NTI

El ‘Fair Play’ no existe en las campañas políticas (editorial, parte 2)

De NTI. El 7 noviembre, 2015. En Argentina, Elecciones 2015, Opinión. Tema: . 439 Vistas

Juego limpio (en inglés, fair play) es una expresión muy utilizada para denominar el comportamiento leal y sincero además de correcto en el deporte, en especial fraterno hacia el contrincante “oponente”, respetuoso ante el árbitro y correcto con los asistentes. También es el buen juego que tienen o la buena convivencia entre los “oponentes”.

Bien dice la definición, sirve solo para el deporte. No para la política.
Por el contrario, en la política existen las “campañas sucias”.

Las campañas sucias (o negativas) es la forma actual que tienen los partidos políticos durante el periodo de elecciones para descalificar al adversario.

“En un mundo ideal pensaríamos que las campañas deben ser de propuestas y proyectos, pero eso además de aburrido terminaría en una escalada de promesas, generalmente incumplidas”, afirmaba Alejandro González en una nota de opinión publicada en el portal milenio.com hace un año atrás.

“Ni la crítica ni la confrontación de errores o debilidades es mala”, dice Alejandro, quien además sentencia con una sita muy común en la política norteamericana: “Si no tienes nada malo que decir de tu contrincante, mejor cédele el lugar de una vez”.

Otro ejemplo del uso de la técnica de campaña sucia o negativa es la últimamente difundida campaña al ballotage de Brasil de Dilma Rousseff diagramada por el publicista y consultor político del PT, João Santana.
En ella Santana diseñó una pieza casi perfecta: “su estética es impecable; su mensaje, verosímil y unívoco” afirma Luis Majul en su columna del diario La Nación.

“Aquí (en argentina), el primer spot de la campaña sucia y negativa se trató de una mala copia, bastante berreta, de los spots de Dilma” afirma Majul, quien además señala que “la campaña sucia y del miedo impulsada por Cristina Kirchner y bendecida, en principio, por Daniel Scioli no sólo está resultando un verdadero fracaso. Se encamina además hacia el papelón histórico e incluso podría repercutir en el futuro político de algunas figuras del Frente para la Victoria que esperaban “salvar la ropa” ante una posible derrota. Hicieron todo mal. De manera atropellada. Poco profesional. Con un nivel de desesperación y amateurismo pocas veces visto. En primer lugar, los asesores de campaña más reconocidos y exitosos -incluido el tan mentado João Santana- recomiendan, antes de lanzar el plan de ataque, verificar algunos datos básicos. El primero es confirmar que el candidato que denuncia tenga un considerable nivel de credibilidad y conserve altos índices de imagen positiva y muy poca negativa. O que, por lo menos, la imagen positiva sea superior a la de su adversario. No por una cuestión moral: se trata de uno de los parámetros que pueden garantizar la efectividad de la campaña negativa.”

Pero vamos a un ejemplo de las ‘desproligidades’ de archivo cometidas por los ideologos de la campaña sucia del FpV expuestos por majul.

El FpV azuza el miedo a los votantes independientes acerca que Macri representa vuelta a las políticas privatizadoras y lo peor del menem-cavallismo de los años ’90… Supongamos que así fuera ¿acaso Scioli es lo contrario?

Pues este video donde Scioli defiende las privatizaciones de Menem no estaría corroborando que el candidato del FpV sea lo contrario de lo que se le acusa a Macri, por cierto.

Tampoco lo deja bien parado a Scioli recordar esta boleta electoral donde el actual candidato del FpV encabeza la lista a Diputados nacionales de la Alianza del Partido Justicialista con el partido Acción por la República de Domingo Cavallo.

scioli-cavallo

La campaña sucia iniciada por el FpV contra la “Alianza” cambiemos también tiene por blanco a la diputada del PRO patricia Bullrich, como ejemplo de ‘ajuste’ y quita del 13% del sueldo a los empleados durante su gestión al frente del ministerio de trabajo en el año 2000/1… Fue así por cierto, pero ¿acaso los actuales líderes del FpV como son la familia Kirchner obraron de manera diferente en los fatídicos años ’90?

Esta nota de la revista Fortuna no lo deja bien parado:

CS1VLOJUwAAAl4V

La campaña puede ser sucia, está visto que es un uso estandarizado en muchas democracias del mundo, lo que no puede ser es boba… debe ser inteligente.
Como inteligente, fue la respuesta que antepuso el Frente Alianza Cambiemos al ataque del Frente para la Victoria con su contracampaña ‘BU’

Aún restan 15 días de campaña antes del ballotage y es mucho lo que ambos candidatos, equipos y partidos pueden hacer para intentar demostrarle al electorado que son MEJORES que su oponente… no lo malgasten escupiendo para arriba.

 

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: