Diario Río Negro

Río Negro cerró el 2014 con un superávit récord en sus cuentas

De Diario Río Negro. El 8 Febrero, 2015. En Destacado, Economía, Río Negro. Tema: . 317 Vistas

Aplicando la clásica receta ortodoxa el gobierno puso en caja sus cuentas: aumentó la presión impositiva y frenó el gasto en algunas partidas clave, logrando un saldo positivo superior a los 800 millones de pesos.

Según un informé publicado hoy en el suplemento del diaro Río Negro, elaborado por el periodista especializado en economía Javier Lojo, y basado en cifras oficiales,drante todo el año pasado la administración Weretilneck recaudó 14.367 millones de pesos. La cifra refleja un incremento interanual del orden del 45%. Los gastos totales, por su parte, alcanzaron los 13.564 millones, lo que mostró un salto del 28% respecto del 2013.

La mayor tasa de crecimiento que registraron los ingresos (45%) al compararla con la de las erogaciones (28%) ha sido determinante en el superávit financiero de más de 800 millones de pesos que ha mostrado la Provincia durante el 2014.

Pensar que en el 2013 el presupuesto presentaba un déficit de más de 650 millones de pesos. Es decir, la mejora en valores nominales supera los 1.400 millones de pesos entre un año y otro. Cifra no menor, sin dudas.

¿A qué se debe ese cambio de tendencias en las cuentas públicas rionegrinas?

La mejora es, sin dudas, producto de varios factores que convergen en forma simultánea en las cuentas públicas. Sin embargo, a grandes rasgos, podemos decir que la administración Weretilneck aplicó la básica receta ortodoxa para poner en caja sus cuentas: aumentó la presión impositiva para generar mayores recursos y frenó el gasto en algunas partidas clave para contener las erogaciones totales.

Analicemos algunos tópicos del presupuesto donde se observan estos importantes cambios.

• Cuando se desglosan los números del presupuesto ejecutado, claramente se observa que el salto de los ingresos (45%) fue no sólo mayor al de los gastos (28%) sino también al de la inflación (39%), por lo que existe una recuperación real sobre los ingresos de la Provincia. Para tener una referencia de lo que estamos mencionando, durante el 2013 el escenario era totalmente inverso ya que los recursos totales crecieron a una tasa del 33% interanual contra gastos que lo hicieron al 37%.

• En este contexto, hablamos de una mayor presión tributaria porque los ingresos adicionales logrados por la Provincia no llegan producto de una mayor actividad económica. Los principales indicadores, lo mismo que ocurrió a nivel nacional, muestran que el año pasado fue recesivo para Río Negro en materia de desarrollo y crecimiento económico. Subas de tasas, baja de beneficios e incrementos en las bases imponibles sobre los impuestos provinciales han sido las principales causas del salto, siempre hablando en términos reales, de los ingresos provinciales. La estadística oficial avala este argumento. Los recursos tributarios (que son los impuestos que pagan los contribuyentes locales: Ingresos Brutos, Inmobiliario, Automotores y Sellos) totalizaron el año pasado cerca de 3.300 millones de pesos. La cifra refleja un alza interanual del 54%. Es decir, nueve puntos por arriba de la tasa de crecimiento promedio que registraron los recursos totales en la Provincia.

• Las transferencias de origen nacional, por su parte, alcanzaron los 8.484 millones de pesos, mostrando una suba del 44% interanual. Es decir, un punto por debajo del crecimiento promedio que reflejaron los recursos totales de Río Negro.

• La estadística oficial da cuenta de que los ingresos de jurisdicción provincial han mostrado en estos últimos años una creciente participación sobre la totalidad de los recursos corrientes de Río Negro. En el 2010 representaban el 30%; en el 2014 llegaron al 38%. Otro argumento para sostener la teoría de la mayor presión tributaria.

• Por último tenemos en el presupuesto los ingresos de capital que están orientados en parte a la obra pública e inversiones generales. En estas partidas se ubican los fondos que tienen comprometidos el gobierno nacional y organismos internacionales para todo tipo de trabajo público en tierra rionegrina. También se encuentran las transferencias del Fondo Sojero (coparticipación del 30% de las retenciones a las exportaciones del complejo oleaginoso). Durante el 2014 los ingresos de capital totalizaron los 684 millones de pesos, cifra que indica un incremento del 24% respecto del año anterior. En valores reales se puede decir que esta partida tuvo un decrecimiento, teniendo en cuenta la inflación consolidada del 39% para el 2014.

Todos estos números reflejan la mayor incidencia que tuvieron los recursos de jurisdicción provincial sobre el resto en la mejora del presupuesto rionegrino.

Control del gasto

Como se mencionó párrafos arriba, la administración Weretilneck aplicó el año pasado una política ortodoxa en materia económica para poder torcer las negativas tendencias que mostraban los presupuestos anteriores.

imagen.aspx

Paralelamente a la suba de los ingresos, se aplicó un severo ajuste en el gasto.

¿Dónde se ve esto?

En primer lugar el crecimiento interanual que registraron las erogaciones dan cuenta de que existió un fuerte ajuste, ya sea por una mejor utilización de los recursos (cosa que sería muy positiva) o sencillamente por un recorte en determinadas partidas que, dependiendo de cuáles fueran, puede ser o no algo negativo.

Las estadísticas oficiales detallan que durante el 2014 el gasto presupuestario total alcanzó 13.564 millones de pesos, registrando una suba interanual del 28%. En términos reales, la Provincia gastó casi 11 puntos menos que el año anterior, cuando se deflacta este valor con el IPC de la región registrado el año pasado.

El gasto que se analiza en el presupuesto se divide en dos ítems bien definidos: las erogaciones corrientes y las de capital.

Las primeras corresponden esencialmente a todo el gasto de funcionamiento el Estado (bienes y servicios), intereses de la deuda pública, transferencias y masa salarial.

En valores relativos, la partida que más creció fue la de intereses, con un salto del 94% interanual. Le sigue la masa salarial con el 34% (ver detalles en recuadro adjunto). Mientras que la que mostró un menor crecimiento porcentual el año pasado fue la del funcionamiento de servicios con una suba de tan sólo 2% interanual (caída, en términos reales, del 37% neteado por IPC).

En valores nominales, lejos lidera el ranking los salarios con una partida de 8.833 millones de pesos, seguida por las transferencias corrientes que se llevaron 2.775 millones de pesos. Los fondos que tienen menor incidencia son los que comprenden los intereses de la deuda, que alcanzó el año pasado los 142 millones de pesos.

Las erogaciones de capital, la otra de gran partida de importancia, son las que definen en el presupuesto las partidas orientadas a obra pública e inversiones.

Durante el 2014 el gobierno provincial destinó 768 millones de pesos, una cifra inferior en un 8% respecto de los fondos consolidados en el 2013.

Dentro de este ítem, la subpartida de mayor importancia es la de “Trabajo públicos” que concentró el 65% de los 768 millones mencionados. El dato llamativo es la menor cantidad de dinero que terminó destinando la administración Weretilneck a la obra pública (ver recuadro adjunto), factor determinante para mostrar una baja en términos reales en el gasto total presupuestario del 2014.

Conclusiones

Weretilneck ingresa en un año electoral con importantes excedentes presupuestarios. Una situación envidiable para muchos de sus competidores políticos.

A los más de 800 millones de pesos de superávit logrados en las cuentas públicas durante el año pasado se les deben sumar los 1.100 millones de pesos que le ingresarán este año, en forma directa, por las prórrogas de las áreas petroleras.

En resumen, suponiendo que los números fiscales vuelvan a descarriarse y el gobierno pierda el superávit logrado en el 2014, consiguiendo un presupuesto sin excedentes en el 2015, contará con unos 2.000 millones de pesos adicionales, la mayor parte de ellos, de libre disponibilidad, en un año donde el gobernador libra su batalla política para mantenerse por cuatro años más al frente del Ejecutivo.

No muchas veces se dio esta oportunidad para la provincia. Los 2.000 millones de pesos adicionales deberían utilizarse con mucha responsabilidad como para no caer en la tentación de canalizarlo buscando un objetivo político por encima de las verdaderas urgencias que tiene Río Negro en materia de infraestructura, obra pública y modernización de los servicios del Estado.

Es mucho el dinero del que se habla.

Los 2.000 millones, por dar algunos ejemplos, equivalen a unas 5.000 viviendas familiares, la construcción de casi un centenar de establecimientos escolares y decenas de hospitales de distintas complejidades.

Las necesidades de la provincia son demasiadas como para perder la oportunidad de librar una batalla algo más pareja contra la desigualdad y la pobreza.

 

Fuente/Autor Diario Río Negro

Diario Río Negro

Diario de la provincia de Río Negro (www.rionegro.com.ar)

Ver otros artículos de Diario Río Negro

Comentarios sobre esta nota: