Infobae .com

Incertidumbre, retracción y aumentos de precios en el comercio. Rechazo en la oposición

De Infobae .com. El 25 enero, 2014. En Argentina, Destacado, Economía. Tema: , . 451 Vistas

Muchos comerciantes decidieron no vender el día de ayer, otros quitaron o modificaron los precios, a la espera de lo que suceda el lunes con la cotización del dólar. En la oposición exigieron “claridad” y pidieron la presencia de ministros en el Congreso.

Calculadora y lapicera en mano, la vendedora de un local de electrodomésticos del barrio porteño de Palermo modifica poco a poco la lista de precios vigente hasta ayer, cuando la cotización del dólar oficial trepó a los $7,79 para la venta y se paralizaron las operaciones en varias cadenas de electrodomésticos y otros productos importados.

En la calle, hay dudas a la hora de vender, pero también de comprar. Salvando las distancias, el testimonio de Nadia, representante de un local que comercializa equipos de aire acondicionado, recuerda a los peores tiempos de la hiperinflación. “Yo hoy te doy el precio actual, pero no sé si será el mismo de mañana porque no lo puedo mantener”, explica. En su caso, el aumento que tuvo que aplicar de ayer a hoy es del 20 por ciento “en todos los productos”.

Hay incertidumbre acerca de lo que pueda suceder en los próximos días: “Hoy quizás nos vamos con un precio y mañana llegamos y es otro”, dice la joven.

El mismo incremento del 20 por ciento fijó una tienda de muebles de cocina que trae la mayor parte de los artículos desde el exterior. La empresa decidió ayer cerrar sus ventas y su lista de precios no estuvo disponible al público. A su vez, pausó la venta de sus productos en el sitio web Mercado Libre.

“Les recomendamos a los clientes que regresen el lunes, teniendo en cuenta que podrían darse nuevas modificaciones”, le dijo a este medio Fernando, encargado del local. Sin embargo, aclaró que los aumentos solo afectaron a los productos importados, no así a los nacionales.

Muchos comercios directamente decidieron frenar la facturación y eliminar las publicaciones en la web. En importantes tiendas como Garbarino, Frávega, Falabella o Musimundo se pueden ver celulares, computadoras, equipos de audio y otros artículos sin precio, con las marcas de adhesivo que dejaron los carteles arrancados que indicaban el precio anterior a la fuerte devaluación del peso.

Las ventas online que ofrecen esas cadenas se suspendieron sorpresivamente ayer. Sus páginas en internet estaban “caídas” o entraron en estado de “mantenimiento”.

Por su parte, la cadena de electrodomésticos Brukman directamente suspendió las ventas hasta nuevo aviso. Y esperan la conformación de una nueva lista con los precios retocados.

En el rubro de la construcción también se congeló la facturación. “No sabemos qué hacer –dice Alejandro, encargado de un corralón de materiales–, la cosa ya venía mal desde octubre. Pero hoy, entre la lluvia y esto de que se disparó el dólar, se frenó todo. Los proveedores te toman los pedidos, pero no te dan los precios. Habrá que esperar hasta el lunes”, contó resignado.

Hoy, luego de que el Gobierno anunció que a partir de la semana que viene se levantará la restricción a la compra de dólares para atesoramiento, el ministro de Economía, Axel Kicillof, dijo que la medida busca “dar certidumbre” tras una brusca depreciación del peso que el funcionario atribuyó a ataques especulativos de la empresa petrolera Shell.

Respecto del alza del dólar oficial, Kicillof consideró que “había una intención de generar una devaluación” y puntualizó: “No vamos a permitir que eso ocurra”, como tampoco “vamos a permitir” que los ataques especulativos sobre el dólar “vayan a precios”.

Repercusiones en el arco opositor

Mauricio Macri, dio una conferencia de prensa en la que se refirió al tema. “Dicen que van a anular un cepo que antes decían que no existía”, lanzó. “Ni ellos supieron explicar de qué se trata”, añadió.

“Ni ellos supieron explicar de qué se trata”

Uno de sus laderos, Rogelio Frigerio, presidente del Banco Ciudad, opinó en la misma línea: “Esto huele a otro parche más, Argentina necesita de un plan integral que ataque las causas de los problemas”.

Desde la UCR, el senador Ernesto Sanz aseguró que “con el cepo cambiario este Gobierno hizo un tsunami con un vaso de agua”, al tiempo que sostuvo que “la improvisación y la incertidumbre son un estilo permanente”. “Queremos que Capitanich venga a dar explicaciones al Congreso y que el Gobierno se deje ayudar”, pidió el presidente del Comité Nacional del partido.

Pese a las diferencias que lo separan de Sanz por estos días, el también radical Julio Cobos hizo un diagnóstico similar. “Hay un cepo a la confianza y, mientras haya desconfianza en el Gobierno, vamos a seguir teniendo estos vaivenes”, escribió en Twitter. “Hasta que no se supere la improvisación y haya leyes y señales claras, este será un escenario económico y financiero complicado”.

Ricardo Alfonsín, por su parte, apuntó contra la “falta de credibilidad”. “A esta altura, la recuperación de la confianza sólo es posible si el Gobierno es capaz de convocar a todos los actores políticos y sociales a un diálogo sincero para diseñar un plan para superar la compleja situación. El problema es que no sabemos si el Gobierno quiere dejarse ayudar”, dijo.

“El problema es que no sabemos si el Gobierno quiere dejarse ayudar”

“Vivir en la mentira no es bueno”, observó la diputada de UNEN Elisa Carrió en la red de microblogging. “Las clases medias de salarios fijos, las PyME, los jubilados y los pobres pagarán con hambre el costo del ajuste brutal de (la presidenta) Cristina Kirchner”, agregó.

Por el mismo espacio, el también legislador y ex ministro de Economía Martín Lousteau sostuvo que “el Gobierno ha perdido el rumbo”, al cuestionar que “un día plantean una estrategia y al siguiente la cambian radicalmente”.

Margarita Stolbizer, titular del GEN, expresó que “mientras haya inflación, la fiebre del dólar seguirá”, y criticó que el Gobierno “ataca el síntoma, no la causa”. “Con estas medidas erráticas y continuamente cambiantes, serán los mismos de siempre los que pagarán el ajuste”, indicó.

En tanto, el ex presidente del Banco Central Alfonso Prat Gay aseguró que ve a los ministros del Gobierno “muy perdidos, con muchas idas y vueltas, cada día un cambio de estrategia”. Como Stolbizer, denunció que “están mirando los síntomas y no la cuestión de fondo que es la inflación, tendrían que tener programa para bajar inflación”.

También el Frente Renovador de Sergio Massa salió en pleno a cuestionar la medida. Más allá de las expresiones individuales que fueron haciendo en la jornada cada uno de sus referentes en la materia, el equipo económico que acompaña al ex intendente de Tigre concluyó que la decisión dada a conocer hoy “muestra improvisación en las decisiones de política económica y genera más incertidumbre futura”.

“Es notorio el nivel de contradicciones que impera, se modifican criterios básicos y se perjudica a quienes invirtieron en moneda local”, lamentó el grupo, para el que “en lo específico, el anuncio es que se pasó del cepo actual al cepo de la primera mitad del año 2012” .”Es un intento equivocado por intentar bajar la brecha cambiaria reorientando la demanda de dólares y “flotar” nuevamente, pero sin generar credibilidad necesaria”, acotó.

“Es notorio el nivel de contradicciones que impera”

El dirigente del Partido Obrero Jorge Altamira subrayó que “la lógica de este golpe monetario es ir a la liberación cambiaria” y afirmó que eso “es más de lo que el FMI hubiera recomendado”.

 

Fuente/Autor Infobae .com

Infobae .com

Diario Digital de la ciudad de Buenos Aires (www.infobae.com)

Ver otros artículos de Infobae .com

Comentarios sobre esta nota: