Agencia Telam

Los candidatos de ‘Cambiemos’ cerraron sus campañas de cara a las PASO

De Agencia Telam. El 7 agosto, 2015. En Argentina, Destacado, Política. Tema: , , , , . 389 Vistas

Macri instó a sus fiscales a cuidar los votos. Sanz criticó al gobierno gobierno pero también a Macri, Carrió cerró con una nueva denuncia y aseguró que el “sistema de poder” quiere verla “sola”.

PRO-Macri

Macri insistió con la “sana rebeldía” de los argentinos y repitió el discurso que lo acompañó durante toda su campaña: “podemos más, podemos vivir mejor, aspiramos a un cambio en la calidad de convivencia entre quien gobierna y su gente, y no queremos más de que quien gana una elección se sienta el dueño del Estado”.

Además, envió un mensaje a los encargados de la fiscalización, entre ironías: “extrañen el sábado por la noche, levántense a las seis de la mañana, lleguen a las siete a la escuela con simpatía y alegría, digan ‘muchachos, venimos acá a contar los votos'”.

“Por ahí nos van a poner cara de malos y nos van a hacer ‘buu’, pero somos todos argentinos y no nos vamos a asustar”, espetó, e instó a sus fiscales a tomar fotos con el teléfono celular y publicarlas en las redes sociales cuando culminen con el recuento de los votos de su mesa.

“Queremos un gobierno que nos ayude a realizar los sueños, no que nos dé pesadillas como nos pasa hoy”, sostuvo, e ironizó sobre la presidenta Cristina Fernández de Kirchner: “nos enseñó que no hay que obsesionarse con reescribir la historia porque no construye el futuro, sino que hay que obsesionarse con construir el presente”; y que “por más de que haga cadenas nacionales no va a tener razón”.

“Siento que estamos en el comienzo de una etapa distinta y maravillosa en la que vamos a capitalizar todas las experiencias del pasado, y hemos entendido que nuestro futuro se juega hoy; y que no es verdad que lo mejor que tiene Argentina es Vaca Muerta o el campo, que es muy valioso, pero lo mejor que tiene este país es su gente: son ustedes y por eso decidimos apostar a nosotros mismos”, añadió.

El actual jefe de gobierno eligió el Centro Asturiano de Vicente López para cerrar su campaña, en donde estuvo junto a su compañera de fórmula Gabriela Michetti, la precandidata a la gobernación bonaerense María Eugenia Vidal, el candidato a la reelección de la intendencia local Jorge Macri, entre otros referentes del PRO, que durante esta semana recorrieron el país llevando las propuestas de ese espacio.

Macri deberá disputar este domingo la candidatura presidencial en la interna del Frente Cambiemos, integrado por el PRO, la Unión Cívica Radical -que lleva al senador mendocino Ernesto Sanz como precandidato-, y la Coalición Cívica, que hace lo propio con la diputada chaqueña Elisa Carrió.

UCR-Sanz

El precandidato presidencial de Cambiemos cerró su campaña de cara a las PASO del próximo domingo, con un acto en un boliche del barrio de San Telmo, donde lanzó fuertes críticas y se diferenció de su rival interno a quien asocio a la “política de laboratorio”.

Los ciudadanos no son vasallos, ni clientes; creemos en dirigentes al servicio de sus partidos y no en partidos a la medida de sus sus líderes”, lanzó Sanz en una clara alusión al alcalde porteño, quien, como a Elisa Carrió (Coalición Cívica), lo aventaja por amplio margen en las encuestas.

Durante gran parte de su extenso discurso el titular del radicalismo contrastó el carácter “nacional, federal y democrático” de su partido, con el modelo de construcción del PRO, al tiempo que disparó contra el asesor ecuatoriano de Macri, Jaime Durán Barba.

“Nosotros creemos que la política es una pasión del ser humano y no un producto generado desde la frialdad de un laboratorio; creemos en el debate democrático y no en lo gurúes”, lanzó Sanz y despertó el fervor de los militantes y dirigentes reunidos en el Museum Club Disco, del barrio de San Telmo, el mismo lugar donde Martín Lousteau clausuró su campaña de cara al balotaje porteño del 19 julio.

Vestido con una camisa celeste y un pantalón azul, el titular de la UCR no se quedó allí y apuntó contra el giro discursivo que experimento el líder del PRO, quien, tras la ajustada victoria del macrismo en el balotaje porteño, prometió dejar en pie las empresas en manos del estado, como Aerolíneas Argentinas.

“En estos dos años he recorrido muchas veces el país y siempre pude decir lo mismo ante los ciudadanos y esto es coherencia”, deslizó el senador nacional desde el atril instalado en una tarima, ubicada en el centro del salón.

“Se ve, se siente, Ernesto Presidente”, respondieron los militantes, que durante todo el acto, entornaron, una y otra vez, el tradicional canto radical: “Volveremos, volveremos; volveremos otra vez, volveremos a ser gobierno como en el ’83”.

En ese marco, el dirigente radical pidió a los electores que el próximo domingo voten por “quienes mejor sabemos enfrentar al poder peronista en todo el país, a quienes nunca hemos dejado de defender la igualdad, la justicia, el progreso y la decencia, a quienes no tenemos que pensar lo que decimos, porque nos basta con decir lo que pensamos”.

Con todo, remarcó: “No me basta tener más votos; lo que quiero es que lleguemos al gobierno” para lograr una “Argentina al servicio de os seres humanos y no al servicio de un apellido, ni de una casta en el poder”.

También se dirigió a los radicales descontentos con la alianza con el PRO, que potencialmente podrían dar su respaldo a la postulante presidencial de Progresistas, Margarita Stolbizer: “Ni un solo voto testimonial o inútil, hagamos que todos los votos del domingo sean piráticos y transformadores, votos para gobernar”.

Sanz arrancó su discurso tras la proyección de un video que resaltó el poder territorial del centenario partido y en el que se pudo ver a varios precandidatos a gobernadores, como José Cano (Tucumán) y Gerardo Morales (Jujuy), quien en la convulsionada Convención radical de Gualeguaychú, fueron dos férreos opositores al acuerdo con el macrismo y la fuerza de Carrió.

“Hoy el radicalismo está unido, renovado y preparado para asumir cualquier responsabilidad”, dijo ante la atenta mirada del primer candidato a diputado nacional por la Capital, Mariano Genovessi, los bonaerenses Ricardo Alfonsín, Miguel Bazze, la titular de la Convención Nacional, Lilia Puig de Stubrin, ubicados en la primera fila de asientos.

Sanz dedicó parte de su discurso para desgranar sus propuestas, entre las que destacó, la formación de una “Conadep de la corrupción” porque “la corrupción es el cáncer de la democracia”.

Antes, fue el turno del compañero de formula de Sanz, Lucas LLach, quien, en línea con Sanz, destinó críticas a sus adversarios del PRO y destacó la capacidad del senador mendocino para “liderar el cambio que la Argentina necesita”.

CC/ARI-Carrió

La precandidata presidencial de la Coalición Cívica-ARI en Cambiemos, Elisa Carrió, cerró hoy su campaña de cara a las PASO con un acto en un salón de Palermo, en el que denunció que “el sistema de mafias y de poder en Argentina” quiere verla “sola” y asumió que su rol en las primarias del domingo próximo es de “servicio” al frente que integra junto al PRO y a la UCR porque a su fórmula “no le tocará el éxito”.

“El sistema de mafias y de poder en Argentina quiere verme sola y la verdad es que millones me acompañan”, expresó Carrió y advirtió que el esfuerzo de sus detractores “no tiene que ver con una elección, sino con una voz”, en alusión a que hay un intento por silenciarla.

El acto, que se desarrolló en el salón Palais Rouge de Palermo y comenzó algo más de una hora más tarde de lo previsto, dejó ver un público exacerbadamente eufórico, que aplaudió de pie a Carrió, a su compañero de fórmula Héctor “Toty” Flores y a los primeros postulantes a legisladores Hernán Reyes y Marcela Campagnoli y a la postulante al Parlasur Mariana Zuvic.

En un extenso discurso que recibió enérgicos aplausos y silbatinas a los funcionarios nacionales mencionados, Carrió dio un contundente respaldo a su candidato a vice -cuyo yerno fue detenido en las últimas horas acusado de ser dueño de un laboratorio de producción de drogas-, se diferenció y cuestionó duramente a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, al igual que a sus ex aliados Adrián Pérez y Margarita Stolbizer, aunque a éstos últimos sin nombrarlos.

Además, pidió “derechos humanos para todos” y arrojó un manto de duda sobre quienes combatieron contra la última dictadura militar.

“No se crean que eran todos idealistas; en el fondo lo que querían era ser ricos, no revolucionarios; hubo muchos amigos que sí fueron idealistas, pero éstos, los que están vivos, no me engañan”, planteó.

Carrió destinó críticas a quienes se definen “progresistas” y sugirió “por qué no les preguntan por qué votaron otorgarle plenos poderes a (Domingo) Cavallo o garantizaron la impunidad a las coimas en el Senado”.

En la misma línea, se quejó de quienes en la CC-ARI la “corrían por izquierda y ahora están con (Sergio) Massa”, en alusión a Adrián Pérez, ex compañero de fórmula presidencial de Carrió.

Con su habitual estilo autorreferencial, Carrió se definió como la candidata “de mayor cultura y educación del ámbito político y académico de Argentina”, parafraseó a Juan Perón y aseguró que “la verdad es la única realidad” y que “quien dice la verdad está bendecido por Dios”.

Poco antes, Flores había despertado la euforia generalizada cuando le dirigió algunas palabras a los “capos del narcotráfico” y aseguró: “Nosotros con Lilita no les tenemos miedo; no se metan con la familia porque eso es de cobardes”.

El acto mostró un ecléctico público, que hizo flamear dos banderines de Cambiemos y que durante la larga espera inicial se sacó fotos con los candidatos y dedicó a “Toty” Flores efusivas muestras de apoyo, con palmadas y abrazos, mientras una pantalla gigante mostraba las publicidades televisivas de la fórmula.
Luego del ingreso de Carrió, enfundada en un saco negro de raso y vestido blanco y negro con brillos, Reyes fue el primero de los candidatos en tomar el micrófono y, en su discurso, reivindicó el gobierno de Raúl Alfonsín y aseguró que su espacio “bajará los impuestos”.

Después, Campagnoli dijo que quienes se encolumnaron detrás de Carrió tienen “propuestas, convicción, decisión y Dios” y exhortó a escuchar “la voz republicana que llama”.

En tercer lugar, Zuvic declaró que el programa de Jorge Lanata “Periodismo para Todos encendió la luz en ese lugar tan oscuro durante tantos años” y advirtió que “no votar Parlasur es hacerle campaña a Milagro Sala”, lo que originó una sucesión de vítores y aplausos.

 

Fuente/Autor Agencia Telam

Agencia Telam

Agencia Oficial de Noticias de la República Argentina (www.telam.com.ar)

Ver otros artículos de Agencia Telam

Comentarios sobre esta nota: