Diario Río Negro

Chevron descubrió Shale Oil en El Trapial de Neuquén

De Diario Río Negro. El 24 marzo, 2013. En Argentina, Destacado, Economía, Patagonia. Tema: , , . 1771 Vistas

La empresa Chevron comenzará a extraer en dos semanas su primera producción de shale oil. Lo hará aquí, en El Trapial, el yacimiento estrella de la provincia, y desde su primer pozo no convencional en la Argentina, que lleva el número 2001 y está ubicado al pie de una formación que los lugareños bautizaron Barda de los Vampiros.

Ojo, no hay que andar con ajo ni con estacas, sucede que hay en la barda cuevas en las que se resguardan murciélagos particularmente grandes.

La firma estadounidense abrió esta semana las puertas de El Trapial, como decíamos, el principal yacimiento de crudo de Neuquén y el segundo del país detrás del chubutense Cerro León.

En El Trapial hace unos meses comenzó el declino de un sector particularmente rico, denominado El Porche, y que si bien mantiene niveles de producción altos ve que su destino es una inexorable baja de la curva. Por eso, la apuesta mayor está en los resultados que se puedan obtener en las tres perforaciones no convencionales en marcha, que se instalarán en la formación geológica Vaca Muerta. En quince días, explicaron desde la empresa, el pozo 2001 estará produciendo mientras está listo el 2002 y se avanza por shale gas en el 2006.

El Trapial junto a El Portón (de YPF en Buta Ranquil) están considerados como yacimientos modelo en todo el país, las normas de seguridad se respetan a rajatabla y se repiten casi al mismo ritmo que cabecean las cigüenas que extraen el petróleo de El Porche.

El Trapial es como una pequeña ciudad de orden helvético donde se asegura que será premiado aquel que denuncie cualquier mínima imprudencia que signifique un también mínimo riesgo. Aunque sea un jefe de Houston.

La empresa norteamericana tiene una producción diaria de 3.530 metros cúbicos de petróleo. Cada vez más lejos de los 10.500 que lograba 2002 pero mejor que los números de 2005, cuando asomó El Porche. Por eso, lo que provea Vaca Muerta, ubicada a lo largo y lo ancho de estos 397,5 kilómetros cuadrados de concesión será vital para el futuro del yacimiento donde, además, se espera el año que viene comiencen ensayos de recuperación terciaria, una suerte de limpieza profunda de una roca que dio petróleo por surgencia en una primera etapa, que aflojó otro tanto con el agua de la recuperación secundaria y donde se prevén detergentes y surfactantes para cerrar el ciclo.

Un dato que sirve para tener una idea de cómo son los esfuerzos en búsqueda de petróleo: se necesitan diariamente 50.000 litros de agua para lograr 3.530 metros cúbicos de crudo.

Con todo, Chevron Argentina –que hasta aquí había sido hermética hacia el público, más allá de la fabulosa producción y los buenos aportes al estado (293 millones de dólares en concepto de impuestos, tasas y regalías)– vive su propio infierno, justo en el momento en que asociada a YPF había avanzado en proyectos de desarrollo de Vaca Muerta en busca de recursos no convencionales. Es que a fines del año pasado, un juez porteño hizo lugar a un pedido de embargo solicitado por la justicia de Ecuador y desde entonces la filial argentina no dispone del 40% de sus activos. Esos activos están congelados.

El juicio, por el cual Chevron Corporation pelea en todos los frentes, es por 18.700 millones de dólares y aunque su legalidad se debate incluso en la corte de La Haya condiciona el futuro de la compañía en nuestro país. Ni todo el petróleo de El Trapial de aquí a 2032 (cuando termina la concesión) alcanzaría para pagar semejante deuda.

Con el fervor de predicador y precisión de cirujano, Jimmy Craig explica que la contaminación la hizo Texaco, que Chevron (que nunca operó en la selva ecuatoriana) compró los activos y carga con las culpas y el “fraude” de la justicia de aquel país que arrincona al gigante petrolero.

Craig es un periodista que se ha especializado en el tema y trabaja para Chevron Corporation. El problema es que existe un acuerdo de reciprocidad entre Argentina y Ecuador que resguarda y fundamenta el fallo del magistrado argentino. Entonces hay varias batallas por delante, y en Argentina Chevron espera llegar a la Corte Suprema. Si hay algo que pagar que lo pague la casa matriz.

Con todo, en fuentes cercanas a la industria se comenta que Chevron Argentina mantendrá inversiones y actividad por lo menos un año “hay espaldas” para ello pues ninguna empresa puede resistir in eternum un recorte del 40%. Se asegura que Houston no está tan convencido de la estrategia pero que hay crédito para Alí Moshiri el hombre clave para los negocios difíciles, máximo representante de Chevron para América Latina y África, el iraní amigo de Miguel Galuccio, el CEO de YPF.

La apuesta es complicada pero el premio promete mucho.

Chevron conoce al dedillo los secretos de la roca madre en Estados Unidos y sus técnicos y geólogos desde hace tiempo espiaban el potencial de Vaca Muerta. Tiene dinero, conocimiento y fierros. YPF mucho de lo segundo, y un poco de lo tercero. Compensa con los mejores cortes de la formación geológica de la que todos hablan.

Por lo pronto, Chevron cuenta con dos pozos no convencionales perforados y avanza con el tercero, con una inversión total de 50 millones de dólares. Es la primer apuesta para lograr el shale oil de Vaca Muerta, como que el asoma junto a Barda de los Vampiros.

Ag nqn Visita al Yacimiento El Trapial de la empresa Chevron foto mat

La era “shale” en un lugar a 50 kilómetros de Rincón

El yacimiento que más petróleo produce en la provincia está a unos 50 kilómetros de Rincón de los Sauces donde cuenta con un hotel donde descansan los empleados de las contratistas. El vínculo por terrestre es casi tan normal como el aéreo pues diariamente una empresa realiza traslados entre el aeropuerto Juan Domingo Perón de Neuquén y el que Chevron tiene en El Trapial.

Este año, el escenario es particularmente verde como consecuencia de las lluvias que han caído sobre la zona, sobre todo la del 13 de enero que incluso afectó instalaciones.

El agua es particularmente dura (6 o 7 gramos por litro) y es por ello que para realizar las fracturas hidráulicas hubo que transportar 70.000 metros cúbicos desde el río Colorado, que fueron depositados en una enorme pileta recubierta por una gruesa protección plástica. Casi una cuarta parte del agua se usará para la próxima fractura (en el pozo 2006) mientras que el flow back (el agua con químicos ya utilizada) se está inyectado a los denominados pozos sumideros a unos 3.000 metros de profundidad de acuerdo a las normas establecidas por la provincia.

La empresa norteamericana es la primera en abrir la puertas de una yacimiento shale a la prensa, detallando cada una de sus acciones.

Fuente/Autor Diario Río Negro

Diario Río Negro

Diario de la provincia de Río Negro (www.rionegro.com.ar)

Ver otros artículos de Diario Río Negro

Comentarios sobre esta nota: