo sus argumentos de que estaba en riesgo la pesca deportiva y se temía que terminaran con el recurso. Desde el organismo responsable se defendió la decisión manifestando que la incursión de estas lanchas tenía que ver con un estudio del fondo de la desembocadura y del comportamiento de las especies. El malestar se multiplico a través de las redes sociales y lo que podría haberse encausado entre funcionarios del Ministerio de Agricultura, ganadería y pesca y los pescadores, en un marco de discusión que buscara la resolución del conflicto fue resuelto por el gobernador en persona. Que no solamente suspendió el estudio que había definido el área de pesca, si no que posó en una foto con un par de pescadores deportivos, mostrando un cartel que decía “No a la pesca de arrastre”. Weretilneck, le puso su sello.
El estilo del Gobernador, nos lleva a preguntarnos si además, hay un equipo de gobierno que con gestión y capacidad esté en condiciones de afrontar la etapa que se viene. Y vamos a otro ejemplo; la provincia, al igual que las demás, evidencia un gravísimo déficit sanitario que requiere de una urgente solución. Tratamiento de líquidos cloacales, ampliación de plantas potabilizadoras, tratamiento de los residuos conforman un coctel insoportable que para solucionar hace falta financiamiento. Hoy es posible recurrir a los organismos internacionales por fondos para estas obras y aquí nos surge la pregunta, el gobierno cuenta con los proyectos necesarios, técnicamente válidos, para lograr esos fondos? Si los tiene sería bueno que los haga conocer. Es bueno que el gobernador recorra, que no se canse, que como dice el slogan de su gestión, este en cada lugar siempre. Pero solo con eso no alcanza.
Ya resuelto el armado de su nuevo partido Juntos somos Río Negro, la militancia oficialista se lanzó a nutrir sus bases en cada ciudad, motivados y motivando con las mieles del poder, una forma, un estilo, que ya lo vimos con el radicalismo, como también hemos visto muchas de las caras que aparecen en las convocatorias oficialistas.
Es el partido del Gobernador y el poder seduce, la presencia de Weretilneck es central en cada mesa de arena en la que se diseñe el futuro político y sus escenarios en la provincia.
Buscado por todos, mantiene con media palabra al gobierno nacional que lo ve como la figurita más difícil. El gobernador maneja los tiempos, por un lado instalando tímidamente su “no inhabilitación constitucional” para ir por otro mandato y por otro esperando resultados de la gestión de Macri. No es lo mismo ser parte de un armado político si le va bien a Macri, que si le va mal. Como tampoco es igual contar con representantes en el Congreso Nacional, que no tenerlo, como sucede actualmente. Y de cara al 2017, más cerca de lo que parece, comienzan a definirse lugares. Pesatti Diputado Nacional, es la apuesta. El vice busca instalación provincial y una candidatura a Diputado Nacional, vaya si se la daría. Los hombres más cercanos al Gobernador la ven con buenos ojos, sobretodo Facundo López, el más cercano a Weretilneck, que se transformaría Presidente de la Legislatura provincial.

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: