NTI

Demanda laboral millonaria contra ALTEC

De NTI. El 10 agosto, 2013. En Policiales y judiciales, Río Negro. Tema: , . 853 Vistas

La ex gerente administrativa de Altec, Alejandra Valiente, demandó a la empresa de tecnología estatal en más de un millón de pesos por despido injustificado y daño moral pese a que fue desvinculada por severas irregularidades como la liquidación de cuantiosas “gratificaciones” al sector jerárquico con las que se benefició personalmente.

El caso tuvo su primera ronda de testigos en la Cámara Laboral, el pasado lunes 5, y los detalles ventilados sobre las bonificaciones abonadas a tres gerentes y los salarios repartidos hasta finales de 2011 despertaron sorpresa y hasta indignación entre abogados, funcionarios y jueces que presenciaron la audiencia.

En enero de 2012 “Río Negro” denunció la existencia de “bonus” percibidos por el personal jerárquico que sumaban 226.000 pesos y comenzaban a ser investigados por la nueva gestión que preside Lautaro Srur.

En ese momento la firma acumulaba una deuda superior a los 20 millones de pesos y había cerrado el ejercicio 2011 con un déficit de 1,3 millones de pesos. Esta semana se pudo saber que entre 2008 y 2011 el gerente General, Marcelo Ruibal, su par de operaciones Luis Vivas y Valiente percibieron gratificaciones anuales “en negro” que oscilaron entre los 50.000 y los 65.000 pesos.

El beneficio, que no contaba con autorización del directorio de la sociedad estatal, también alcanzó a unos 15 empleados aunque con sumas significativamente menores y fue justificado como devolución de las retenciones de ganancias y bonificaciones por productividad.

Según consta en la causa los pagos fueron autorizados por Ruibal y Valiente, quien a su vez realizó las liquidaciones respectivas pese a no existir un acta del directorio que avalara el pago.

La liquidación de esas “gratificaciones” en medio del extremo ahogo financiero que sufría la empresa fue causal de despido de la gerente administrativa que inició un juicio por “despido injustificado”.

Valiente se desempeñó como gerente administrativa durante una década y remuneración superaba los 24.000 pesos mensuales.

El vicepresidente de Altec, Martín Glanz, reconoció que la indemnización reclamada es cuantiosa, superior al millón de pesos, y que existe algún riesgo una sentencia adversa pero aseguró que el directorio tiene firmes argumentos para justificar el despido.

También enfatizó que “la empresa no tiene ahora personal con los sueldos que tenía en ese momento”. En cuanto a la demanda confió que el reclamo de daño moral ya fue desestimado y sostuvo que “no podíamos permitir que una gerente que había obrado de esa forma continuara en la empresa” y destacó que en el marco de la causa “no quedan dudas del pago de las gratificaciones ni lo están negando”.

Glanz explicó que “trabajamos con ella aproximadamente 30 días desde que asumimos hasta que corroboramos el pago de estas gratificaciones que nos obligó a proceder con el despido”. Ruibal renunció con el cambio de gestión y Vivas acordó su desvinculación con las nuevas autoridades.

El vicepresidente relató que “entramos con una empresa que estaba en condiciones de evaluarse su liquidación, con las cuentas bancarias en rojo a diario, y en ese marco caótico se pagaron gratificaciones que alcanzaban al 50 por ciento de la masa salarial y sin la autorización del directorio, cuando decisiones de ese tipo requieren la autorización del accionista”.

El pago de los adicionales en negro no es el único dato escandaloso detectado por la nueva administración de la empresa estatal que al asumir heredó una deuda con la AFIP superior a los 5 millones de pesos de capital, con altísimos intereses por su antigüedad.

Glanz señaló que no se pagó ninguno de los planes de pago suscriptos con el organismo de recaudación nacional que frenaron las acciones penales iniciadas por evasión, en el marco de las operaciones realizadas con facturas presuntamente apócrifas. La nueva conducción alcanzó un acuerdo de pago de 15 millones de pesos a diez años para cancelar esas obligaciones.

En el relato de las irregularidades detectadas que realizó el vicepresidente se destacan: los créditos tomados y utilizados en objetivos distintos para los cuales se solicitaron y los descubiertos bancarios permanentes por montos de dos millones de pesos cuando la masa salarial con cargas sociales incluidas no llegaba al 1,2 millón de pesos.

El próximo martes 13 se realizará una nueva audiencia para completar la recolección de testimonios que quedó trunca esta semana y luego la causa pasará a sentencia.

 

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: