NTI

¿Es posible crear un Silicon Valley latinoamericano? (por Pablo Díaz)

De NTI. El 26 Abril, 2013. En Opinión, Río Negro. Tema: , , , . 1181 Vistas

Nuevamente vuelvo a la caza de las mentes responsables del desarrollo económico rionegrino, con la intención de volcar sus voluntades hacia la aprobación y puesta en marcha de la Ley de “promoción de la industria del software” que el legislador del FpV, Roberto Vargas, presentara en la legislatura rionegrina el pasado mes de Julio.

(Artículo original publicado en este medio el pasado 10 de Octubre de 2012.)

Para quien no conoce sobre el mundo de los negocios tecnológicos, le cuento que Silicon Valley, o Valle del Silicio, es el nombre que recibe la zona sur del área de la Bahía de San Francisco, en el norte de California, (Estados Unidos). Es una región que se caracteriza mundialmente por su alta concentración de industrias relacionadas con el desarrollo de los semiconductores, las computadoras y software.

Sus creadores fueron William Shockley y Frederick Terman, profesores de la Universidad de Stanford,  quienes consideraron oportuno que una zona industrial cercana a la cede de la universidad sería perfecta para el desarrollo inmobiliario e intelectual; y así establecieron un programa para incentivar a los estudiantes egresados a quedarse allí, proveyéndoles de capital riesgo. Su primer hito en la historia del programa fue lograr convencer a dos viejos egresados de la universidad (William Hewlett y David Packard), mudar las instalaciones de su empresa Hewlett-Packard al nuevo valle.

Silicon Valley  es, desde hace varias décadas ya, la meca de la industria tecnológica mundial. Un Parque Tecnológico donde surgieron empresas como Google, eBay, Sun Microsystems, Yahoo, Oracle, Adobe, Cisco, Intel, Symantec, Facebook, Mc Afee, PayPal, etc. Es decir, las principales compañías tecnológicas del mundo.

Emprendedores y nuevas empresas de todo el mundo han buscado en el pasado, y aún hoy, instalarse en ese valle dado que configura el paradigma del ecosistema tecnológicos y de negocios a nivel mundial.

Vos tenés una buena idea y algo de guita para viajar a california y mantenerte un par de semanas y seguro lograrás conseguir una empresa que te patrocine (incube) o un tecno-millonario que se te asocie para financiar tu emprendimiento. Eso está demostrado en cientos de ejemplos, como el caso de Mark Zuckerberg que llegó allí con una simple página web hecha con escasos 1.000 dólares y consiguió el socio inversor (Angel Investor) que le proporcionó los 500 Mil dólares necesarios para crear la empresa Facebook y lanzarla al mundo.

Pero las nuevas regulaciones migratorias estadunidenses están haciendo muy difícil, especialmente a los latinoamericanos, llegar allí con las manos vacías y quedarse. Por eso, la mayoría de los jóvenes audaces que van (sólo con la idea) vuelven frustrados a su lugar de origen.

Por este motivo, la BBC y The Economist realizaron hace pocas semanas una investigación acerca de la viabilidad de creación de nuevos Silicon Valley´s latinoamericanos. Y descubrieron que ya se han plantado las semillas para su desarrollo en varias regiones de nuestro sub continente. Y entre estos nuevos parques tecnológicos latinos destacan:

Start-Up Chile en Santiago

Un programa creado por el Gobierno de Chile que busca atraer emprendedores de alto-potencial cuyas startups están en etapas tempranas para que vayan a Chile y utilicen ese país como plataforma para salir al mundo.

El objetivo que se ha propuesto el gobierno trasandino es convertir a Chile en el polo de innovación y emprendimiento de América Latina.

Con un presupuesto de 40 millones de dólares por año, esperan llegar a las 1.000 empresas creadas para fines del 2014 (actualmente cuentan con unas 241).

Chile no sólo se ha propuesto incentivar a sus hijos universitarios a crear nuevas empresas tecnológicas sino (y muy también) atraer emprendedores de otros países del mundo para que vuelquen sus ideas allí, que creen y radiquen sus empresas en ese país y que le transmitan sus conocimientos (Know-How) a los jóvenes chilenos.

“Nosotros hemos tratado de abrir nuestro país, no solamente fomentar e incentivar a los innovadores y emprendedores chilenos, sino que invitar a que vengan a Chile, con subsidios, con ayuda, con programas, con estímulos”, expresa el presidente Piñera en el video que muestro abajo (verdaderamente imperdible).

Jóvenes norteamericanos, portugueses, españoles, y argentinos están eligiendo a Santiago de Chile como su meca para iniciar sus empresas.

Brasil tiene, de hecho varios Silicon Valleys.

En el barrio Villa Madelena de Sao Paulo hay una buena cantidad de centros de aprendizaje e innovación en internet, algunos de ellos apoyados por las escuelas del sector.

La ciudad de Recife también ha sido catalogada así debido a su Puerto Digital, una pequeña isla donde Motorola, Microsoft y Ericsson, entre otras, tienen centros de entrenamiento, en parte porque los impuestos que se pagan en el Puerto Digital son bajos. La Universidad de Pernambuco, además, tiene un importante programa en ciencias.

De Florianópolis, al sur de Brasil, salieron pioneros investos como el Bafómetro, un alcoholímetro que va dentro de los coches y desactiva el motor a menos de que el conductor pase la prueba de aliento, y el Taikodom, un galardonado videojuego pionero en interacción a través de internet.

El Parque Sapiens fue un proyecto de 1.300 millones de dólares del gobierno brasileño para promover la ciencia y la tecnología en el país.

Córdoba y Tierra del Fuego en Argentina. ¿Por qué no Bariloche?

“En seis años, Córdoba se ha convertido en el centro de tecnologías de la información más dinámica de América Latina, comenzando con el traslado de Motorola aquí en 2001”, le dijo Jorge Mansilla, secretario de Comercio de la provincia, a Reuters.

Córdoba es por tradición una ciudad universitaria y el gobierno, que baja los impuestos en los primeros veinte años de un start-up en tecnología, ha impulsado proyectos de educación en ese campo allí.

Más de 250 compañías de tecnología se encuentran en Córdoba, entre ellas Electronic Data Systems e IBM,

En tanto, BlackBerry, HP y Motorola tienen plantas de producción en la isla de Tierra del Fuego.

“La producción de la isla posee una ventaja de alrededor del 30% respecto a lo que se fabrica en el continente, entre exenciones o rebajas del IVA e impuestos internos“, reportó la revista América Economía.

Y Bariloche tiene con qué competir y ganarle a todos estos aspirantes a convertirse en Silicon Valley.

Wenceslao Casares, que vive en Palo Alto (un poblado del Silicon Valley) me dijo, en una charla telefónica que mantuvimos hace poco, que Bariloche es el lugar ideal de la argentina para crear el polo tecnológico capaz de convertirse en el más importante de la región. Incluso más importante que Córdoba o Buenos Aires. Porque Bariloche, motorizado por el Invap y el Centro Atómico, tiene la capacidad de recrear el mismo ecosistema tecnológico y de negocios del Silicon Valley.

–          Vos acá (en estado unidos) te cuesta un montón conseguir un buen ingeniero. De 40 que entrevistás podés conseguir 1, con suerte… (por eso cobran los salarios que cobran, entre 100 mil y 130 mil dólares por año, según el informe del portal económico iprofesional)… en cambio allá pateás un ladrillo y te saltan 10 ingenieros re grosos!, me dijo.

–          ¿Sabés lo que significa el INVAP a nivel mundial?… ni Inglaterra tiene un centro tecnológico así. Es la envida de Corea y de la India que también quieren crear sus centros tecnológicos como Silicon Valley, me aseguró con todas la pasión expresiva que Wences le pone a sus afirmaciones.

–          Hoy cualquier empresa de las buenas de argentina, cómo Globant, pueden contratar un buen ingeniero y pagarle lo mismo que cualquier gran empresa del mundo, pero si además le decís que va a vivir en Bariloche donde tiene esos paisajes y puede ir a esquiar después del laburo, ni hablar!… es tuyo y no te lo roba nadie por mas guita que le ofrezcan, porque Bariloche, al igual que INVAP es recontra conocido y valorado a nivel mundial. Afirma este joven empresario oriundo de Esquel, que se hizo multimillonario al vender su sitio de internet Patagon.com al banco Santander de España.

–          Acá vino un chico argentino a verme con una idea de hacer algo re piola. Cuando lo escuché me di cuenta que era uno de los tipos más brillantes que había escuchado en mi vida. Andá a vivir a Bariloche y creá tu empresa allá, le dije. Y hoy él está construyendo su proyecto ayudado por el INVAP mientras yo acá le estoy dando una mano para conseguir los 100 millones de dólares que necesita para poner en marcha el proyecto, me contó muy entusiasmado.

¿Hacen falta más pruebas para convencer a los gobernantes y legisladores rionegrinos del valor estratégico que tiene Bariloche para la creación del ecosistema tecnológico de negocios que promueve la Ley de Vargas?, pues tengo más.

Lautaro Srur también es joven y directivo de la empresa estatal ALTEC. Con él estuve también charlando hace poco y me contó los planes futuros de la empresa de tecnología rionegrina:

El plan pergeñado por Srur para ALTEC se basa en la administración de los tres troncales de Fibra Optica, que ArSat está construyendo bajo el Plan Argentina Conectada del gobierno nacional, que atraviesan la geografía rionegrina (el norte que ingresa por Río Colorado hasta Catriel, el este que va desde Viedma a Puerto Madryn, y el sur que une San Antonio Oeste con Bariloche).

Esto le reportará a la empresa rionegrina el control de un 1/3 de los pares de fibras del troncal, “infraestructura más que suficiente para proveer conectividad a todos los pueblos de la provincia con soporte para transmisión de datos y video de alta velocidad y comunicaciones fijas y móviles”. Y también, ya planeando el largo plazo, “competir con los países europeos en el servicio de Data Centers de gran capacidad, como los que hoy cuentan super empresas como Facebook, Microsoft y Google instaladas en los países nórdicos”. Alta infraestructura técnica, energía barata y frío son los tres valores diferenciales comparativos que Río Negro y ALTEC tienen para ofrecerles al mercado global de procesamientos de información. Inteligencia aplicada y disponibilidad de alta capacidad en recursos humanos, que provee el hecho de estar inmersos en el “ecosistema tecnológico de Bariloche” es el otro valor competitivo fundamental al que apuesta Srur.

Resumiendo mi argumentación, parafraseo al presidente Henrique Piñera, Si no seguimos innovando, si no seguimos emprendiendo, nos vamos a estancar, y en el mundo moderno estancarse es retroceder. Mientras más tiempo una idea se ha impuesto como “la idea”, más hay que cuestionarla, porque más probable es que nos hallamos dormido en los laureles, o mejor dicho en “las manzanas”. Ya que lamentablemente hoy veo con mucha preocupación como nuestro gobierno sigue alentando el negocio de la fruticultura y la producción primaria de alimentos, manifestado en el plan esbozado por el nuevo ministro de la producción Alfredo Palmieri, al mencionar la intención de ampliar las fronteras agrícolas. Ya que seguir apostando por lo mismo que nos trajo al estado de situación en el que hoy estamos no es innovar. Y yo creo que podemos innovar, que podemos crear, que podemos emprender nuevas empresas y nuevos negocios.

Por eso, a la pregunta del título de esta nota respondo categóricamente: SI.

Sí, es posible crear el Silicon Valley Latinoamericano en Bariloche, sólo hay que vencer la cultura del NO!

por Pablo Gustavo Díaz
Consultor Informático
www.pablogustavodiaz.com
@pablogusdiaz (seguilo en twitter)

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: