NTI

Los supermercados chinos también quieren la “Supercard” del gobierno

De NTI. El 28 marzo, 2013. En Argentina, Destacado, Economía. Tema: , , . 785 Vistas

“Pedimos la universalización de la Supercard a través del Banco Nación”, aseguró Miguel calvete, Director ejecutivo y vocero de la Federación de Supermercados y Asociaciones chinas de la República Argentina.

El directivo afirma que no desestiman la implementación del nuevo medio de pago para que sus clientes puedan hacer compras con una comisión de sólo el 1% pero aseguró que “aún resta saber cómo se instrumentará operativamente porque los autoservicios de proximidad no tienen la misma capacidad de inversión que los hipermercados”. Implementarla como se plantea beneficia solo a las grandes bocas y afirman que sería bueno universalizar la práctica con intervención directa del estado. Destacan además que la baja del 2% en las comisiones, así como se postula, no se trasladará a los precios.

Creemos que la intervención del Gobierno Nacional a través del Banco Nación, como se había planteado originalmente, sería mejor para democratizar su implementación.

Para los puntos de cercanía, que son más de 100 mil en todo el país, solicitamos que se utilice algún medio de pago de esa entidad estatal y que se financie con una tasa inferior a los 20 puntos, generando además mayores controles sobre esas bocas de venta.

En líneas generales, el representante de las bocas de proximidad de nuestro país afirmó que “si se generan menos costos que puedan trasladarse al consumidor la decisión es bienvenida pero no podemos absorber los gastos sin apoyo del Gobierno”, y agregó que “en este caso aún nada se ha dicho sobre trasladar la baja en las comisiones a los precios que pagan los consumidores”.

Por otra parte, Calvete pidió además que las Asociaciones de consumidores también sean convocadas porque son quienes representan a los principales beneficiados o no con la medida.

En el encuentro de esta mañana entre Guillermo Moreno y la Asociación de Supermercados Unidos se confirmó que el sistema será financiado a través de un fideicomiso con fondos que serán aportados por las compañías de seguro y hasta el momento sabemos que “la idea es unificar toda la administración de tarjetas en una sola administración, para montar sobre esa operatoria la operatoria general”, amplió el ejecutivo, pero precisó que aún nadie les informó quién absorberá esos costos en los autoservicios de proximidad.

Tal como lo solicitó la Federación que representa a la mayoría de las Cámaras que agrupan a los súper chinos en Argentina cuando se conoció la iniciativa, el nuevo sistema convivirá con las tarjetas tradicionales, es decir, los consumidores podrán pagar en efectivo, con la Supercard o con los otros sistemas que están vigentes en la actualidad. Al respecto, Calvete celebró esta decisión porque consideró que “era una locura obligar a los consumidores a abandonar las tarjetas que ya están en el mercado”.

Calvete, también se mostró a favor de la confirmación de la extensión del congelamiento de precios hasta el 31 de mayo próximo porque “evitará que las especulaciones negativas de empresarios, comerciantes y consumidores impacten negativamente sobre el acuerdo” y agregó “se sabe claramente que el principal componente de la inflación es siempre la especulación fogoneada por empresarios irresponsables”.

Sin embargo, los autoservicios de cercanía esperan que el acuerdo se acote a productos básicos y esenciales (que no superan los 300) para que los consumidores puedan controlarlos.

Finalmente, el representante de las bocas de proximidad reclama que haya una convocatoria a una mesa de diálogo permanente por ambos temas y que se sume a la negociación a otros sectores que aún no han sido convocados por el Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Estiman que la Supercard bajará las comisiones y fidelizará a los consumidores

Para la subsecretaria de Defensa del Consumidor, María Lucila “Pimpi” Colombo, los 22 puntos porcentuales de tasa de financiamiento de la nueva tarjeta son una “revolución”, y “muchos sangran por la herida porque están acostumbrados a llevarse la plata de nuestro trabajo”.

“Esta tarjeta no es magia, es una herramienta para cuidar el consumo popular”, agregó en declaraciones radiales, y sostuvo que también “se está cuidando el poder adquisitivo del salario”.

A su turno, Yolanda Durán, titular de Cedeapsa, una de las cámaras que agrupa a los supermercadistas chinos, dijo a Télam: “nosotros nos vamos a sumar a la Supercard. Queremos tenerla, porque es más económica en comparación con las tarjetas actuales que hay en el mercado”.

“Esta mayor clientela que obtendremos redundará en beneficios que se verán reflejados en las góndolas”
Yolanda Durán

“Esto va a ayudar. Va a ser un beneficio para el público, para nuestros clientes actuales, al tiempo que vamos a captar más consumidores porque en verdad no usamos mucho las tarjetas por sus altas comisiones”, que en el canal de los autoservicios chinos son superiores al ocho por ciento.

“Esta mayor clientela que obtendremos redundará en beneficios que se verán reflejados en las góndolas”, consideró la dirigente supermercadista.

Explicó que este plástico, que tendrá bajos costos de mantenimiento para el comercio, no sólo se implementará en supermercados sino en otros rubros comerciales como estaciones de servicio, casas de electrodomésticos y perfumerías.

Al respecto, José Ignacio Amodei, director de Trade de la consultora CCR, estimó que la tarjeta “parece que llegará a canales donde no hay fidelización”, por lo que su uso puede contribuir a una mejora en las ventas de los comercios.

En tanto, Pedro Cavassa, editor de la revista especializada en supermercadismo ASA Retail, dijo a Télam que “toda tarjeta de fidelización capta información sobre los clientes, datos que son de utilidad también para las empresas proveedoras, las que se enteran finalmente de quiénes son sus clientes, sus preferencias y sus edades”.

“Estos datos sirven a los supermercados y a las empresas proveedoras a la hora de hacer promociones, enfocadas a un target determinado”, explicó.

A su turno, Osvaldo del Río, de la consultora de consumo masivo INN, dijo a Télam que esta tarjeta permitirá tener un mayor control del modo en que compran los consumidores.

“Se conocerá más el perfil del que compra. Cuáles son sus hábitos. Saber qué compra. Esto permitirá identificar perfiles generales y particulares por zona”, afirmó.

“Algunos supermercados ya sabían esta información pero otros la conocerán ahora. Accederán a conocer la totalidad del universo. Ahora tendrán capacidad de almacenamiento y procesamiento de esa información”, indicó.

En tanto, Fernando Aguirre, vocero de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), dijo que las grandes cadenas del interior y las regionales aún no suscribieron el acuerdo con la Secretaría de Comercio Interior para implementar la Supercard.

Dijo que la rebaja de comisiones que recaen sobre el comercio es un tema que “lo venimos pidiendo desde hace tiempo”, y expresó que “hay que ver cómo se implementa con esta tarjeta”.

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: