Agencia Telam

“Con YPF en manos privadas el país empeñaba el presente, el futuro y destruía el pasado”

De Agencia Telam. En Argentina, Destacado, Economía, Videos. Tema: , . 542 Vistas

El jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina sostuvo además que la difusión del Informe Mosconi sobre la documentación de Repsol en YPF, “abre un nuevo capítulo en información pública en Argentina”.

Abal Medina participó junto al viceministro de Economía, Axel Kicillof; el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao y el abogado especialista en información pública,Damián Loreti, de la presentación del informe que la intervención estatal realizó durante tres meses (entre abril y julio) en la empresa petrolera.

Kicillof, por su parte, destacó la “batería de medidas que ha tomado el gobierno nacional para atender el problema energético”, y señaló que ya “empezó a revertirse la tendencia a la caída de la producción de hidrocarburos”.

En su exposición, Abal Medina subrayó que el gobierno nacional “ha sido desde el principio un firme defensor de la información pública” y que “en Argentina no hay más espacio para el ocultamiento y el secreto”.

También fustigó los “inventos” que surgen desde “la cadena ilegal del odio y de la bronca”.

“Quieren que nos sintamos avergonzados, cuando es exactamente al revés. Cuando los maleducados son ellos, los que van con odio, los que gritan, los que insultan, los que faltan el respecto en forma indigna para cualquier ser humano y más para la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner)”, sostuvo el funcionario.

Según Abal Medina, el Informe Mosconi muestra “cómo se afectaba el futuro de los argentinos” por parte de “una empresa que hacía maravillosas campañas publicitarias, pero cada vez invertía menos, producía menos y a la vez ganaba más plata”.

“Se afectaba así un patrimonio simbólico, material de todos los argentinos y se comprometía el presente, el desarrollo, el crecimiento y los puestos de trabajo”, agregó el jefe de Gabinete.

Al defender la decisión de dar a conocer el informe, Abal Medina señaló que “este Gobierno ha sido desde el principio un firme defensor de la información pública, desde la regulación y construcción participativa de normas, pasando por la publicación de leyes secretas, de informaciones que tienen que ver con Terrorismo de Estado y el informe Rattenbach, sobre lo que ocurrió en la Guerra de las Malvinas”.

Por su parte, Kicillof criticó lo que denominó como el “ejército de alcahuetes que aplaudía de pie a un capital privado (como Repsol) que estaba destruyendo a la compañía, y con ella, con ser tan estratégica, al futuro de la Argentina”.

Kicillof dijo que en los años 90 “se convirtió a YPF en un instrumento para la valorización financiera y para la extracción desmedida de un recurso escaso, en manos de unos especuladores que se dedicaron a cualquier negocio, menos aquellos que apuntaran al bienestar del pueblo argentino”.

El viceministro sostuvo que “el monopolio mediático busca ensuciar la medida de la toma de control estatal y nos acusan de `expropiadores chavistas`, que venimos a hacer un desparramo”, mientras que “el Informe Mosconi muestra los fundamentos claros y contundentes de que no había otra opción que hacer lo que se hizo”.

El viceministro afirmó que Repsol tenía “oscuros intereses” y recordó que su titular, Antonio Brufau, contestó ante las demandas estatales de mayor inversión y producción que “para que hagamos lo que ustedes piden, nos van a tener que obligar”.

Kicillof dijo que el Informe Mosconi es “histórico”, porque “no difunde datos públicos, sino que revela datos que la gerencia de Repsol había escondido bajo siete llaves”.

El director de YPF resaltó que “el punto fundamental del nuevo plan de la empresa es destinar sus ganancias a la inversión en el país, más allá de que se consigan recursos en el exterior, de capitales locales privados o del Presupuesto nacional”.

“Con sólo destinar las ganancias de la empresa a la explotación, a la exploración de riesgo, con eso cambia la historia de los hidrocarburos en la Argentina”, subrayó el viceministro de Economía.

Tras reiterar que hubo “una liquidación y un vaciamiento de la empresa”, Kicillof cuestionó a los “expertos en energía que se llenan la boca, pero nunca dijeron lo que hacía Repsol”.

Según el funcionario, la empresa privatizada inclusive engañaba al Estado en su función reguladora.

El viceministro evaluó que “cada vez va a faltar más petróleo y más energía si seguimos creciendo como hasta ahora, a tasas inéditas en la historia argentina” y que por eso resultó imperioso retomar el control de la compañía para poder revertir la curva descendente que mostraba la producción de YPF en los últimos años.

Reseñó luego el Informe Mosconi, con los datos sobre el impacto de la desinversión en el retroceso de la exploración, de la producción y de los niveles de reservas de hidrocarburos.

“El saqueo de activos de YPF en el exterior fue inclusive más importante que en el país, y se endeudaron para pagar dividendos por montos que superaban la rentabilidad”, agregó.

Kicillof ratificó que la desinversión de Repsol afectó el superávit comercial, debido a la necesidad de mayores importaciones de energéticos; y al superávit fiscal, porque debían gastarse más recursos en esas compras.

El funcionario reiteró que la empresa privada buscaba alinear los precios internos de los combustibles con los internacionales, “cosa que proyectaban para 2014”, lo que hubiera afectado los ingresos populares y la propia competitividad de la economía.

“En definitiva, lo que buscaban después del vaciamiento era la venta de la empresa en el mejor momento; estaban preparando la salida”, añadió.

Kicillof destacó por último la necesidad de difundir las revelaciones contenidas en el Informe Mosconi, “para superar el cepo mediático que inventa y tergiversa”.

Fuente/Autor Agencia Telam

Agencia Telam

Agencia Oficial de Noticias de la República Argentina (www.telam.com.ar)

Ver otros videos de Agencia Telam

Comentarios sobre esta nota: