Agencia Telam

Diputados aprobó acuerdos con China y la reforma de la ley de Inteligencia

De Agencia Telam. El 26 Febrero, 2015. En Argentina, Destacado, Legislativas. Tema: , , . 380 Vistas

Con 131 voto a favor y 71 en contra, la Cámapara de Diputados sancionó la reforma de la ley 25520 que crea la nueva Agencia Federal de Inteligencia. Y con 133 contra 107 la ratificación de los acuerdos de cooperación económica y tecnológica.

La Cámara de Diputados convirtió esta madrugada en ley el proyecto del Poder Ejecutivo por el cual se reformula el sistema de Inteligencia nacional, que apunta a delimitar las funciones de los agentes de la ex SIDE y establecer un mecanismo transparente de los fondos reservados.

Tras más de seis horas de debate, el oficialismo, con la colaboración con sus habituales aliados, se impuso por 131 votos a favor contra 71 negativos, aglutinados en la mayoría de los representantes del arco opositor, en el marco de una votación que se concretó cerca de las 4.

Para ganar la votación, el bloque de diputados del Frente para la Victoria, reunió la mayoría en base a los 117 votos propios y el apoyo de aliados como Nuevo Encuentro, Frente Cívico de Santiago del Estero, Movimiento Popular Neuquino, el Frente por la Inclusión Social, el Movimiento Solidario Popular, el PJ La Pampa, y el radical disidente Eduardo Santín.

En lo que constituyó la primera sesión extraordinaria del año, la heterogénea oposición conformada por el PRO, el radicalismo, el massismo y el Frente Amplio Progresista concurrió a dar el debate, luego que el oficialismo reuniera el quórum reglamentario, contrariamente a lo que sucedió en el Senado, donde la mayoría del arco opositor optó por no asistir.

Como miembro informante del proyecto en su carácter de presidenta de la comisión de Asuntos Constitucionales, la diputada Diana Conti afirmó: “Que las escuchas telefónicas estén en manos de la Procuración o de la Corte no puede ser el eje central de los cuestionamientos de la oposición, porque de última voten en contra de ese artículo pero acompañen el proyecto”.

“Me dan vergüenza los dictámenes de minoría y objeciones planteadas por la oposición”, señaló la diputada kirchnerista, al tiempo que instó “a la opinión pública a que conozca la perversión, la suciedad y la corrupción de un sistema que hoy vamos a estar orgullosos de cambiar”.

Para Conti, “este proyecto apunta a terminar con el contubernio entre agentes de inteligencia y algunos miembros del Poder Judicial”.

Conti destacó que “con el traspaso de la Dirección de Observaciones Judiciales a la Procuración General, ésta va a quedar subordinada totalmente al poder político y, eventualmente, al Poder Judicial”.

“Sacándole la tarea de las escuchas a esa agencia y poniéndola en otro poder del Estado, un extra poder, se le saca la tarea fundamental para que el contubernio entre los agentes y el Poder Judicial deje de existir”, explicó.

Y concluyó: “Es a través de las escuchas donde se ha ido construyendo ese andamiaje. Y contra eso pedimos la solidaridad de este cuerpo para que deje de existir”.

Sin embargo, el pedido de la diputada kirchnerista no fue acompañado por la oposición, que discurso a discurso se encargó de manifestarse en contra de la iniciativa.

Desde el radicalismo, Manuel Garrido señaló que “esta ley que el oficialismo saca a las apuradas, no genera mayor transparencia, no establece un control ni genera un mayor acceso a la información”.

Para Pablo Tonelli, del PRO, “la iniciativa no aborda ni mucho menos soluciona, claro está, los principales problemas en la materia y que son de público conocimiento”.

Por la Coalición Cívica, Fernando Sánchez dijo que “jamás el bloque oficialista tuvo voluntad de ocuparse de tratar los proyectos para regular y modificar los organismos de inteligencia”, mientras que desde el Frente de Izquierda, Nicolás del Caño justificó la negativa a acompañar el proyecto al señalar que el mismo “deja en pie todo el andamiaje del nefasto sistema de inteligencia que hay en la Argentina”.

Lo concreto es que el proyecto aprobado disuelve la actual Secretaría de Inteligencia (SI) y crea la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) como organismo superior del Sistema de Inteligencia Nacional, que deberá quedar constituido en un plazo de 90 días.

En cuanto a sus autoridades, el dictamen de mayoría establece que el director y subdirector general serán designados por el Poder Ejecutivo con acuerdo del Senado. En el texto se aclara, además, que “el cese de ambos funcionarios podrá ser dispuesto por el Poder Ejecutivo nacional”.

Además dispone que se mantiene el personal así como los bienes de la actual Secretaría de Inteligencia a la Agencia Federal de Inteligencia, con excepción de la Dirección de Observaciones Judiciales (Ojota) que pasará a depender de la Procuración General de la Nación.

La Procuración General tendrá la función de realizar escuchas telefónicas solo a pedido de un juez, que era una tarea que realizaba la ex SIDE.

De todos modos, las modificaciones más importantes incorporadas al proyecto están relacionadas con la actividad que podrán realizar los agentes de la nueva AFI.

En ese sentido, se establece la prohibición de que los agentes funcionen como auxiliares de la justicia, y solo podrán hacerlo “por pedido expreso del juez en una causa determinada”.

Otro punto importante es la reducción de 25 a 15 años del plazo para la desclasificación de información, que ahora será clasificada en tres categorías, como información pública, reservada y secreta.

Acuerdos con China

La Cámara también convirtió en ley por 133 votos contra 107 la ratificación de los acuerdos de cooperación económica y tecnológica suscriptos entre Argentina y China con fines pacíficos y la construcción de una estación espacial en la provincia de Neuquén.

La iniciativa fue sancionada con el respaldo del Frente para la Victoria, Frente Cívico de Santiago del Estero, Nuevo Encuentro, Movimiento Popular Neuquino, el Frente por la Inclusión Social (Ramona Pucheta), el PJ La Pampa y el fueguino metalúrgico Oscar Martínez del Partido Solidario Social.

En tanto la oposición reunió 107 votos que fueron aportados por la Unión Cívica Radical, el PRO, el Frente Renovador, el Frente Amplio Progresista, la Coalición Cívica, Unidad Popular, Proyecto Sur y el Frente de Trabajadores de Izquierda que integran el Partido Obrero y Partido Socialista de los Trabajadores.

La sanción del dictamen de mayoría se efectuó al término de un extenso debate que se prolongó casi nueve horas, y donde hablaron unos 50 oradores del oficialismo y de las diferentes bancadas opositoras.

El texto sancionado esta noche ratifica el convenio de cooperación tecnológica entre la Argentina y China, que permitirá a ambas naciones “trabajar conjuntamente en el desarrollo de la tecnología espacial con fines pacíficos y cooperar en el campo de las actividades espaciales para beneficio mutuo”.

El acuerdo, aprobado a fines del año pasado por el Senado, destaca que ambos países cooperarán para la “construcción, establecimiento y operación de Instalaciones de Seguimiento Terrestre, Comando y Adquisición de Datos, incluida una antena para investigación del espacio lejano”.

La sesión se abrió pocos minutos después de las 12 cuando el oficialismo junto con el Frente Cívico de Santiago del Estero, Nuevo Encuentro, Movimiento Popular Neuquino y mono bloques aliados al FPV conformaron el quórum reglamentario al reunir 134 legisladores, cinco más del número exigido para abrir la sesión, del cual participó el diputado Omar Plaini, un aliado de Hugo Moyano.

Tras realizar un minuto de silencio en homenaje a Alberto Nisman, aceptar la renuncia del diputado macrista Miguel del Sel y recordar el nacimiento de Néstor Kirchner con un aplauso, los diputados comenzaron el debate estratégico de los acuerdos firmados con China.

El debate fue abierto por el presidente de la comisión de Relaciones Exteriores, Guillermo Carmona, quien reivindicó los acuerdos firmados con China al afirmar que permitirán el “ingreso de divisas e inversiones” para potenciar la industrialización y reclamó a la oposición que “no metan miedo por temas electorales.

Al rechazar las dudas planteadas por la oposición sobre el uso pacífico de la estación espacial o sobre la aplicación de las leyes argentinas, Carmona aseguró que “no se deroga ninguna ley vigente de inversiones extranjeras ni de inmigración”.

Desde el radicalismo, el diputado Ricardo Alfonsín dijo que el acuerdo con China genera “un proceso de extranjerización de la economía argentina”, mientras que en la misma línea se expresó el massista y ex titular de la UIA, José de Mendiguren, quien dijo: “estamos entregando el futuro del desarrollo”.

En tanto, desde el Pro, el presidente de la bancada Federico Pinedo pidió que “se abra una negociación con China para que se despejen dudas de que no se usará esa base para fines militares” y sostuvo que es “raro que haya tantos votos en contra de un acuerdo internacional”.

Estas críticas fueron rechazadas por los diputados del Frente para la Victoria, Martín Gill, y del Movimiento Popular Neuquino, Alicia Comelli, quienes ratificaron el uso pacífico y que se respetarán las leyes laborales y de inversión extranjera.

Gill afirmó que este acuerdo “estratégico” define “claramente que las investigaciones tendrán un carácter pacífico” y señaló que la “oposición tiene un grado importante de desconocimiento en lo que hace a la materia tecnológica”.

Por su parte, la diputada del MPN Alicia Comelli destacó la importancia que tiene para Neuquén “la construcción de esta estación espacial” y destacó que “solo habrá técnicos chinos mientras que el resto del personal será argentino”.

Por otra parte, la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió -hoy aliada del macrismo- consideró que los acuerdos firmados con China “son anticonstitucionales” y consideró que “previamente debían haber sido aprobados por la provincia de Neuquén”.

En tanto, el diputado de Nuevo Encuentro Carlos Heller dijo que “este es un acuerdo estratégico que trasciende lo comercial y tiene que ver con el marco del proceso de integración regional” y “es una puerta importante para el desarrollo, el crecimiento, la generación de empleo y la mejora de la calidad de vida de los argentinos”.

Desde la izquierda, el diputado del Partido Obrero Pablo López expresó su rechazo a los acuerdos señalando que “promueven la desindustrialización” y la “importación de mano de obra”.

 

Fuente/Autor Agencia Telam

Agencia Telam

Agencia Oficial de Noticias de la República Argentina (www.telam.com.ar)

Ver otros artículos de Agencia Telam

Comentarios sobre esta nota: