NTI

Homilía papal en Cuba con alto contenido político

De NTI. El 21 septiembre, 2015. En Destacado, Especiales, Mundo, Sociedad. Tema: , , , . 463 Vistas

Abte casi 200 mil fieles en la Plaza de la Revolución, el corazón del poder político de Cuba, Francisco condenó ayer las ideologíasm llamando a servir, luchar y defender a las personas “de carne y hueso” más sufrientes, frágiles y desprotegidas, dejando de lado “todo tipo de elitismo” y “los deseos de omnipotencia”.

“La importancia de un pueblo, de una nación, la importancia de una persona siempre se basa en cómo sirve a la fragilidad de sus hermanos. En eso encontramos uno de los frutos de una verdadera humanidad”, afirmó el Papa, que después de la misa tuvo una reunión con Fidel Castro. Por la tarde, recibió el calor de los cubanos cuando recorrió en el papamóvil las callecitas de La Habana vieja y luego, otra vez, durante un encuentro con sacerdotes y jóvenes.

“Quien no vive para servir no sirve para vivir”, sentenció el Papa, citando una célebre frase de la Madre Teresa, cuya imagen se destacaba, junto a la de Francisco, en una pancarta al costado del altar.

Bajo un calor tropical, lo escuchaban en primera fila el presidente cubano, Raúl Castro, vestido de guayabera blanca, y la presidenta argentina, Cristina Kirchner, que se protegía con un amplio sombrero y abanico.

“Hay un servicio que sirve. Pero debemos cuidarnos del otro servicio, de la tentación del servicio que «se sirve». Hay una forma de ejercer el servicio que tiene como interés el beneficiar a los «míos», en nombre de los nuestros. Ese servicio siempre deja a los «tuyos» por fuera, generando una dinámica de exclusión”, dijo Francisco. Éste giró en torno de la pregunta que se hacían los discípulos, “¿Quién es el más importante?”, que Jesús respondió muy simplemente, recordó el Papa.

«Quien quiera ser el primero que sea el último de todos y el servidor de todos.»
Papa Francisco

“Quien quiera ser grande que sirva a los demás, no que se sirva de los demás”, explicó. Sus palabras aludieron elípticamente a la sociedad cubana, donde pese a los ideales igualitarios aún hay grandes desigualdades entre ricos y pobres y también donde los “importantes” son los que pertenecen al Partido Comunista, del cual los católicos en el pasado estaban excluidos.

Cristina asistió junto a Raúl Castro a la histórica misa

La mandataria argentina participó esta mañana de la misa celebrada por el papa Francisco en la Plaza de Revolución, junto al presidente de Cuba Raúl Castro y la delegación oficial que está encabezada por el canciller argentino Héctor Timerman.

Una vez concluida la multitudinaria ceremonia, que se extendió por más de una hora y media bajo un intenso calor en la capital cubana, la presidenta intercambió saludos y algunas palabras con Francisco, quien momentos antes también había saludado al mandatario cubano.

“Me gustaron mucho sus palabras: fue un sermón muy interesante” porque “habla del vulnerable y del pobre, y de que nadie puede sentirse cristiano si no los contempla”, ya que hizo “alusión a esa parte del Evangelio en donde los apóstoles se pelean para ver quién es el más importante y a partir de allí da su sermón”, mencionó Cristina, durante un encuentro que mantuvo con la prensa.

“La idea de que el más importante es el último y el que sirva más a los vulnerables, pobres y necesitados me parece que es toda una idea, y yo le dije que casi me hizo pensar en ‘la patria es el Otro’ cuando estaba dando el sermón”, afirmó Cristina.

“La verdad es que insistimos mucho con esta idea y hoy dijo eso que es de buen cristiano, que el más importante sea el que mejor sirva a los que menos tienen”, por lo que le “pareció un sermón más que interesante a aplicar en el mundo y también en Argentina”, consideró la mandataria.

Fuente: Telam y La Nación

 

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: