NTI

Es posible reconvertir la matriz productiva rionegrina (por Pablo Díaz)

De NTI. El 28 junio, 2012. En Opinión. Tema: . 772 Vistas

La Ley de promoción de la industria del software, propuesta por el legislador Roberto Vargas, presenta una gran oportunidad para generar en Río Negro uno de los polos de desarrollo científico-económico más importantes del mundo.

Conozco al legislador desde hace varios años y por tal motivo me ha distinguido acercándome hace un tiempo sus ideas y ahora su proyecto final sobre la “Ley de promoción de la industria del software” que, luego de mucho trabajo y estudio, ha presentado en la legislatura rionegrina para su tratamiento en la próxima sesión de ese cuerpo. Contaré aquí los puntos sobresalientes de esa propuesta y las conclusiones a las que pude arribar luego de una serie de interconsultas con otros profesionales y reconocidos empresarios de la industria.

1.       Es un gran complemento o sustituto de la ley nacional 25.922 de promoción de la industria del software de la nación, creando las condiciones de seguridad jurídico-financieras necesarias para la creación y radicación de nuevas empresas de base tecnológica en nuestra provincia.

La ley 25.922 mencionada fue un importante instrumento que contribuyó fuertemente en los últimos años a la creación de una industria nacional de software.

Casi 500 proyectos de negocios fueron motorizados por ella, logrando impulsar el espíritu emprendedor de sus autores y generando decenas de miles de nuevos puestos de trabajo altamente calificado.

Pero esta Ley nacional puso en evidencia, con la crudeza que el mercado arma la realidad, las desigualdades regionales que tiene nuestro país. El 90% de esas nuevas empresas, fueron creadas alrededor de Buenos Aires, Córdoba y Rosario; y solamente el 0,5% correspondieron a empresas rionegrinas.

¿Y por qué se dieron estos resultados? Porque es muy difícil crear algo donde no hay nada y en tecnología los emprendedores y las empresas buscan instalarse alrededor de grandes empresas a las que pueden servir de satélites y enriquecerse de sus conocimientos, experiencias y de los trabajos que estas le derramen. Pero también, porque la Ley nacional sólo aporta el 50% del financiamiento que esos proyectos demanden. Así entonces el emprendedor debe buscar en el mercado privado el restante 50% de financiación para cumplir su plan de desarrollo.

Conseguir prestamos en los bancos o financieras locales para volcar a la creación de empresas tecnológicas es muy difícil. E imposible, lo aseguro, conseguir personas que, teniendo el capital, lo inviertan en este tipo de producción de riesgo… prefieren hacerlo en ladrillos para construir edificios o departamentos de alquiler.

Esta Ley rionegrina propuesta por Vargas allana esa dificultad, no menor, a los nuevos emprendedores y pone en manos de decisores rionegrinos las inversiones estratégicas que nuestra provincia requiere. Y esto nos conduce al segundo punto sobresaliente de la Ley;

2.       Pone en manos de la agencia de desarrollo CREAR el instrumento idóneo para hacer cumplir uno de los nuevos objetivos que esa agencia se ha planteado en esta nueva gestión.

Hasta el año pasado el CREAR consideraba “producción” solamente lo que tenía que ver con la matriz primaria o de servicios turísticos. Así era común encontrarnos con líneas de préstamos o subsidios para la compra de máquinas o herramientas agrícolas o fabricación de productos alimenticios y regionales. Pero en esta gestión el nuevo directorio del CREAR ha delineado una estrategia más global de desarrollo económico planteándose tres ejes, de apoyo a:

  • La diversificación productiva
  • La incorporación de valor agregado y la maximización de los estándares de calidad en los procesos de desarrollo productivos, y
  • La creación de instrumentos de innovación tecnológica que aporten eficiencia y economía a todas las ramas de la producción, industria y servicios locales.

Este último punto estratégico del nuevo CREAR aporta la condición sine qua non para que el proyecto de Ley de Vargas tenga un ejecutante y administrador eficiente.

Pero además, charlando con la Sra Verónica Lastra, me enteré que es su objetivo unificar en esa agencia todas las “ventanillas” de financiamiento existentes, nacionales y provinciales, facilitándole a los demandantes acceder a la información necesaria para acceder a ellas, pero también ayudándolos a armar y mejorar sus Business Plans para que tengan éxito, no solo en la aprobación de los mismos sino en el desarrollo de sus actividades productivas y comerciales; haciendo un fuerte hincapié también en la creación de polos de desarrollo productivos. Y esto, justamente, nos lleva al tercer punto a destacar de la Ley Vargas;

3.       Incentiva fuertemente la creación del “ecosistema” social-científico y económico necesario para lograr que tengan éxito los proyectos incubados bajo esta ley.

Mi inquietud por la investigación y el descubrimiento de nuevas herramientas y alternativas de negocio me llevó hace algunos años a conocer el Polo Tecnológico de La Punta en la provincia de San Luis, entre otros centros de conocimientos y de negocios nacionales que he conocido. Pero hago centro en el mencionado porque encontré una obra y una idea fantástica e innovadora para su época que, a pesar de los años de trabajo y mucho dinero invertido, no logra aún su éxito.

¿Y por qué no despega exitosamente el polo tecnológico puntano?, por lo que mencionaba al principio de estos puntos: las nuevas empresas buscan instalarse alrededor de otras empresas ya consolidadas y exitosas que le aporten Know how y le demanden servicios.

Por esta inquietud es que facilité al legislador Vargas una entrevista con uno de los gurús argentino más destacados y reconocidos internacionalmente en el mundo de los negocios “.com”, Wenceslao Casares, otrora fundador de Patagon.com y actual fundador y CEO de Lemon.com, es una persona que, en su oficina de Silicon Valley, atiende semanalmente a decenas de visitantes de muchos países del mundo que buscan un consejo, una opinión o una “palanca” para desarrollar sus negocios. Y en opinión de este exitosísimo pionero de los negocios digitales, Río Negro tiene en la localidad de Bariloche la posibilidad de recrear uno de los polos tecnológicos más importantes del mundo alrededor de grandes empresas e instituciones exitosas y reconocidas internacionalmente como el INVAP y el Instituto Balseiro. Esa es la piedra angular de fundación del “ecosistema” necesario que permitirá construir en nuestra provincia de Río Negro, según las propias palabras de Casares, uno de los polos más exitosos a nivel mundial.

Con la sanción de esta Ley el Estado rionegrino nos brindará a los emprendedores digitales la herramienta que estábamos necesitando. A partir de ella la responsabilidad de hacer más competitiva la economía rionegrina, crear negocios exitosos y generar nuevas fuentes de trabajo, será nuestra.

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: