Diario Perfil

La dieta escandinava es tendencia

De Diario Perfil. El 3 Febrero, 2015. En Gastronomía, Mundo, Sociedad. Tema: , . 383 Vistas

El estilo escandinavo en decoración no es la única moda que viene desde el norte de Europa: parece que la dieta nórdica es el nuevo hit en el mundo de la nutrición, tanto que su popularidad amenaza a la clásica forma de comer mediterránea.

No hablamos de una dieta de antaño, sino de un plan de alimentación que tiene apenas un poco más de diez años. Antes de 2004, las poblaciones de Suecia, Dinamarca y Noruega comían carnes, pescados ahumados, pan, verduras y fuertes grasas animales para sobrevivir al invierno tremendo de la zona. Fue este empeño constante por atravesar el frío el que provocó que se investigaran maneras de hacer que la calórica dieta pudiera convertirse en una forma de comer saludable y también sustentable. De ahí, entonces, que hoy la alternativa nórdica sea una amenazante competidora de la mediterránea porque no sólo es la más sana, sino que, además, permite perder peso.

Basada sobre el consumo de pescado y matizada con la popular filosofía ecofriendly, la dieta incluye productos orgánicos y de cultivo ecológico (alimentos de temporada, de producción local y cultivados sin pesticidas). La idea es no sólo cuidar la salud personal sino la del medioambiente.

A diferencia de la mediterránea, acá el aceite de oliva se reemplaza por el de colza -que tiene más omega 3-. Entre las frutas y verduras que forman parte de esta cocina están los vegetales de raíz como las papas, las remolachas y las zanahorias; las coles como el coliflor y el brócoli; las hojas verdes como acelga y espinaca; las legumbres; las manzanas y las peras; los frutos rojos; los cereales integrales; los lácteos orgánicos; los hongos; todos los pescados baratos y fáciles de encontrar como el arenque y el salmón y los animales de caza como los ciervos que son sabrosos y tienen poca grasa.

En la base de esta dieta están las verduras, las semillas, las frutas y las legumbres. El pescado y la carne se deben consumir a menudo pero en porciones pequeñas.

La Universidad de Copenhague publicó un estudio en 2014 que demostraba que quienes seguían este tipo de alimentación habían perdido tres veces más peso que quienes mantenían la dieta habitual a base de dieta mediterránea.

 

Fuente/Autor Diario Perfil

Diario Perfil

Diario de la ciudad de Buenos Aires (www.perfil.com)

Ver otros artículos de Diario Perfil

Comentarios sobre esta nota: