Agencia Telam

Ganaron todos los grandes, menos Boca

De Agencia Telam. El 1 junio, 2015. En Argentina, Deportes, Destacado. Tema: . 499 Vistas

Racing consiguió un buen triunfo en su visita a Aldosvi en Mar del Plata. Un descolorido Boca perdió en su visita a Vélez y no pudo llegar a la punta.

Racing Club se impuso por 2-1 a Aldosivi, como visitante, y así logró apaciguar el desconsuelo por haber sido eliminado el último jueves de la Copa Libertadores ante Guaraní­ de Paraguay, en un encuentro correspondiente a la decimocuarta jornada del torneo de Primera Divisió 2015.

Los goles de la ‘Academia’ fueron anotados por el mediocampista Marcos Acuña y el defensor Luciano Lollo, a los 2 y 20 minutos, en tanto que para el ‘Tiburón’ descontó Gastón Dí­az a los 48min., todos durante la primera etapa.

Con este triunfo conseguido en el estadio mundialista José María Minella, el equipo conducido por el entrenador Diego Cocca alcanzó las 27 unidades y se posiciona a cuatro del líder San Lorenzo, equipo que hoy podría ser igualado en la cima en caso que Boca Juniors triunfe esta noche ante Vélez Sarsfield.

En tanto, el conjunto de la ciudad balnearia de Mar del Plata, que en la jornada pasada había goleado con autoridad por 3-0 a Boca, en condición de visitante, a raíz de este derrota sigue con 21 puntos.

Racing, que mantiene un invicto de 13 fechas tras la caída por 1-0 ante Rosario Central en el debut del torneo, encaró este partido con la desazón de haber sido eliminado en cuartos de final de la Libertadores ante Guaraní, no obstante este revés no le permitió a la ‘Academia’ poder manejar el partido desde el inicio e imponer su superioridad ante un rival que no lo perturbó en largos tramos del encuentro.

El equipo de Avellaneda salió convencido apenas el arbitro Darío Herrera dio el pitazo inicial y a los dos minutos tuvo su primera alegría: tras una buena jugada individual del mediocampista Luciano Aued, quien luego pasó el balón a Washington Camacho, éste habilitó con clase a Marcos Acuña, quien definió, con caño incluido, ante la salida del arquero Pablo Campodónico para anotar el primer tanto del partido.

Después de la ventaja obtenida, el equipo de Cocca se mantuvo firme en defensa, con Luciano Lollo como estandarte, y en la zona del mediocampo, con buenos trabajos de Aued en el centro y de Acuña y Camacho, por el sector derecho e izquierdo, respectivamente.

Con estas armas, Racing se consolidó en el juego, supo cuidar su arco y logró convertirse en el protagonista del pleito.
Así, a los 30 minutos pudo aumentar la diferencia gracias a un cabezazo certero del defensor Luciano Lollo y que Campodónico no logró contener, tras un córner desde el sector izquierdo.

Con este panorama, el local intentó manejar el balón, situación que logró por momentos, pero sin ideas claras ni jugadas que inquietaran al arquero albiceleste Sebastián Saja.

No obstante, los marplatenses aprovecharon la única jugada clara del primer tiempo: el volante Gastón Díaz colocó el balón en el palo superior izquierdo de Saja para anotar el descuento de su equipo.

Durante el segundo tiempo el desempeño del partido continuó de la misma manera: con Racing como claro dominador y con Aldosivi con la mente puesta en intentar conseguir el empate, pero sin poder generar jugadas colectivas para acercarse al arco de Saja.

La ‘Academia’ logró inquietar a Campodónico con algunos remates de media distancia y con alguna llegada dentro del área, pero no logró ser contundente; mientras que Aldosivi tuvo la más clara cerca del final con una media tijera del ingresado Juan Carlos Menseguez, tras un pase de cabeza en el área de Matías Lequi, pero se encontró con un enorme Saja que logró evitar el empate.

En la próxima jornada (15ta.), Racing recibirá a Vélez Sarsfield, en tanto que Aldosivi será visitante de Tigre.

Vélez Sarsfield sumó su segundo triunfo consecutivo luego de ganarle a Banfield, dando cuenta de Boca Juniors, con el que saldó por una vía parecida la deuda que tenía con el equipo de la Ribera por Copa Libertadores, al vencerlo por 2 a 0 con un gol del capitán Fabián Cubero, que jugó por la triple aplicación del artículo 225.

La obligación era de Boca a partir de la distancia jerárquica de sus integrantes respecto del equipo local, plagado de juveniles en un proceso de recambio futbolístico originado en el ajuste de cuentas que el presidente Raúl Gámez propuso para este momento económico de la institución.

Pero como el “xeneize” viene muy golpeado después de la traumática y escandalosa eliminación de la Copa Libertadores a manos de River Plate, ante cualquier oposición medianamente atinada se desbarata y empareja para bajo.

Así las cosas el encuentro fue transcurriendo dentro de la primera etapa con una chatura típica de fin de temporada, aunque por imperio de los calendarios en la Argentina esta concluirá cerca de Navidad como hacía muchísimos años que no ocurría.

La falta de claridad de la visita y la carencia de ideas de los anfitriones estableció el desarrollo en la mitad de la cancha, lejos de los arcos y con las vertientes laterales de Boca clausuradas por una firme labor de los marcadores de punta Matías Pérez Acuña y delante suyo Fabián Cubero (acumula cinco tarjetas amarillas y dos rojas que le juntan seis fechas de suspensión, pero actúa por el artículo 225) por la derecha y Facundo Cardozo por la izquierda.

De esa manera se consumió la primera etapa, dejando abierto un pronóstico no muy alentador para el período complementario.

Sin embargo las apariencias a veces engañan y los segundos 45 minutos depararon otra cuestión, nada del otro mundo por cierto, pero al menos se dispararon algunas emociones que parecieron tener más su origen en la Justicia Divina que en la futbolistica.

Es que después del atajo legal que tomó Boca para dejar a Vélez fuera de la presente edición de la Copa Libertadores, el equipo de Liniers pareció tomarse revancha hoy de esa circunstancia cuando promediando el segundo tiempo fue justamente Cubero, quien no debía jugar este partido si no fuera por el mencionado recurso que habilita el reglamento de AFA, el autor del gol de la victoria.

El pibe Nicolás Delgadillo se sacó la pelota de encima lanzando un centro hacia atrás y Cubero le ganó insólitamente en el salto a Fabián Monzón para vencer de cabeza la débil resistencia de Orión. Tercer tanto del capitán velezano a Boca en su carrera.

Previamente el arquero velezano le sacó el triunfo “del buche” a Boca tapando espectacularmente dos remates a boca de jarro de Daniel Osvaldo y Andrés Chávez.

La última vez que Boca perdió dos partidos seguidos fue cuando Carlos Bianchi resultó cesado en el cargo, hace un año, justamente cuando tras caer 3-0 con Atlético Rafaela y 3-1 con Estudiantes lo sucedió justamente Rodolfo Arruabarrena.

Después, sobre el epílogo Mariano Pavone redondeó el marcador tras otra buena acción de Delgadillo, pero la épica de este juvenil Vélez ya la habían firmado el pibe Aguerre y el veterano capitán Cubero. El primero en la cancha, el segundo ayudado por los escritorios. Como para saldar cuentas, tal como le gusta a Gámez.

 

Fuente/Autor Agencia Telam

Agencia Telam

Agencia Oficial de Noticias de la República Argentina (www.telam.com.ar)

Ver otros artículos de Agencia Telam

Comentarios sobre esta nota: