Agencia Telam

Miami ganó una final épica ante San Antonio y es bicampeón de la NBA

De Agencia Telam. El 21 junio, 2013. En Deportes, Destacado, Mundo. Tema: , , , . 499 Vistas

Los Spurs, con 18 puntos de Emanuel Ginóbili, perdieron la séptima final de la NBA (4-3), como visitante, por 95-88. Los Heat retuvieron el título de campeones. LeBron James anotó 37 puntos.

Los parciales del partido jugado en el estadio American Airlines Arena de Miami fueron los siguientes: 18-16, 46-42, 72-71 y 95-88, todos favorables al local.

De esta manera, San Antonio perdió por primera vez una final de la NBA sobre cinco intentos y Ginóbili quedó con tres títulos personales (2003-05-07) en la mejor liga del mundo.

El zurdo escolta bahiense de los Spurs, que fue titular y jugó 35 minutos, convirtió 18 puntos con 4-7 en dobles, 2-5 en triples y 4-4 en libres, dio cinco asistencias, tomó tres rebotes, cometió cuatro pérdidas y tuvo la misma cantidad de faltas.

El jugador más valioso de la final, el alero de Miami LeBron James, fue la figura del partido con 37 puntos (12-23 en tiros de cancha), doce rebotes, cuatro asistencias y dos robos, mientras que el base-escolta Dwyane Wade contribuyó con 23 unidades y diez asistencias.

Otra de las figuras del bicampeón fue el alero suplente Shane Battier, quien anotó 18 puntos, con 6-8 en triples.
Por San Antonio, el goleador fue el pivote Tim Duncan con 24 y 12 rebotes y el alero Kawhi Leonard se destacó con 19 puntos y 16 recobres.

El comienzo del partido mostró a los dos equipos con poca eficacia en los lanzamientos. San Antonio se escapó 11 a 4 con un triple de Ginóbili, pero el número 20 de la franquicia texana, al promediar el periodo cometió su segunda falta personal y fue reemplazado.

Miami, con 2-8 en tiros de cancha, se mantenía cerca en el marcador (11-6) sólo por la impericia de los Spurs, muy acelerados en los contraataques, tras cada falla del local.

Gracias a un parcial de 8-0, con dos triples y un doble desde el banco (seis de Shane Battier y dos de Chris Andersen), Miami pasó al frente por primera vez en el partido sobre el final del parcial, que se terminó llevando con un bajo marcador de 18-16, con `Manu` en cancha, a pesar de las dos personales.

Battier comenzó el segundo cuarto con otro triple para estar perfecto en tres intentos desde esa vía, Wade comenzó a encontrar el ritmo en sus tiros y James, ausente hasta ese momento, logró seis puntos consecutivos para dejar a Miami 33-27 arriba.

Ginóbili consiguió su primer doble en el partido, con una de sus `históricas` penetraciones por el callejón izquierdo, y a pesar de sufrir en los rebotes y de la buena marca de Andersen sobre Duncan, San Antonio se mantenía cerca (37-34).

Con una pequeña `ráfaga` 8-0 los Spurs pasaron al frente por 42-40, aunque James (15 en la etapa) y Wade (14) llevaron al descanso largo a los de La Florida 46-44, con Leonard como valor importante con 10 de los 20 rebotes de los visitantes.

San Antonio fue en el primer período mucho más a la línea y con buenos porcentajes (14-15), frente a los únicos tres libres acertados por Miami en la misma cantidad de intentos, y pese a tener un 35 por ciento en tiros de campo, la desventaja por dos unidades no parecía un “mal negocio” para los de Gregg Popovich.

Danny Green y Gary Neal, figuras en algún pasaje de esta emocionante serie, sumaron entre los dos un magro 1-10 en tiros de campo, dejando a Duncan (13), Parker (10) y Ginóbili (7) como los goleadores de los Spurs en la primera mitad.

Después del entretiempo, Leonard, muy activo en todos los rubros (11 puntos y 11 rebotes hasta ese momento), mantuvo a los Spurs en partido y cuando se jugaba el primer tercio del parcial, Miami ganaba 54-52.

James empezó a acertar los triples (5-7) para llegar a los 26 puntos, demasiado libre en la marca, pero un tremendo Leonard y Duncan, con jugadas preparadas para su categoría debajo del aro, llevaron a los Spurs al frente por 65-64, a falta de dos minutos.

`Manu` apareció con dos libres y otra bandeja, pero con los triples de Battier (4-4) y uno sobre la chicharra de Mario Chalmers, Miami entró al último cuarto con ventaja mínima (72-71).

Con Battier intratable con los triples, con su quinto intento convertido, buenos rebotes en el ataque, una defensa asfixiante y James confiado en su tiro externo, Miami estiró a 6 la ventaja (83-77), mientras Ginóbili cometía dos pérdidas seguidas.

Dos de las figuras del juego, Battier por Miami y Leonard, en el perdedor, anotaron triples para dejar al dueño de casa 90-88 al frente, con un minuto y medio por jugar. Así, Duncan desperdició una bandeja para empatar el marcador a falta de 40 segundos.

James, el mejor jugador del planeta, con el equipo a sus hombros, se hizo cargo del ataque luego del tiempo solicitado y selló con un doble el 92-88.

Una nueva pérdida de Ginóbili y dos libres convertidos por James definieron la serie, que San Antonio estuvo a punto de llevarse en el juego anterior, en un final dramático en tiempo suplementario.

San Antonio peleó como un gran campeón la final contra un equipo superior en plantel y que no se equivocó en los momentos decisivos, para llevarse otra vez el título, el tercero de su historia (2006 había sido el primero).

Ginóbili: “Creería que voy a seguir pero ahora no puedo pensar en eso”

Emanuel Ginóbili se mostró abatido anoche tras la derrota de San Antonio ante Miami Heat en la final de la NBA. “No estoy bien, a los 50 años pensaré si llegué a cuatro finales, hoy no puedo. Nosotros somos laburantes, lo lamento porque era un premio para Tim”, lamentó el bahiense.

“Todavía pienso en el juego número 6. Pasamos un muy mal momento estos dos días. Me da bronca, se escapó ese juego por dos rebotes, se tiró una moneda al aire y lo perdimos”, expresó el zurdo escolta bahiense, en la conferencia de prensa post partido, en el American Airlines Arena de Miami.

La referencia de `Manu` tiene relación directa, obviamente, con la caída “difícil de digerir” de los Spurs el martes pasado, por 103 a 100, en tiempo suplementario, luego de ir ganando por 94 a 89, a falta de 28 segundos 9/10 nada más para el cierre del tiempo regular.

Igualmente, el bahíense reconoció que en el séptimo partido perdido “se estuvo a punto de empatarlo con el tiro de Tim (Duncan) a cuarenta segundos”.

“No estoy bien, a los 50 años pensaré si llegué a cuatro finales de la NBA, hoy no puedo. Creería que voy a seguir, pero ahora no puedo pensar en eso. Nosotros somos laburantes, lo lamento porque era un premio para Tim”, agregó.

Además, Ginóbili calificó a su equipo como de “laburantes, acá no hay un Kobe (Bryant) o un LeBron (James)” y confesó que en las últimas 48 horas no pudo sacar de su cabeza “las últimas jugadas del partido anterior”.

Fuente/Autor Agencia Telam

Agencia Telam

Agencia Oficial de Noticias de la República Argentina (www.telam.com.ar)

Ver otros artículos de Agencia Telam

Comentarios sobre esta nota: