redaccion3

Deportivo Roca-Cipolletti. Otra vez la violencia fue protagonista.

De redaccion3. El 28 marzo, 2016. En Actualidad, Alto Valle, Deportes, Río Negro. Tema: , , , . 810 Vistas

General Roca.-Otra tarde con gusto a poco para Cipolletti que en el Luis Maiolino tuvo viento a favor para quedarse con la victoria ante del Deportivo Roca, pero no supo definir y sobre el cierre estuvo a punto de perderlo por el penal que erró Fernando Fernández para el local.

El Albinegro fue más en las llegadas claras sobre los arcos, pero Facundo Crespo volvió a encolumnarse entre los mejores arqueros de la categoría al tapar una y otra vez diferentes intentos a Cristian Taborda, Maximiliano Carrasco y Gustavo Del Prete, todas en el primer tiempo.
La primera fue a los dos minutos, cuando el 9 probó de emboquillada y el 1 retrocediendo pegó el manotazo al tiro de esquina. A la salida de esa misma jugada, se hizo gigante ante el cabezazo del Del Prete sin mucha fuerza, pero desde pocos metros.

Y a los 29 descolgó la pelota del ángulo ante el disparo de Carrasco, ingresando solo por la derecha del ataque visitante.

Ese pudo haber sido el golpe de efecto definitivo a un partido que casi siempre le fue favorable al visitante, sobre todo después de los 16 mundos cuando Luciano Roberti se pasó de fervor y golpeó a Gastón Valente ante la vista del árbitro que le mostró la roja.
En inferioridad numérica, Diego Landeiro apostó en ofensiva a lo que Jonathan Morán y Joaquín Cabral pudieron generar, que se resumió a un par de cabezazos altos sobre el travesaño en jugadas de pelota parada.

Y antes del descanso, a los 38, Crespo le volvió a ganar el duelo a Del Prete y llegó el cierre salvador de un defensor naranja para despejar la pelota en la línea.
Henry Homann sacó a Lucas Mellado antes de que el 5 vea la roja ante tanta reiteración de faltas y apostó al ingreso de Germán Weiner. Del otro banco contestaron con el ingreso de Franco Crespo antes del descanso. Con la premisa de ser paciente y mover la pelota, a Cipo se le fue consumiendo el complemento. De nuevo Crespo estuvo brillante a los 7 para ahogarle el cabezazo a Taborda, y a los 11 Weiner no pudo enganchar la pelota que le sirvió Jorge Gaitán, tras un gran desborde del 10 por la derecha.
Replegado, Roca se fue sintiendo cada minuto más cómodo en defensa, achicó espacios y no dejó de creer en alguna contra. Entre algunas pelotas dentro del área roquense que los atacantes cipoleños nunca terminaron de concretar se fue yendo el partido y, a los 39, Taborda emparejó el final viendo la tercera roja personal en la temporada.

Alejandro Ortiz ya estaba en la cancha a esa altura y con su velocidad sacó a correr a Carrasco desde la mitad de cancha, sufriendo la infracción del mediocampista cuando el ex Cipo pisó el área. Correa, de buen arbitraje, no dudó, sancionó penal y echó al 8.

Fernández se hizo cargo de la acción, pero ante Nicolás Caprio dudó al momento de cruzar la pelota, tanto que la terminó tirando sobre el travesaño, sellando el 0 a 0 final que profundizó la paridad en los clásicos y le dio tiempo a la sinrazón posterior de los hinchas.

El primero en caer producto de la violencia de la parcialidad local fue Jesús Vera, y casi de inmediato Gustavo “Tuti” Del Prete. Los proyectiles arrojados desde la popular local que da a la calle Buenos Aires, lamentablemente alcanzaron los objetivos.

Los dos jugadores cortados, asistidos por los médicos sobre el sintético, la ambulancia dentro del campo, y a su alrededor los cruces verbales incesantes entre jugadores, asistentes y dirigentes de ambos equipos. Lo que siguió fue digno de un proceso autodestructivo entre dos clubes que se necesitan, y mucho, para sobrevivir en el difícil fútbol del ascenso del interior.

Gente de Cipolletti acusando a los anfitriones de no cuidarlos, situaciones de mucho nerviosismo y gestos de venganza para “cuando vayan a la Visera”.

Los de Roca no entendiendo cómo su propia hinchada provocaba un acto que podría traer muchas consecuencias negativas para el club.

Por otro lado, está claro que el operativo policial falló por completo. La policía, con 60 efectivos afectados al operativo, primero no pudo impedir el ingreso de público visitante a la popular de la calle Uruguay, ni tampoco escoltó a los jugadores visitantes en su retirada a los vestuarios.

A Vera, muy mareado, se lo vio con una herida sangrante en la cabeza. Del Prete en tanto, tenía una herida a la altura del pómulo derecho que se le inflamó de inmediato. Cuando ambos jugadores ingresaron a la ambulancia, los médicos de los dos equipos constataron las lesiones de Vera y Del Prete y se labró un informe que quedó en poder del árbitro Correa.

Ahora comienza otra historia. Este lamentable incidente le puede llegar a costar demasiado caro a la subcomisión de fútbol del Depo. Mientras sus integrantes se desdoblan en tareas para mantener la marcha federal a flote, sus propios hinchas se empecinan en hacerlo naufragar

Fuente/Autor redaccion3

redaccion3

Ver otros artículos de redaccion3

Comentarios sobre esta nota: