NTI

Avistaje de aves en Río Negro, una práctica turística en crecimiento

De NTI. El 20 febrero, 2014. En Río Negro, Turismo. Tema: , . 1072 Vistas

Los valles que costean el curso del río Negro, la costa Atlántica, la meseta o la zona Andina, con Bariloche y El Bolsón son destinos óptimos para los expertos o principiantes de la actividad.

Cualquiera día de tus vacaciones podes optar por a práctica de birdwatching, tturismo ornitológico o avistaje de aves, actividad que te permite en Río Negro, observar e identificar aves en sus hábitats naturales. En Argentina, se contabilizan 100 destinos con posibilidades de observación de aves y el 50 por ciento se ubica en la Patagonia.

Binoculares en mano, ropa cómoda y cubierto del sol, son las recomendaciones para concretar una salida. Cámara fotográfica en mano y tiempo a disposición algunos de los requisitos para realizar observación de aves silvestres en libertad, una actividad que ofrece diversas aristas como caminatas al aire libre, salidas grupales, disfrute, contemplación de la naturaleza, actividad física, y la expresión artística a través de la fotografía.

Una vez en el terreno, la tarea es observar e identificar las aves por sus diferentes características, cantos, plumaje y nidos, entre otras cualidades. Mientras se observa a través de la cámara las aves de cada región, grabamos también esas imágenes incomparables, sin molestarlas ni entorpecer la quietud o vuelo.

Los observadores o denominados birdwatchers, recorren el mundo capturando pájaros. Es una caza simbólica donde toman fotos, graban sus sonidos y anotan sus características en un registro especial.

La Argentina tiene un lugar privilegiado en el escenario turístico del mundo y en este contexto es considerada un destino de observación de aves. Los lugares preferidos para la práctica de esta actividad son principalmente las áreas naturales protegidas como parques nacionales, reservas y áreas específicas de hábitat.

Este producto, nuevo para la provincia de Río Negro permitió que hasta el momento se hayan instalado avistaderos en la margen del río Negro, en la región del alto y medio valle. El relevamiento de especies de todo el curso del río, arrojó información sobre más de 100 especies de aves que habitan en este sector. Una cifra aun mayor se contabilizó en la zona del balneario El Cóndor sobre la costa Atlántica. También se ha posicionado como destacado sitio de avistadero la bahía San Antonio, lo que permite disfrutar de su observación y mejorar su protección. La cordillera ofrece sus diferentes especies con solo hacer una visita a la zona Andina o al poblado o alrededores de El Bolsón.

El avistaje de aves es una actividad turística en crecimiento tanto en nuestra provincia como a nivel mundial. Si bien esta actividad era practicada exclusivamente por turistas especializados, se ha notado un cambio importante y está creciendo la popularidad en los mercados locales. Esta tendencia favorece la promoción y por medio de ella, también la protección y conocimiento de la fauna regional.

El Avistaje de Aves, se puede disfrutar como una experiencia incomparable, en un paisaje inigualable, reteniendo en nuestra vista las diferentes especies transformando esa impresión a la mejor imagen de nuestras vacaciones.

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: