Diario Río Negro

Arroyo, imputado por “desobediencia judicial”, citado a la justicia

De Diario Río Negro. El 15 abril, 2015. En Policiales y judiciales, Río Negro. Tema: , . 370 Vistas

El ministro de Desarrollo Social de Río Negro, Ricardo Arroyo, fue citado a declarar en calidad de imputado para el 29 de este mes. Así lo dispuso el juez penal de Viedma, Favio Igoldi, al hacer lugar al pedido del fiscal Hernán Trejo.

Arroyo, quien el viernes próximo dejará el ministerio para dedicarse a la campaña como candidato a legislador, deberá comparecer bajo la imputación del delito de “desobediencia judicial”, ante la demora en responder a los pedidos de informes formulados por Trejo en la causa que investiga presuntas responsabilidades de funcionarios al frente de los organismos que deben contener y proteger a los menores de edad en situación de vulnerabilidad social.

El expediente es un desprendimiento de la causa penal que investiga presuntos hechos de corrupción de menores y prostitución infantil en esta capital.

Ante la falta de respuestas del ministro a los pedidos de distintos informes, el fiscal Trejo lo intimó para que respondiera en un término de 72 horas. Pero según la imputación, Arroyo recién respondió dos días después de vencido el límite del plazo impuesto.

Esta nueva causa se inició luego de que la Justicia Federal archivara por falta de pruebas una denuncia por presunta trata de personas y enviara copias de lo actuado a la Justicia provincial “ante la posibilidad de una situación de desamparo o de incumplimientos funcionales”, según se señaló oportunamente desde el fuero federal. El tema fue derivado al fiscal Trejo, quien también investiga otro caso procedente de una denuncia penal formulada por una defensora de menores de Cipolletti a causa de la derivación, de parte de Desarrollo Social y sin orden judicial, de una adolescente de Viedma a la ciudad valletana. A los efectos de una mayor celeridad, Trejo habría dispuesto separar esas causas e imputar a Arroyo por la demora de los informes en relación a los programas que implementa Desarrollo Social para la contención de menores en situación de abandono social.

Jóvenes madres denuncian abandono del Estado

En total abandono por parte del Estado quedaron los beneficiarios de los planes “Néstor Kirchner” que implementó el ex ministro de Desarrollo Social, Ernesto Paillalef y que desactivó el actual titular de la cartera social, Ricardo Arroyo.

El dirigente de Movimiento Evita, en su paso por el Ministerio creó esos planes con la referencia de lo que a nivel nacional constituyen los planes “Argentina Trabaja” y otros incluídos en las políticas de la Economía Social y Familiar, que permiten la subvención de pequeñas cooperativas para el cumplimiento de tareas en los barrios, bajo la concepción de que el trabajo permitirá la exclusión.

Con esos aportes Paillalef logró asistir a un centenar de jóvenes en Viedma durante 2013 y se proponía una segunda etapa incorporando mayores desembolsos en 2014, articulando con otros Ministerios para que contrataran a esos pequeños grupos de chicos y chicas que estaban complementamente desocupados y en grave riesgo social.

La nueva gestión dejó a toda esa gente en sin contención. “Inicialmente tuvimos alguna presión en el Ministerio, vinieron a reclamar, se encadenaban, pero después pasó”, recuerda un operador que sigue cumpliendo funciones en la cartera. Justamente, una de las que se reclamó fuertemente fue Violeta, una de las jóvenes que entrevistó “Río Negro” y que sufre la completa desprotección del Estado.

Violeta tiene 24 años y una nena. Junto a Rocío de 21 -también con un hijo-, Silvana de 27 –con tres-, otra Rocío de 19 embarazada, Daiana de 25 con dos hijos, Belén que estudia y María de 28 con dos, viven en el barrio Lavalle y buscan una alternativa para salir de la situación en la que se encuentran.

“Nosotros estábamos en los planes Néstor Kirchner, nos ayudaban a armar cooperativas de mujeres y teníamos que limpiar baldíos, o hacer trabajos en el barrios, pero desde que llegó Arroyo todo eso quedó en la nada”, cuenta Violeta.

Presentaron proyectos para conformar cooperativas de limpieza o para realizar panificaciones “pero todo está cajoneado y no avanza”, dicen la chicas que apenas tienen para darle de comer a sus hijos. Reciben la asignación universal, la tarjeta de seguridad alimentaria y nada más.

“No queremos que nos regalen nada, queremos trabajar”, repiten. Pero los funcionarios del Ministerio a los que recurren sólo responden con evasivas. Las jóvenes atraviesan situaciones de extrema vulnerabilidad. Algunas tienen sus parejas detenidas, otras sufren complicaciones de salud, además deben alimentar a sus hijos y día a día buscan la manera de subsistir. Provienen de hogares desintegrados con antecedentes de violencia tremendos y sin un horizonte claro que les permita soñar con un futuro mejor, ya no sólo para ellas, sino también para sus hijos.

El Estado rionegrino, en el último año y tres meses, las dejó literalmente abandonadas a su suerte, como a decenas de otras personas que observan con indignación como los gobernantes hacen caso omiso de sus extremas necesidades.

 

Fuente/Autor Diario Río Negro

Diario Río Negro

Diario de la provincia de Río Negro (www.rionegro.com.ar)

Ver otros artículos de Diario Río Negro

Comentarios sobre esta nota: