NTI

En el Día del Padre

De NTI. El 17 junio, 2012. En Destacado, Mundo, Sociedad. Tema: . 610 Vistas

El Día del Padre se festeja el tercer domingo de junio en varios países alrededor del mundo desde hace años, aunque la razón de su celebración no es conocida popularmente. Pocos saben por qué se festeja el día del padre, aunque su conmemoración es muy popular en todo el mundo, aunque la fecha varíe en cada lugar. ¿Cómo es ser padre hoy?

En el caso de Latinoamérica y Estados Unidos se eligió el tercer domingo de junio de cada año. El origen de la fecha data del año 1909, cuando Sonora Smart Dodd, de Washington, propuso la idea de honrar a los padres, a partir de la necesidad de homenajear al suyo, un veterano de la Guerra Civil, Henry Jackson Smart.

Henry Jackson Smart enviudó cuando su esposa dio a luz a su sexto hijo y a partir de allí se dedicó a criarlos, cumpliendo el rol de padre y de madre a la vez. Como cumplía años el 19 de junio, su hija propuso esa fecha como “El Día del Padre”.

En este siglo XXI, ¡Los hombres se han propuesto reivindicar su papel!

Hace cientos de años, ser papá significaba convertirse en el sostén de una familia, es decir en proveedor de bienes materiales y nada más. A mediados del siglo pasado tras la liberación femenina, los padres pasaron al otro extremo… llegando a ser vistos únicamente como portadores de células germinales para la procreación. Pero hoy el hombre se abre espacio para reivindicar su rol dentro del hogar. Por eso, no compite con mamá pero sí comparte con ella la crianza de los hijos al cambiar pañales, preparar teteros, retirar la boleta de los hijos en la escuela, pedir permiso en su trabajo para ir al acto escolar de sus retoños y hasta pasar largas jornadas compartiendo videojuegos con ellos.

Progenitores más cariñosos

Los padres de hoy en día son más cariñosos y menos autoritarios que los de antes. Así quedó corroborado tras un sondeo popular realizado por un diario venezolano, donde 7 de cada 10 hombres prefieren pasar el brazo por encima del hombro de su hijo para aconsejarlo que aplicar un castigo ante cualquier error que éste cometa. Son orientadores más que represores, según se autoevaluaron. Al respecto cabe destacar que los ejemplares masculinos de las nuevas generaciones -es decir los padres entre los 18 y 38 años- se enfrentan al desafío de encontrar nuevos modelos de paternidad, puesto que las referencias de sus propios padres les resultan, a menudo, obsoletos. Por ello, es recurrente escucharlos decir: “Quiero darle a mi hijo, lo que mi padre no me dio” o “quiero ser con mi hijo como no fueron conmigo”.

Por otra parte, si bien se constató que la mayoría concibe a la mujer como la protagonista natural de la crianza de los niños, el 98% de los encuestados asegura que “colaboran” a diario con ella, procurando ser un modelo de padre más responsable, participativo y activo, cambiando pañales, llevando los chicos al parque o a clases, llevar el coche cuando salen de paseo, cargando la pañalera, asistiendo a las reuniones de representantes, cuidando a los más pequeños mientras ellas están consagradas a los quehaceres de la casa, entre muchas otras.

Incluso, un punto importante es que el padre de hoy lejos de vivir el embarazo de sus parejas con amenidad se involucran al máximo, al punto de acudir a todas las visitas al ginecólogo, coleccionar los ecosonogramas, fotografiar el vientre de la futura madre y montar las imágenes en las redes sociales, pensar en nombres bonitos para sus hijos, opinar en cuanto a la decoración de la habitación del bebé, así como también en todo lo concerniente a la escogencia de la ropita, el coche, el corral y pare usted de contar. Esto sin mencionar cuánto se interesan por los cambios corporales de sus esposas ayudándolas a hacer más llevaderos algunos síntomas del embarazo, como las náuseas y la retención de líquido.

Jugar más con los hijos

Aunque la madre es la que le dedica más tiempo a los niños -entre 9 y 16 horas al día- los papás son los que más juegan con ellos. Así lo aseguró el 73% de nuestros encuestados, de los cuales más de la mitad confesó compartir con sus hijos la “pasión” por los videojuegos y la tecnología, lo que consideraron una ventaja puesto que en estos tiempos modernos es necesario compartir el mundo virtual con ellos para estar más cerca; y es que el niño promedio de preescolar aprende más rápido a usar los juegos electrónicos (de mesa y portátiles) y la computadora que a montar en bicicleta o atarse los zapatos.

Por su parte, el resto de los progenitores indicaron tener “cargo de conciencia” al no jugar lo suficiente con sus hijos alegando no tener tiempo para hacerlo. Esto explica porqué 8 de cada 10 padres trabajan la jornada completa. No obstante, resulta interesante que el 60% de ellos asegura que estarían dispuestos a dejar su trabajo si su pareja ganara lo suficiente para mantener a la familia. Incluso el 55% estaría dispuesto a una reducción de salario con tal de tener más tiempo para estar con sus hijos.

¿Cómo ser mejor padre?

Siempre podemos ser mejores. Por eso, la psicólogo clínico exhortó a los “cabezas de familia” a perfeccionar su rol planteándose todos los días una meta cortica que los acerque a sus hijos, y al mes tendrán una sumatoria alentadora.

“No sientan miedo de cometer errores porque no existe un manual que diga cómo ser el mejor padre”, explicó, agregando que “ya los papás de hoy han demostrado la voluntad de hacerlo bien (…) a principio del siglo pasado la mayoría de los hombres no cargaban a sus hijos, no se sentaban a jugar con ellos, no se preocupaban por su recreación, sólo se limitaban a darles el sustento. Pero hoy, se les observa llevándolos a los controles médicos, los ayudan a desarrollar sus tareas, van a las prácticas deportivas, entre muchas otras actividades… por eso, los felicito”.

Además, la psicóloga se dirigió a ellos explicando, “cuando un padre tiene claro y pone en práctica su escala de valores tiene asegurado su futuro, su estabilidad emocional, económica y amorosa. Son hombres cuyos hijos y esposas los consienten, los aman, los respetan y lo acompañan en la lucha por una buena calidad de vida (…) ser exitoso como padre implica estar ahí en las buenas y en las malas, ampararse en la espiritualidad y los valores morales como: el respeto, la consideración, la solidaridad, la compresión, la calidad afectiva, dar el ejemplo. También hay que procurar tener controles intelectuales, afectivos, sociales y espirituales que contengan la impulsividad, la agresividad, la violencia y la ingesta alcohólica frecuente”.

Por su parte, el abogado del Cmdnna -en base a su experiencia como padre- aseguró, “no hay nada más sabroso que abrazar a un hijo (…) porque abrazar a tu chama o a tu chamo tiene un efecto de descarga increíble. Ese contacto te puede aliviar cualquier tensión, estrés, mal humor… hagan la prueba”.

El Día del Padre es una excelente ocasión para disfrutar de actividades en familia. En esta jornada, el protagonista es papá, no importa la edad que tenga ni cuántos años tengan sus hijos. Los besos, los abrazos, las felicitaciones y los regalos son detalles que deben hacerse presentes hoy más que nunca.

¡FELIZ DÍA PAPÁ!

 

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: