Agencia Telam

“Los Locos Addams”, un producto de Broadway en Buenos Aires

De Agencia Telam. El 23 junio, 2013. En Argentina, Cultura. Tema: , . 2395 Vistas

La comedia musical “Los locos Addams”, de Marshall Brickman y Rick Elice, en versión argentina de Enrique Pinti, con Gabriel Goity y Julieta Díaz, estrenada en el teatro Opera, es uno de los mejores productos de Broadway llegados a un escenario local.

Basada en una vieja historieta de Charles Addams, que tuvo un famoso renacimiento con la serie televisiva de 1964 con Carolyn Jones y dos películas con el difunto Raúl Juliá a principios de los 90, la nueva familia llega con mejoras.

Con una puesta que juega al esplendor visual antes que nada, “Los locos Addams” viola la atemporalidad de los personajes de historieta, hace crecer al personaje de Merlina, ahora enamorada de un chico “normal” y le agrega humanidad a unas criaturas antes bidimensionales.

Es difícil pensar en otro actor que no fuera Gabriel Goity para encarnar a Homero Gómez Addams, ese padre de familia ejemplar dentro de su ámbito morboso, amante ardiente de su esposa Morticia (Julieta Díaz) y protector al límite de su hija Merlina (Laura Esquivel).

Hay veces que Goity abusa de ese tono socarrón, venal y sobrador que oculta la grandeza de actor que se esconde en él, pero aquí saca a relucir recursos de comediante que le dieron temprano fulgor desde sus intervenciones en el ciclo “Matrimonios y algo más” y junto a Las Gambas al Ajillo.

Además, el hombre canta correctamente y da algunos pasos de baile, con una gracia que se come el escenario y dota a su personaje de una bien venida profundidad, que en yunta con la Morticia de Julieta Díaz logra capitanear una familia monstruosa y muy querible.

El grupo se completa con un Tío Lucas de sexualidad alternativa (Santiago Ríos), un Largo que al final da una sorpresa (Marcelo Albamonte), una Abuela fumona y experta en sustancias mágicas (Gabi Golberg) y un travieso Pericles Addams que no ha crecido y que por razones legales es representado por cuatro niños que se alternan de función en función.

La familia visitante está integrada por un matrimonio muy burgués -Alejandro Viola, de Los Amados, muy controlado pero igual de brillante, y Dolores Ocampo, muy buena actriz y cantante- y su hijo enamorado de Merlina (Marco Dimónaco).

Hay también una corte de fantasmales personajes, parientes de los Addams que salen de sus tumbas para acompañarlos sin ser vistos, que intervienen en algunos pasajes clave y tienen momentos coreográficos de gran belleza.

La acción está sostenida en una trama simple pero que no decae, con un humor desopilante que va de lo negrísimo a lo cándido -esencial en los Addams, más chantas que sadomasoquistas- y un puñado de temas musicales realzados por intérpretes argentinos cada día más completos.

Contrariamente a lo que sucede en los musicales, las canciones no interrumpen la acción. Compuestas por Andrew Lippa, con Gerardo Gardelín en el podio y orquesta en vivo, tienen la gran virtud de haber sido adaptadas por Enrique Pinti en un gran momento de su inspiración.

La mayor apuesta de la pieza original, apuntalada por la dirección del germano-estadounidense Jerry Zaks, es sin duda, el deslumbramiento visual, con la bellísima y cambiante escenografía de Julian Crouch y Phelin McDermott, la coreografía de Sergio Trujillo y las acertadas luces de Natasha Katz.

“Los locos Addams” se ofrece en el teatro Opera, Corrientes 860, los viernes a las 20.30, los sábados a las 17 y a las 21 y los domingos a las 19.

 

Fuente/Autor Agencia Telam

Agencia Telam

Agencia Oficial de Noticias de la República Argentina (www.telam.com.ar)

Ver otros artículos de Agencia Telam

Comentarios sobre esta nota: