Federico Montes de Oca

Diría el tío William: “Macri o Scioli, esta es la pregunta…!!! Parafraseando su “to be o not to be, that is the question”

De Federico Montes de Oca. El 16 noviembre, 2015. En Argentina, Opinión, Política. Tema: , , , . 335 Vistas

Comparto un artículo muy interesante, con un análisis de la realidad política nacional, escrito por el compañero marplatense, Luis e. Gotte, que merece la pena ser leído y cada cual sacar sus propias conclusiones, cuando solo faltan 7 días para emitir nuestro voto y decidir quien nos va a gobernar.

Cambio o Continuidad…sciolismo o kirchsciolismo?

Nos dice cierta fábula que un escorpión le pide a una rana que le ayude a cruzar el río, prometiéndole no hacerle ningún daño. La rana accede subiéndole a sus espaldas pero, cuando están a mitad del trayecto, el escorpión clava su mortal aguijón en la espalda de la incauta rana. Ésta le inquiere sorprendida: .- qué has hecho escorpión, nos has matado!. Y el escorpión le responde, mientras los arrastra la corriente, “no he tenido elección, es mi naturaleza”.

Scioli es lo mismo o no es lo mismo? El análisis que hacen muchos de los peronistas no-K parece pasar por lo comparativo…ser o no ser. Y están dispuestos a correr el riesgo!

La realidad, en política, no pasa por comparar. Pasa por su única verdad: el PODER. Es desde ahí donde sabremos quién o qué es Scioli.

Por qué? Existen razones políticas que así lo determinan…más allá de Scioli.

En quién deberá apoyarse Scioli para poder gobernar? Quién le dará “legitimación” a su poder? No basta solo con los votos…

1.- Si el balotaje le es favorable a Scioli, tendrá un 48% de votantes en contra. Mayoritariamente urbano, clase media y media alta y con todo lo que ello implica.

2.- Del 51% que lo hubiere votado:

I.- un 15 % es peronista no-K, que no puede votar a Macri por cuestiones profundamente ideológicas pero que desconfía de Scioli. Es un voto anti-Macri, pero no a su favor.

II.- Del 35% restante se divide entre el núcleo duro K (un 20%) que se ha tragado el sapo sciolista, en un diseño estratégico para el regreso de CFK como Senadora nacional en el 2017 (en tal caso ocuparía la presidencia de dicha Cámara y estaría en la línea de sucesión); y el resto, un 15%, es el núcleo sciolista.

Esto demuestra la debilidad de poder en que se encuentra. En Argentina, gobernar es tener poder, sobre todo para el Justicialismo.

Para un sistema presidencialista fuerte, como el nuestro, Scioli tienen un carácter débil, indeciso, sumiso, obediente (por le menos es lo que viene demostrando desde el menemismo hasta ahora)…y eso se paga caro en el Justicialismo. El peronismo no permite su conducción a los débiles de carácter. Massa lo entendió tarde, Urtubey siempre lo ha sabido.

Ahora, en quién deberá apoyarse para legitimar “su” poder, gobernar este país y conducir al Movimiento?

1.- con el 48% seguramente no. Por lo menos en el primer año de gestión. Estarán expectantes de cómo manejará la economía, la seguridad, la corrupción, el narcotráfico…De ese porcentaje, un 15%, es un peronismo anti-K que estará observando las decisiones que tome Scioli sobre la Cámpora, si los integra o los desplaza. Si ocurre lo primero este peronismo será un duro adversario, al que se sumará el peronismo no-K.

2.- si lo hace con el núcleo duro K, éstos van a exigirle, a Scioli, su cuota de poder. Así, el presidente tendría un apoyo del 35% de legitimidad.

Pero, y es lo más probable que, entre Zannini y la Cámpora, lo tendrán “blindado” esperando el regreso de la ex-presidenta…y, obviamente, gozarían de impunidad.

Se genera la misma situación que en 1999, entre Menem y Duhalde.

También debemos analizar dos piezas de suma importancia en este tablero: 1.- la CGT y 2.- la conducción del PJ nacional.

1.- Si Scioli perdiera el balotaje, la Confederación General se unificaría a corto plazo, con la excepción de la CTA (oficial) que, por cierto, obedece a otros intereses. Juegan más con los intereses de la Socialdemocracia europea que con los nuestros.

Si gana el 22, la unidad de la CGT se hará más lenta. Estarán expectante de las medidas de gobierno y de cómo se relacionará con la Cámpora y el núcleo duro K.

Lo más probable es que la CGT se mantenga dividida entre una oficial y otra combativa. La columna vertebral seguirá quebrada.

2.- Con respecto a la conducción del PJ nacional, perdiendo Scioli, las autoridades hoy establecidas deberán renunciar, como responsables de la derrota electoral. De la misma manera como sucediera en 1983. Y como fue CFK la armadora de esta lista, será la responsable directa de dicha derrota, como le sucediera a Lorenzo Miguel.

Se llamará a una re-afiliación y a elección de nuevas autoridades. La misma se hará de acuerdo a lo que establece nuestra Carta Orgánica a tal efecto.

Se deberá evitar que se realicen cambios en el procedimiento de afiliación y se intente incorporar a pibes de 16 años. En este punto deberemos ser inflexibles.

Y si ganara Scioli, habrá dos escenarios posibles:

I.- así como Néstor K crea la Cámpora como fuerza de choque contra el duhaldismo y los “barones” del conurbano, Scioli podría alentar la interna para contrabalancear el poder de la Cámpora y el núcleo duro K. Es el escenario que los peronistas no-K esperan que se dé y, seguramente, los peronistas anti-k apoyarían. Si esto sucediera en un corto plazo, Scioli contaría con un fuerte respaldo para su gobierno, ya que más del 45% del electorado lo estaría apoyando.
II.- si decide mantenerse en la estructura K…el PERONISMO terminaría como los personajes de la fábula.

Argentina corre el riesgo de quedar constituida, políticamente, con dos fuerzas políticas, una de centro izquierda y otra de centro derecha. Sin partidos políticos, sin un Proyecto Nacional, sin ninguna visión continentalista, con solo dirigentes que administren un país cuyos recursos y riquezas en minerales estratégicos son succionados por el Imperio.

En este balotaje nos estamos jugando mucho como para andar con tibiezas, indecisiones y finas pretensiones de no quererse tragar un sapo.

En este balotaje se juega no solo la interna peronista…ea el futuro de todos nosotros.

LUIS E. GOTTE.
MAR DEL PLATA, NOVIEMBRE DEL 2015.

TO BE O NOT TO BE, THAT IS THE QUESTION…!!!

 

Fuente/Autor Federico Montes de Oca

Federico Montes de Oca

Ver otros artículos de Federico Montes de Oca

Comentarios sobre esta nota: