iprofesional .com

El home banking ya ofrece tasas de interés de hasta el 26%, el triple que lo que paga un plazo fijo tradicional

De iprofesional .com. El 27 marzo, 2014. En Argentina, Destacado, Economía. Tema: , , . 660 Vistas

Las “ventanillas virtuales” brindan hasta 16 puntos más de rentabilidad que lo que puede obtenerse en una sucursal. Los bancos promueven su uso ya que ahorran gastos y fidelizan a los clientes. Otras ventajas para los usuarios y qué entidades ofrecen los mejores rendimientos.

Durante un buen tiempo, las largas colas que se formaban frente a las cajas y puestos de atención en los bancos se habían convertido en una postal muy habitual.

En consecuencia, las compañías comenzaron a implementar diversas alternativas para descongestionar las sucursales, para lo cual se fueron volcando -al principio tímidamente, luego con mayor énfasis- al sistema electrónico.

Además del objetivo de reducir las aglomeraciones, este cambio les permitió “achicar” otro problema: el de los costos.

La alternativa de realizar varias de las operaciones por Internet, o bien a través de terminales en los puntos de venta, les posibilitó poder brindar un buen servicio con menos dotación de personal.

En las transacciones realizadas por el particular de manera remota, buena parte de la tarea administrativa “está a cargo” del usuario, quien se ocupa de completar el formulario, fijar los plazos e imprimir el certificado que acredita su operación, entre otras cuestiones. Tareas que, en la sucursal, deben realizar los empleados.

En el caso puntual de los plazos fijos, la estrategia implementada por las distintas entidades para fomentar los “depósitos virtuales” se ha basado en ofrecer tasas de interés muy superiores a las que se consignan en las pizarras.

A ello se suma la practicidad de poder solicitarlos en cualquier momento, incluso sábados y domingos, y a lo largo de todo el día.

En tal sentido, según los últimos datos disponibles, los rendimientos ofrecidos para pequeños montos se acercan significativamente a los correspondientes a los depósitos mayoristas.

Así, por ejemplo, el Banco Macro paga a 30 días una tasa de casi 25%, mientras que en la pizarra sólo ofrece un 10,7%.

No es, por cierto, el único caso. Otras entidades, como el Banco Ciudad, Nación o Santander, ofrecen un 23% para quienes opten por tomar un plazo fijo online.

Lo más llamativo es que la brecha respecto a las tasas que se brindan en sucursales pueden llegar a ser de unos 16 puntos porcentuales. Demasiado premio para que no sea tenido en cuenta.

Mayor cobertura

Con los actuales niveles de tipos de interés, la distancia entre la inflación y el rendimiento que otorga un plazo fijo se ha acortado significativamente respecto a otros años.

De modo tal que las colocaciones bancarias -si bien no dejan completamente a resguardo el dinero frente a la suba de precios- al menos pasaron a ser de mayor ayuda para que se resienta menos el poder de compra.

El siguiente cuadro presenta el rendimiento que están ofreciendo las entidades por un plazo fijo y la marcada diferencia que existe entre hacerlo por Home Banking o en una sucursal:

1

Tal como puede observarse, las mayores brechas de tasas corresponden al Galicia: por pizarra paga tres veces menos que si se opta por la vía online (7% contra casi 23%).

Le siguen el Patagonia (7% versus 22%) y los bancos Nación y Ciudad, que presentan una diferencia de 14 puntos (9% versus 23%).

En tanto, Macro y Santander ofrecen un plus que ronda los 13 puntos.

Otro elemento que debe tener en cuenta el ahorrista es que las entidades ofrecen una mayor remuneración para los plazos más extendidos.

Así, por ejemplo, quien opta por una colocación a 90 días puede obtener un rendimiento hasta tres veces superior al básico (ver cuadro):

2

“La intención es ir llevando a los clientes hacia el canal electrónico. Por eso estamos ofreciendo una tasa mayor, ya que a nosotros el modo online nos significa un menor costo en personal”, afirma el director de uno de los banco líderes en depósitos.

En igual sentido, desde el Macro señalan: “Es un canal que venimos incentivando desde hace tiempo para así poder agilizar la operatoria en las sucursales y que no se junte tanta gente. Actualmente estamos pagando hasta un 27% para los plazos a un año y un 25% a 60 días”.

“El plazo fijo es el producto financiero más sensible a su rendimiento. Cuando se ofrecen mejores tasas por home banking, en relación con la vía tradicional, es lógico que los ahorristas opten por cambiar de canal comercial”, sostiene a iProfesional Maximiliano Coll, gerente de Marketing del Banco Ciudad.

“El online es un canal que están promocionando más entidades, con el fin de romper el miedo para utilizarlo. Operativamente es más sencillo, funciona los 7 días de la semana y permite aprovechar más los recursos”, agrega Coll.

El objetivo de fondo y “el gran desafío es vencer una barrera cultural, ya que muchos particulares se sienten más seguros yendo a la sucursal para ser atendidos por el cajero e irse con el certificado”, explican desde el Macro.

Para romper con esto, “el año pasado hicimos una campaña muy fuerte para fomentar el home banking que nos dio excelentes resultados”, afirman desde la entidad presidida por Jorge Brito.

“En la práctica, no tiene sentido tener a las sucursales llenas de gente si ciertas gestiones se pueden canalizar de modo online”, agregan desde otra entidad líder.

Desde el HSBC, coinciden: “En la medida en que los clientes adoptan los canales digitales empiezan a hacer uso desde las transacciones más simples -como una consulta de saldos y movimientos o pago de servicios- hasta aquellas que, a simple vista, pueden ser consideradas como más riesgosas, como puede ser un plazo fijo”.

“Las propias instituciones bancarias ayudan a consolidar esta tendencia de migrar a lo online otorgando mayores tasas”, completan.

En este sentido, Eduardo Geraghty, gerente de canales alternativos del Banco Credicoop, remarca que las tasas atractivas que se ofrecen son “una manera más de estimular e incentivar el desarrollo de este canal”.

Y agrega que este ventajoso interés “puede ser ofrecido a partir de la mayor eficiencia y menores costos operativos que representa el uso de Internet. De modo que viene a ser un beneficio mutuo, tanto para los asociados como para el banco”.

Según señalan las fuentes consultadas, las diferentes acciones implementadas para incrementar las operaciones virtuales han venido rindiendo sus frutos.

“En febrero, el crecimiento del monto de los plazos fijos por Internet duplicó al de este producto a nivel general en nuestro banco. Es decir, provocó que la penetración en cantidad de certificados se incrementara en un 50%”, señalan desde el HSBC.

Desde el Credicoop reportan un porcentaje similar de incremento en las operaciones.

En el caso del Banco Ciudad, afirman que han duplicado el volumen en el último año. “Asimismo, más del 80% de la cantidad de plazos fijos corresponde a transacciones vía Internet”, ratifica Coll.

Más allá de la reducción de costos, las entidades valoran el denominado “efecto fidelización”, ya que una vez que el cliente se acostumbra a este canal es muy raro que al llegar al vencimiento decida cambiar de banco.

Más motivos para su crecimiento

Este sistema no sólo brinda un importante rendimiento sino que también ayuda a “ahorrar” un bien escaso, como es el tiempo, más allá de otras ventajas.

Entre ellas, la seguridad (se evita el traslado de dinero), la de contar con horarios extendidos y la disponibilidad casi permanente del canal, salvo problemas técnicos.

Estos factores, sumados a una tasa de interés muy por encima de la que ofrece el modo tradicional, han sido claves para que este canal no haya parado de crecer.

“Los clientes valoran mucho que puedan armar un plazo fijo en cualquier momento del día, sin moverse de sus casas”, afirman desde el Banco Ciudad.

En otra entidad pública, en este caso el Nación, hacen especial hincapié en una cuestión no menor por estos días: la seguridad.

En este sentido, desde el HSBC también destacan la importancia que tiene este tema en la actualidad. Y agregan: “Además, el capital y los intereses acumulados se acreditan automáticamente al vencimiento en la cuenta del cliente y existe un horario más amplio para operar”.

Desde el Ciudad, Coll completa: “Cuando el ahorrista comprueba la comodidad que brinda el home banking no quiere volver luego al sistema tradicional. Además, con 100 pesos se puede comenzar a operar, algo que el servicio presencial no permite”.

Geraghty indica que Internet posibilita “brindar mejores servicios a una mayor cantidad de usuarios. El hecho de que más ahorristas operen por la web hace que haya menos clientes en las sucursales y entonces a los que sí asisten se les puede ofrecer una atención de mejor calidad”.

Donde termina el regateo…

La estrategia de los bancos a la hora de remunerar los depósitos a plazo fijo de particulares es muy clara:

• Tasa de pizarra: es la más baja de todas. “Castiga” a quienes depositan en forma ocasional, es decir, aquellos que buscan una diferencia de tasa pero que no suelen quedarse por mucho tiempo.

• Tasa preferencial para clientes: se va elevando en función del monto e historial del cliente.

• Tasa de home banking: es la más alta que se puede obtener pero, en este caso, sin posibilidad de negociar.

Según Gustavo Perilli, socio de AMF Economía, la tasa para depósitos menores al millón de pesos ronda el 22%, aunque en la medida que aumenta el monto se eleva hasta unos 5 puntos porcentuales.

“Si la inflación resulta cercana a un 30% anual y el tipo de cambio no se dispara, conseguir una tasa de entre un 20 y 25% para un plazo fijo anual no es mala alternativa”, afirma Perilli.

Resultados a la vista

Un trabajo de investigación efectuado por la consultora D`Alessio IROL sostiene que, en los últimos años, las operaciones realizadas a través de Internet con bancos se incrementaron un 70%.

Este fuerte crecimiento se sostiene en un dato no menor: tres de cada cuatro clientes afirman que el uso de home banking “es seguro”.

En cuanto a la edad de quienes más recurren a esta vía, se destaca que el piso es de 25 años, aunque el grupo más activo es el de entre 35 y 44 años.

“Hoy, 7 de cada 10 usuarios web tienen caja de ahorro y/o cuenta corriente. De ellos, un 71% opera de modo online con su banco”, concluye el estudio.

 

Fuente/Autor iprofesional .com

iprofesional .com

Diario Digital de la ciudad de Buenos Aires especializado en temas económicos y profesionales (www.iprofesional.com)

Ver otros artículos de iprofesional .com

Comentarios sobre esta nota: