NTI

Guerras de Internet

De NTI. En Argentina, Cultura, Internet, Videos. Tema: , , . 530 Vistas

«Guerras de Internet es un libro de aventuras, de terror y de esperanza. Y también es una obra documental de la realidad de internet en Argentina y en el mundo. Natalia Zuazo nos lleva a conocer personajes clave, grandes obras de ingeniería y momentos de lucha junto a activistas de vanguardia. No podremos (ni debemos) evitar los temores al saber más sobre qué pasa con nuestros datos personales, ni al entender la realidad del ciberespionaje. Las reflexiones de la autora tienen una sola misión: renovar la energía que necesitamos para volver a ser actores protagonistas del desarrollo de la tecnología que aún está cambiando el rumbo de la humanidad.» dice Javier Pallero, analista de Políticas de Access Now.

El 22 de octubre de 1962, Estados Unidos emitió la máxima alerta posible en la historia en su sistema de seguridad: la Defcon 2. Para su ejército, era la orden de prepararse para defender su territorio contra una guerra nuclear.

El líder de la Rusia comunista Nikita Kruschev había aprovechado la fallida invasión a Bahía de Cochinos por parte de Estados Unidos para ordenar la instalación de una parte de su arsenal nuclear en las costas de Cuba, con el apoyo de su aliado y flamante héroe de la Revolución, Fidel Castro. Y así se desataron los días más calientes de la Crisis de los Misiles, el episodio que llevó a la Guerra Fría a su punto límite.

Tras varios días de negociación, el presidente norteamericano, John Fitzgerald Kennedy, llegó a un acuerdo con Kruschev y logró el objetivo más importante de cualquier ocupante del poder en la Casa Blanca: mantener la homeland security, es decir, su territorio, libre de intrusos. Hasta entonces, las guerras siempre habían estado lejos del país, pero durante ese octubre los misiles instalados en isla del Caribe habían estado a 200 kilómetros de pisarle los talones al suelo de Florida. En esas playas de casinos y lujo, James Bond transformaba la realidad en la saga más popular de la época. Sus enemigos, los espías soviéticos, eran los villanos de la Guerra Fría. Una combinación de secretos, conspiraciones y miedos dominaba la época.

Pasada la Crisis de los Misiles, Estados Unidos se encontraba nuevamente a salvo y vivía un período de optimismo cultural, producto de la prosperidad económica posterior a la Segunda Guerra Mundial. El pop, el rock y las series de fantasía y familias perfectas se comenzaban a multiplicar por el mundo a través de un invento reciente: la televisión.

En la Argentina, eran tiempos de progreso social, con una juventud que por primera vez iba a la universidad masivamente, familias que compraban su primer auto y aparato de televisión, versiones del rock en español con bandas locales y un florecimiento del arte vanguardista. La ciencia y la industria no se quedaban atrás: Bernardo Houssay, premio Nobel argentino, dirigía el recién fundado Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y las empresas nacionales invertían en sus primeros centros de investigación y desarrollo.

Pero en el mundo, sobre todo en Estados Unidos, la amenaza seguía siendo inminente. Una bomba, además del inicio de la Tercera Guerra Mundial en su territorio, podía suponer la incomunicación del país con el resto del planeta. La infraestructura de telecomunicaciones ya estaba concentrada en manos de unas pocas empresas y suponía que un corte en cualquiera de sus rutas se transformaría en un desastre.

¿Cómo sobrevivir a ese ataque? El Departamento de Defensa de los Estados Unidos se estaba haciendo esa pregunta desde fines de los 50 cuando apareció en escena Paul Baran. Este ingeniero eléctrico de cachetes grandes y anteojos gruesos, nacido en Polonia en 1926, emigrado y educado en Filadelfia, les ofreció una solución.

Y así nació internet. Del miedo. Lo sabían los científicos que la crearon en los 60 y lo saben todavía quienes hoy tienen que defenderla de las nuevas amenazas. La historia de la Red es una historia de guerras.

foto-guerras-de-internet-natalia-zuazoEn «Guerras de internet», la periodista y politóloga Natalia Zuazo baja la tecnología del pedestal y cuenta su backstage y sus luchas. Tras una investigación periodística de dos años, más de cincuenta entrevistas, viajes por Argentina y América Latina, construye una crónica y un libro de divulgación que muestra los lugares, los dueños y las luchas de la internet real. Al recorrer sus páginas, el lector comprenderá cómo funciona la tecnología, quiénes la controlan y qué hacen las empresas y los gobiernos con nuestros datos.

Internet existe desde hace 25 años. Veinticinco años de historia son una buena excusa para contar su historia y para ver con qué problemas nos vamos a enfrentar en el futuro. Porque ya no somos tan ingenuos internet: es una herramienta muy útil, pero también esconde peligros y guerras, que este libro revela.

Es la primera vez que en Argentina se escribe sobre internet desde este punto de vista: ni optimista ni paranoico. Hay un periodismo de tecnología que se ocupa de describir las novedades, el nuevo smartphone, la nueva aplicación, lo nuevo, en general. Está bien y es necesario. Pero es un periodismo más cercano a la publicidad que a la información. Del otro lado hay algunos activistas y militantes de internet muy concentrados en denunciar las consecuencias de internet, a las empresas y los gobiernos que nos espían. Y eso también está bien y es muy necesario. Pero, en el medio, falta información. Allí, Guerras de internet se propone ofrecerla.

El historiador de la ciencia Melvin Kranzberg dice: “La tecnología no es buena ni mala, ni tampoco neutral”. Somos nosotros, los hombres, las empresas, los gobiernos, los que la hacemos buena o mala o los que la podemos usar para bien o para mal. Guerras de internet explica la Red desde las relaciones de poder. No postula prescindir la tecnología, los celulares o las redes sociales. En cambio, va por un camino más complejo: contarte qué sucede cuando los usás, para que luego puedas decidir qué hacer o cómo proteger tus datos.

Guerras de internet es un viaje. Se mete en las estaciones de cables submarinos, en los centros de datos de los proveedores locales, en conferencias internacionales donde hablan los funcionarios que manejan la Red y donde están los hackers y los activistas que defienden los derechos de los usuarios.

La investigación demandó dos años, cincuenta entrevistas y viajes por rutas, servidores, pueblos y grandes ciudades, que le pusieron caras, colores, lugares y números a internet. Guerras de internet se nutre de información de primera mano, de fuentes de Argentina, América Latina y el mundo. Eso tiene un objetivo: darnos poder como usuarios de la Red.

¿Parece interesante no?… bien, haciendo clic aquí puedes comprar el libro «Guerras de internet» de Natalia Zuazo

 

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros videos de NTI

Comentarios sobre esta nota: