Agencia Telam

El Senado abre el debate para la reforma y unificación de los códigos Civil y Comercial

De Agencia Telam. El 25 junio, 2012. En Argentina, Destacado, Legislativas. Tema: , . 593 Vistas

Se trata de un proyecto impulsado por el Gobierno, que propone cambios sustanciales en la concepción actual del matrimonio, el divorcio, la adopción, la fertilización in vitro y las sociedades comerciales.

La iniciativa, que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó públicamente durante un acto en marzo último, comenzará a ser discutida el martes a las 14 durante una reunión de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara alta, que preside el kirchnerista Marcelo Fuentes.

Los senadores deberán expedirse en primer término sobre la propuesta del Gobierno para crear una comisión bicameral, que tendrá como función el análisis de las reformas y la elaboración de un dictamen previo al tratamiento en el recinto.

En el texto enviado al Senado, que el oficialismo espera aprobar en breve, el Poder Ejecutivo plantea que dicha comisión deberá estar conformada por 12 miembros -seis senadores y seis diputados- y que tendrá un plazo de 90 días para dictaminar.

Más de 100 juristas trabajaron durante un año para la reforma, convocados por una comisión creada por el Gobierno para ese fin y que integraron el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, y las juezas Elena Highton de Nolasco y Aída Kemelmajer de Carlucci.

El trabajo comenzó en febrero de 2011 y los juristas discutieron durante meses la actualización de las leyes que deberán regular la vida de los argentinos.

“Un Código sancionado en el siglo XIX continúa aplicándose aún hoy en el siglo XXI, a más de 200 años de su entrada en vigencia”, fue uno de los argumentos expuestos a la hora de impulsar el proyecto.

“La estructura originaria de los códigos civil y de comercio -agrega el documento- ha ido modificándose a lo largo del tiempo por numerosas leyes especiales que actualizaron distintos aspectos y dejaron intactos otros, en los cuales permanecen soluciones no acordes a la realidad actual”.

La propuesta subraya la necesidad de “adecuar ambos instrumentos, que constituyen los actos de codificación más importantes del siglo XIX, a los tiempos que corren en las relaciones humanas y en las comerciales, propiciando asimismo su unificación; en tanto ambos regulan las relaciones de los particulares entre sí”.

Al anunciar el envío al Congreso de la iniciativa, Fernández de Kirchner consideró que la reforma “afecta derechos personalísimos que hacen a nuestra vida cotidiana”.

La jefa de Estado enumeró entre los cambios impulsados la posibilidad de pactar entre cónyuges “los contratos prenupciales que están vigentes en muchísimos países”, “la gestación sustituta que se hace a través de control judicial” y normas que faciliten la adopción.

El proyecto enviado por el Poder Ejecutivo tiene 2.671 artículos, que reemplazarán a los más de 4.000 del Civil vigente y los 506 del Comercial.

La oposición aceptó la importancia de modernizar ambos códigos, pero sugirió revisar algunas modificaciones que el Poder Ejecutivo introdujo al proyecto original de los juristas.

El nuevo Código Civil y Comercial no realiza distinciones entre hombre y mujer a la hora de contraer matrimonio; posibilita optar entre el régimen de comunidad de ganancias y de separación de bienes, aunque establece que el inmueble asiento del hogar conyugal queda protegido y se requiere del asentimiento de la pareja para cualquier disposición.

La norma simplifica el trámite de divorcio admitiendo que este sea dispuesto sin mayores recaudos que la libre petición de uno o ambos cónyuges, sin requisitos temporales.

También se actualiza la legislación mediante la incorporación de las técnicas de reproducción humana asistida, y se simplifica el régimen jurídico de la adopción, con prioridad en el interés del niño por sobre el de los adultos comprometidos.

La propiedad comunitaria de tierras indígenas será exclusiva, perpetua, indivisible, imprescriptible, insusceptible de gravámenes, inembargable e inejecutable para la preservación de la identidad cultural de los pueblos originarios, también prevé la iniciativa.

Entre otros cambios, además se incorporan las Formas Modernas de Contratación, como los contratos de arbitraje, la agencia comercial, la concesión comercial, la franquicia, el suministro y el leasing, y se suman y armonizan los derechos del consumidor.

Fuente/Autor Agencia Telam

Agencia Telam

Agencia Oficial de Noticias de la República Argentina (www.telam.com.ar)

Ver otros artículos de Agencia Telam

Comentarios sobre esta nota: