Agencia Telam

Crean equipo especial de fiscales para combatir secuestros virtuales

De Agencia Telam. El 1 junio, 2014. En Argentina, Destacado, Policiales y judiciales. Tema: , . 553 Vistas

El equipo estará a cargo del director de Análisis Criminal del Ministerio Público, Diego García Yomha, quien aseguró a Télam que este año se llevan registrados unos 600 casos denunciados en el ámbito de Capital Federal.

“Hay una cifra negra, una cantidad de casos que desconocemos porque los damnificados no los denuncian”, dijo García Yomha, en referencia a la “complejidad” que presenta la lucha contra este tipo de delito, en el que los delincuentes pueden llegar a obtener “una importante suma de dinero”.

De acuerdo con García Yomha, una de las tareas del equipo de trabajo será la de “cruzar información” de las causas existentes, de forma de poder “encontrar características comunes” entre los modus operandi empleados en los distintos falsos secuestros y llegar a conocer cuántas bandas se dedican a la actividad.

“No creemos que todos los que se dedican a esto tengan el mismo nivel de preparación. Algunos son organizados y muchos otros ven la modalidad e intentan sacar provecho”, aseguró, y agregó que consideraba que “si se desbaratan cuatro o cinco bandas va a bajar bastante la cantidad de hechos”.

Una de las primeras medidas adoptadas desde el Ministerio Público Fiscal fue la confección de una lista con recomendaciones para evitar ser víctima de estos hechos, entre ellas “no brindar información” personal a quien llama e intentar verificar por otra línea si el ser querido presuntamente cautivo se encuentra bien.

El documento, publicado en el sitio www.fiscales.gob.ar, fue elaborado luego de un análisis conjunto entre el personal de la Secretaría de Coordinación Institucional y un equipo de fiscales de instrucción, y releva las características principales que suelen reunir estos hechos.

“El autor de este delito se comunica telefónicamente con la víctima que recibe el llamado y simula el secuestro de un familiar o conocido”, describe el informe, aunque advierte que “puede ocurrir que el engaño comience con el supuesto accidente” del ser querido.

En esos casos, los delincuentes suelen comenzar la conversación fingiendo llamar desde un hospital o de una comisaría para obtener más información que luego será utilizada para extorsionar.

De acuerdo con el análisis realizado por los fiscales, “la mayoría de estos llamados son realizados por varones, a teléfonos fijos, y se registran entre la medianoche y las cinco de la mañana”, en tanto que lo hacen con el conocimiento de “datos mínimos de quien atiende el teléfono”, como el nombre, fachada de la casa o barrio.

“Tienen que estar accediendo a una base de datos”, manifestó García Yomha, ya que en el análisis de los casos encontraron una homogeneidad en los barrios porteños y el rango etario de las personas a las que llaman, por lo que los expertos creen que los delincuentes no se comunican con números aleatoriamente.

El documento afirma que el falso captor “suele carecer de datos precisos sobre la persona cuyo secuestro aparenta, por eso se encuentra especialmente atenta a que la víctima se los proporcione”.

Precisa que el extorsionador “intenta que no se corte la comunicación” y que el damnificado no tenga “la oportunidad de chequear la situación de la persona cuya emergencia se simula”.

Sobre este aspecto, las recomendaciones del Ministerio Público apuntan a evitar brindar información útil para los delincuentes, pese a que estos están preparados para generar “la sensación de escuchar la verdadera voz de un familiar o conocido que pide auxilio”, personificada por un cómplice de quien llama.

“Automáticamente por el miedo tirás el nombre, sin darte cuenta das información”, dijo García Yomha, en referencia al estado al que los delincuentes quieren llevar a la víctima.

Por esta razón, recomendó “estar calmado y hacer preguntas, preguntar por la vestimenta o el color de pelo del familiar supuestamente secuestrado”, y así quitarle seguridad al secuestrador virtual.

Uno de los elementos enfatizados en el documento es la necesidad de radicar la denuncia al 911 o a la comisaría cercana, aún en aquellos casos en los que se haya evitado el ilícito porque esto permitirá “investigar y prevenir esta modalidad delictiva”.

 

Fuente/Autor Agencia Telam

Agencia Telam

Agencia Oficial de Noticias de la República Argentina (www.telam.com.ar)

Ver otros artículos de Agencia Telam

Comentarios sobre esta nota: