NTI

La autopsia de Nisman, todo un foco de conflicto

De NTI. El 2 febrero, 2015. En Argentina, Destacado, Policiales y judiciales. Tema: , , . 524 Vistas

Según ese estudio fue un suicidio, pero la ex esposa de Nisman tiene dudas y el escritor y ex embajador Jorge Asis habla acerca de la “plasticidad del suicida”, ironía con la que refuta a los médicos peritos por la supuesta dirección del ingreso de la bala al cráneo de Nisman.

omo tantos otros casos resonantes en los que gravitaron intereses más fuertes que la búsqueda de la verdad, el de la muerte de Nisman podría rodearse de dudas si crece la controversia acerca de la autopsia y sus estudios complementarios. Es público el enfrentamiento en esa materia entre la ex esposa de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, querellante en la causa, y la fiscal Viviana Fein.

La fiscal se basa en la autopsia que determinó que el suicidio fue la probable causa de la muerte. Este resultado concuerda con otros, como la ausencia de señales de lucha en el departamento y de rastros de otra persona en el baño donde estaba tendido el cuerpo.

El viernes se sumó un importante análisis químico que concluyó que en la ropa que vestía Nisman y en la pistola calibre 22 que estaba junto al cuerpo el único ADN hallado era del fiscal.

Arroyo Salgado duda de las conclusiones de los médicos forenses y, como afirmó que a Nisman lo asesinaron, designará médicos legistas como peritos de parte. En su conferencia de prensa del miércoles pasado, la fiscal le reprochó su demora en presentar esos peritos y explicó que por esa razón estaba postergando el importante estudio anatomopatológico del orificio del disparo.

La zona del orificio fue recortada y preservada junto con los tejidos blandos y el hueso para poder realizar el análisis.

Luis Kvitko, ex titular de la cátedra de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, explica que el protocolo también establece que deben guardarse muestras de diversos órganos y tejidos incluso después de realizados los peritajes, pues pueden surgir controversias que obliguen a realizar contrapruebas.

La autopsia en la morgue la realizaron el médico forense Fernando Trezza y el tanatólogo Héctor Di Salvo y la supervisó Luis María Garay, decano del Cuerpo Médico Forense (CMF), que depende de la Corte Suprema. Duró dos horas y fue filmada.

“Los peritos de parte suelen trabajar con la filmación, las fotos y el protocolo de la autopsia, más los resultados de los estudios complementarios. Si disienten de las conclusiones de los peritos oficiales -explica Kvitko-, está previsto que pidan la exhumación para una segunda autopsia. Es fundamental saber que la autopsia comienza en la escena del crimen y termina en la mesa de la morgue. En cuanto a la escena del crimen, incluye el cadáver con sus lesiones más el lugar físico y las evidencias en el lugar del hecho.”

Kvitko considera: “El nivel profesional y la experiencia de los doctores Trezza, Di Salvo y Garay es de excelencia, y no dudo de que han tomado todos los recaudos, como haber estudiado el cuerpo y haber extraído muestras de la zona correspondiente al orificio de entrada del proyectil, sin perjuicio de otras muestras, como establece el protocolo de autopsia”.

La plasticidad admirable del suicida

En su blog Asis Digital, el periodista y ex embajador argentino ante la UNESCO y Portugal Jorge Asís, afirma en un artículo titulado “Cambio geopolítico y crimen” que “hay que destacar, ante todo, la plasticidad admirable del suicida. La originalidad que debiera destacarse.
Porque la bala del final entró hacia abajo. A tres centímetros detrás de la oreja.
Si se agrega que en la autopsia no se nota el apoyo del arma en la cabeza, debiera rescatarse también, en el fiscal Alberto Nisman, el (presunto) suicida, la matemática habilidad de contorsionista para efectuar el disparo.
Tal vez, una segunda autopsia hubiera proporcionado aún mayor rigor analítico, como para tratar semejante destreza mortuoria”.

“En un principio, reclamaba la nueva autopsia la doctora Arroyo Salgado, ex de Nisman. Pero no insistió. Trasciende que un inapelable médico legista la convenció que no era necesaria.
“Lo que se perdió en la primera autopsia ya no podía recuperarse”, confirma la Garganta.”, remata el escritor quien además en el programa de TV que conduce la señora Mirta Legrand por canal 13 explicó su teoría (video).

 

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: