Diario Río Negro

Más control soble el empleo público en Río Negro

De Diario Río Negro. El 24 marzo, 2013. En Destacado, Economía, Río Negro. Tema: , . 766 Vistas

El gobernador Weretilneck encabezó la reunión de gabinete y bajó instrucciones para reducir el gasto salarial. Intentan bajar las inasistencias que alcanzan el 20%. Salud es el área más crítica en el Estado rionegrino.

En general, el ausentismo público promedia el 20%, mayoritariamente con justificación médica.

La integración y la supervisión de las juntas médicas serán asignadas a los privados, según dispuso el mandatario en la reunión de gabinete del pasado viernes. Luego, el mandatario confirmó a “Río Negro” que esos cuerpos serán tercerizados a “los colegios médicos, clínicas y sanatorios”.

La revisión de la partida de personal –insistió– está orientada a mejorar “la calidad del gasto”.

La administración rionegrina concentró en tres medidas sus rectificaciones de la masa salarial: mejorar el control del ausentismo en la administración pública, concretar finalmente las jubilaciones pendientes y la fijación de pautas en los adicionales, esencialmente en horas extras y guardias médicas.

Las ausencias en Salud oscilan de un 22 al 25%, explicó el ministro Norberto Delfino en gabinete. Este porcentual incluye las licencias regulares, pero también, un número importante del personal con carpeta médica, a partir de autorización de las juntas médicas.

Estos órganos de control dependen de Salud y están distribuidos regionalmente. Nadie defiende su labor por diferentes razones.

En enero, el titular de Economía, Alejandro Palmieri ya había adelantado que se reactivarían las juntas, cuya real fiscalización sería el inicio de la baja de las ausencias.

En la Función Pública aseguran que existen empleados con permanentes carpetas médicas cuando, según las normativas, se debería comenzar con el trámite jubilatorio por invalidez si efectivamente ese cuadro es cierto, cumplido dos años.

La primera decisión fue transferir las juntas médicas a la Secretaría de la Función Pública, que conduce Omar Alfonso. Una posibilidad consistía en que esa cartera reformulara el esquema con profesionales públicos. Sin embargo, el gobernador resolvió que esas funciones se tercericen a médicos privados.

El mecanismo de contratación no estaría totalmente definido pero, de por sí, la convocatoria a los privados responde esencialmente a la celeridad para la puesta en marcha del nuevo diseño.

Además, Weretilneck instruyó para que Horizonte ART colabore en la revisión de las licencias, con el aporte de documentación y de registros de la cobertura en los estatales rionegrinos por parte de esa aseguradora.

La totalidad del gabinete participó de la reunión, ocasión donde también se adelantó de la fijación de cupos en las horas extras.

Salud, cuestionado en los últimos meses por esos adicionales, habría remitido un esquema de su propuesta de reformulación de guardias médicas y horas adicionales. Se habló de una reducción de 1,5 a 2 millones mensuales, que significaría una merma del 8 al 12%.

Por años, los sucesivos gobiernos provinciales intentaron reducir el ausentismo de empleados públicos, aunque sin mayores logros. Para eso se pusieron en marcha distintas metodologías y se crearon estructuras que no funcionaron.

Apuran las jubilaciones

El gabinete rionegrino volvió a hablar de retirar a los agentes públicos con edades y requisitos jubilatorios. El gobernador ordenó el envío de las intimaciones por parte de los organismos y de la Función Pública para comenzar con los trámites previsionales.

El último dato consignaría una planta de unos 700 estatales en edad de jubilarse. Desde su asunción, el gobierno del FpV insistió con esa medida para reducir su plantel, pero no se avanzó. La pasividad de los funcionarios se combinó con la resistencia de los involucrados, conscientes que su pasividad se traduce en una disminución de su haber.

Incumplimiento

Además, la provincia no cumplió con la legislación que transforma en remunerativo a la totalidad de la remuneración, procurando mejorar sus futuras jubilaciones. Esa norma ya casi tiene dos años de vigencia. En principio, su implementación –según Economía– no parece posible de cumplimentar en estos momentos. No existen números oficiales, pero se estima que la baja de medio millar de activos se traduciría en una merma de 50 a 60 millones anuales.

También esta medida se inscribe dentro de los planes de reducción de gastos salariales.

Fuente/Autor Diario Río Negro

Diario Río Negro

Diario de la provincia de Río Negro (www.rionegro.com.ar)

Ver otros artículos de Diario Río Negro

Comentarios sobre esta nota: