Agencia Periodística Patagónica

“Es alevoso el grado de connivencia en el que se sumerge hoy la Justicia”

De Agencia Periodística Patagónica. El 1 junio, 2015. En La Frase, Política, Río Negro. Tema: , , . 489 Vistas

El intendente de Roca, Martín Soria, cuestionó la decisión adoptada por el juez penal de Viedma, Favio Igoldi, de sobreseer a los involucrados en la causa iniciada por la “millonaria estafa consumada en la Central Hidroeléctrica de Salto Andersen”.

En un comunicado, el jefe comunal recordó que en su carácter de legislador provincial tuvo un activo desempeño en el impulso de dicha causa y dijo que “es alevoso el grado de connivencia en el que se sumerge hoy la Justicia rionegrina, el juez Igoldi dejó impune la corrupción en la construcción de Salto Andersen, y hace un mes atrás hizo lo mismo con el inexplicable enriquecimiento de Sartor”.

El intendente agregó que “ningún rionegrino duda que entre tantos proyectos y objetivos del “Gringo” Soria que Weretilneck se encargó de destruir apenas inicio su gobierno, se encontraba precisamente transformar el Poder Judicial. Queríamos tener magistrados eficientes, probos e independientes, pero en lugar de eso, la única preocupación de este pésimo gobernador, ha sido archivar todas las denuncias ante el Consejo de la Magistratura y meter descaradamente amigos en la Justicia para lograr impunidad”.

“Sino cómo se entiende que a los cargos más importantes ingresaran personajes carentes de trayectoria y sin mayor atributo que ser amigos del gobernador o de su álter ego, el Fino Sartor. Así ingresó Gallinger, que de militante del travestismo político y funcionario de Weretilneck pasó a ser camarista electoral, o el mismo Apcarian, cuyo principal antecedente para ocupar un cargo en el STJ es el de ser muy, pero muy amigo del gobernador. Lo mismo ocurre con la doctora Zaratiegui, íntima amiga de la familia Sartor. Aquí, en Roca, acaban de designar a Pellizón, otro amigo de Sartor, que pasó por arte de magia de simple abogado de la matrícula a camarista penal, y ni hablar del emblemático muchacho de Viedma que se dedicaba a bailar con un vaso de whisky en la cabeza”.

 

Fuente/Autor Agencia Periodística Patagónica

Agencia Periodística Patagónica

Ver otros artículos de Agencia Periodística Patagónica

Comentarios sobre esta nota: