Diario Río Negro

Elevan a juicio la emblemática causa Flavors

De Diario Río Negro. El 24 diciembre, 2014. En Policiales y judiciales, Río Negro. Tema: . 343 Vistas

La millonaria contratación de una empresa dudosa para la provisión de alimentos en comedores y escuelas de Río Negro se investiga desde el 2008. Tres exministros radicales y tres empresarios irán al banquillo por estafa y administración infiel.

VIEDMA.- La emblemática causa de presunta corrupción durante la última gestión radical en Río Negro llegará a juicio en 2015. Comenzó a investigarse a mediados de 2008, tras denuncias de docentes ante la entonces defensora del Pueblo, Ana Piccinini, que aseguraban que encontraban cables, pelos y heces de ratas en los alimentos que se otorgaban en las escuelas para los comedores y que los alumnos en muchas ocasiones manifestaban malestar estomacal.

La hoy legisladora inició una fuerte ofensiva en la Justicia y en la Fiscalía de Investigaciones Administrativas para determinar responsabilidades. El caso provocó una fuerte temblor en el gobierno de Miguel Saiz y el expediente pasó por manos de varios jueces.

El primero fue Pedro Funes, quien ligado al poder del radicalismo evitó acciones profundas. Luego pasaron Juan Bernardi y Guillermo Bustamante, quienes poco hicieron por acelerar la pesquisa. Carlos Reussi reunió pruebas que aportaron la fiscal Daniela Zágari y la propia Piccinini en sucesivas ampliaciones.

Las denuncias evitaron que se hicieran nuevas contrataciones del Estado a la misma firma, por montos millonarios. Reussi procesó todos los imputados y, tras su arribo a la Cámara Criminal, el enorme expediente llegó a manos de Favio Igoldi, quien esta semana lo elevó a juicio oral.

Las miles de fojas que conforman las decenas de cuerpos serán objeto de análisis del Tribunal junto con los testimonios de los cientos de testigos, las probables declaraciones de los imputados y los análisis científicos sobre la prueba colectada.

Tres exministros y tres empresarios son los acusados en la denominada “Causa Flavors”, relacionada con la compra por parte del Estado de enormes cantidades de alimentos preelaborados cuyas condicionales nutricionales y bromatológicas en muchos casos no eran aptas para el consumo por parte de niños de vulnerables sectores sociales y los de las escuelas rionegrinas, por montos muy elevados, a una firma con diversas irregularidades societarias que además recibió por la tarea exenciones impositivas.

El juez Igoldi cerró la instrucción y elevó la causa a juicio criminal contra el exministro de Familia, Alfredo Pega, y las exministras de Salud, Adriana Gutiérrez y Cristina Uría, por el delito de estafa en concurso ideal con defraudación en el cumplimiento de contratos con administración infiel o en perjuicio de una administración pública. En tanto, los directivos de la UTE Masily-Flavors, Máximo Vicchi y Javier Matas, y el apoderado Daniel Fernández son acusados como coautores de estafa en concurso ideal con defraudación en el cumplimiento de contratos y como partícipes necesarios de administración infiel en perjuicio de una administración pública.

Según el juez, desde Flavors, “mediante calidad simulada en relación a sus condiciones societarias, solvencia económico-financiera, habilitaciones, aptitudes para contratar y antecedentes empresariales, como asimismo engaño en la calidad de los alimentos ofertados y sus aptitudes nutricionales, habrían defraudado al Estado provincial, obteniendo de ese modo la adjudicación de las licitaciones, generando perjuicios patrimoniales concretos al erario público al abonarse mercadería de dudoso origen, sin registros ni controles del organismo competente, en valores que no se diferencian a los de marcas reconocidas en el mercado, y potenciales detrimentos patrimoniales derivados de la aprobación como proveedor del Estado de empresas carentes de respaldo económico suficiente”.

 

Fuente/Autor Diario Río Negro

Diario Río Negro

Diario de la provincia de Río Negro (www.rionegro.com.ar)

Ver otros artículos de Diario Río Negro

Comentarios sobre esta nota: