NTI

Defensa del Consumidor: Cámara Civil de Roca elevó indemnización por errónea información bancaria

De NTI. El 5 Abril, 2017. En Actualidad, Alto Valle, Destacado, Policiales y judiciales, Río Negro. Tema: , . 77 Vistas

General Roca.- La Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Roca elevó la indemnización asignada a la cliente de una entidad bancaria que, por error, había sido informada al Banco Central de la República Argentina como libradora de cheques rechazados.
La señora G.Z. demandó al Banco Provincia de Neuquén por haberla incluido en la llamada “central de cheques rechazados” pese a que ella no había firmado los documentos y a que ya no trabajaba ni era apoderada de la empresa a la cual pertenecían los títulos en cuestión.
En la sentencia de primera instancia se le fijó una indemnización de 15.360 pesos, más intereses y costas, admitiéndose su reclamo por “daño moral” pero no su demanda por el rubro “daño punitivo”. Es por eso que la mujer apeló y requirió a la Cámara un incremento de los montos y rubros indemnizatorios, planteo al cual el Tribunal hizo lugar, elevando el resarcimiento por daño moral a 40.000 pesos más intereses y reconociendo el daño punitivo por la suma de 30.000 pesos, más intereses.
En su apelación la demandante transcribió la reglamentación del Banco Central que expresamente impide incluir en la “central de cheques rechazados” a los apoderados de una cuenta corriente -en las cuentas a la orden recíproca- “en la medida en que no hayan suscripto los documentos rechazados”. En este caso, se verificó que ella no firmó los cheques y que al momento del rechazo de los mismos “ya hacía largo tiempo que no trabajaba más en la empresa titular de esa cuenta”.
En su voto rector, el camarista Gustavo Martínez -a cuyo criterio adhirió su par Víctor Soto- consideró que no hubo de parte de la entidad “una falta menor sino un error grosero, que el banco pudo haber evitado sin mayor inconveniente, no habiendo demostrastrado -es más, ni siquiera lo alegó- que hubiera implementado medidas para evitar o disminuir la posibilidad de error”.
En su defensa el banco alegó, entre otros argumentos, haber subsanado rápidamente el error tras haber sido anoticiado del mismo por parte de la cliente. Sin embargo la Cámara advirtió que “teniendo en cuenta los recursos con los que cuenta la institución financiera -especialmente recursos informáticos- no creo que pueda calificarse como tan pronta (la corrección), ya que demoraron más de dos semanas para algo que con la necesaria empatía, debiera haberse resuelto en el plazo de horas”.
La Cámara recalcó que si bien “no puede negarse que existe la posibilidad de yerros en relación a las informaciones que se brindan al Banco Central”, en este caso “el error se muestra como grosero y el comportamiento de la institución, de cierto menosprecio para los bienes de clientes y terceros cuya posibilidad de lesión debiera preverse”.
También se señaló que una vez admitido el error, el banco mantuvo una “férrea negativa al reconocimiento de cualquier tipo de derecho” a resarcimiento, “lo que evidentemente no se corresponde con el trato digno esperable”. Esto último avaló la sanción por “daño punitivo”, pues “estas prácticas de negar todo tipo de compensación frente al daño (…) y que lamentablemente se encuentra muy generalizada en nuestro país, se asienta en la idea de ir por beneficios a cualquier costo, especulando con que las dificultades y riesgos de la litigación, más los escasas indemnizaciones que eventualmente podrán llegar a obtener los consumidores en sede judicial, lleve a que el balance general resulte ampliamente favorable para las empresas que lesionan los derechos de los consumidores”.

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: