Diario Río Negro

La lucha de una madre viedmense por recuperar a sus hijos en el extranjero

De Diario Río Negro. El 3 julio, 2013. En Especiales, Río Negro, Sociedad, Viedma y Patagones. Tema: , , . 1035 Vistas

Anahí Randazzo es mamá de dos nenes de 9 y 12 años de edad. Su padre los tiene secuestrado en China desde hace hace seis años.

La joven de Viedma Anahí Randazzo acumula años y kilómetros recorridos para tratar de recuperar a sus hijos, cuyo padre, oriundo de China, los retiene en ese país desde el 2007.

La mujer le contó a “Río Negro” que ese año viajó a Juchón, al sur de ese país, para que su hijos conocieran a sus abuelos paternos, dentro de un clima cordial que la joven mantenía con su esposo llamado Ghen Songuí, quien en un principio desarrolló actividades mercantiles en esta ciudad.

“En ese momento –apuntó– habíamos acordado con mi marido que si yo no me adaptaba nos volvíamos los cuatro juntos, pero él se quiso quedar allá. Además se me venció la visa internacional para permanecer allí, y cuando fuimos a hacer un trámite quedé detenida e incomunicada por espacio de dos meses hasta que me liberaron y deportaron hacia Argentina”.

Fue en ese lapso que comenzó la lucha para recuperar la tenencia de los niños, aunque “el me llamó y me dijo que no me los iba a devolver, pese a que nacieron en nuestro país”.

A Songuí lo protegen las leyes de su país de origen, y por otro lado se niega a firmar cualquier documentación para que los chicos retornen a la Argentina. Los niños, al llevar tantos años en el país oriental, dejaron de extrañar Argentina, afirmó Randazzo.

Tomás y Agustín tienen 9 y 12 años, respectivamente, ya perdieron el habla castellana y se comunican con su madre en idioma Xânjù.

Recientemente Randazzo logró verlos merced a un viaje de 48 horas en avión, y con ayuda gubernamental de Río Negro, para cubrir el vasto trayecto.

De los detalles del último contacto cuando viajó en marzo pasado Anahí prefiere reservarse la experiencia, aunque su marido la haya recibido en su casa.

Sólo consiguió mantener una buena relación con su suegra que la cobijó. Sin embargo optó por retornar tras varias situaciones de agresión y maltrato físico ante su insistencia de recuperarlos, indicó.

“Los chicos no pueden decir nada porque llevan la cultura china y hacen los que dice el padre”, comentó.

Si bien mantuvo una reunión con el cónsul argentino ese país, la única opción que le queda es iniciar los trámites de divorcio para que un juez de nacionalidad argentina pueda determinar el vínculo, formular el requerimiento a la justicia china y obtener la tenencia definitiva de los niños.

La joven recibió apoyo oficial ante la situación difícil que atraviesa, tras la notoriedad pública que cobró el caso, en el que tomó cartas la Nación.

 

Fuente/Autor Diario Río Negro

Diario Río Negro

Diario de la provincia de Río Negro (www.rionegro.com.ar)

Ver otros artículos de Diario Río Negro

Comentarios sobre esta nota: