Agencia Telam

River y Racing perdieron 1 a 0 en la apertura de los 4tos. de final de la Copa Libertadores

De Agencia Telam. El 22 mayo, 2015. En Argentina, Deportes, Destacado. Tema: , , , . 460 Vistas

River cayó a manos del Cruzeiro en Núñez y quedó al borde de la eliminación. Racing no pudo sostener la igualdad y perdió con Guaraní.

Con gol de Marquinhos a los 36 minutos del segundo tiempo, River cayó 1 a 0 frente al conjunto de Belo Horizonte por el partido de ida de los cuartos de final de la Libertadores.

El único gol del encuentro lo anotó el volante Marquinhos a los 36 minutos del segundo tiempo en el cotejo que fue controlado por el chileno Enrique Osses.

Así, Cruzeiro, que acumuló 9 victorias contra apenas 3 del ‘Millonario’, tendrá ventaja de cara al partido revancha a jugarse el miércoles próximo en Belo Horizonte por el pase a las semifinales.

River se vio sorprendido en los minutos iniciales porque Cruzeiro, bajo el sistema táctico 4-2-3-1, clausuró los ataques por los laterales, lo atacó y le generó interrogantes en la última línea defensiva que sufría con las imprecisiones de Leonardo Ponzio y Matías Kranevitter en la línea de volantes, en un campo blando y rápido.

El volante Willians contó con una buena chance (2min), de cara a Marcelo Barovero, luego de la ejecución de un tiro libre que desnudó falencias en la marca riverplatense.

Para colmo, Barovero protagonizó un blooper que corrigió Ramiro Funes Mori con un despeje que tranquilizó a los hinchas de River que seguían cantando contra Boca Juniors.

El equipo de Marcelo Gallardo mejoró su producción, con el envión de haber eliminado a Boca, se asentó en campo rival, con más presencia de Ponzio y Kranevitter, y la aparición del colombiano Teófilo Gutiérrez, y las proyecciones del juvenil Emanuel Mammana, quien respondió a la confianza que le dio el entrenador y por momentos salió jugando como si fuese un experimentado lateral por la derecha.

El ‘Millo’ exhibió su mejor momento en la primera parte a los 16 minutos con el pase en profundidad que Gutiérrez no alcanzó a conectar ante la salida desesperada del arquero Fabio y el remate de Mora cerca del punto penal que se fue desviado tras el centro por derecha de Sánchez.

Poco después, a los 30, Teo Gutiérrez sacó un fuerte remate que pegó en la parte externa de la red luego de una buena jugada individual de Mora que con su despliegue exigió a la defensa de Cruzeiro.

Sin embargo, River, que necesitaba más del aporte de un irregular Gonzalo Martínez por izquierda, se reiteró con errores en defensa y a los 32, el inquieto Leandro Damiao superó la velocidad de la última línea, mal parada luego del pase largo del uruguayo Giorgian de Arrascaeta, y mano a mano con Barovero no tuvo justeza en la definición.

En el comienzo de la segunda parte, River no encontró variantes ofensivas porque Gutiérrez se apagó, Mora se perdió entre los defensores y Martínez no se redimió del flojo primer tiempo.

Entonces, con Cruzeiro en actitud de contraataque y que clausuró una vez más los avances por los laterales, Gallardo dispuso los ingresos de Camilo Mayada y Leonardo Pisculichi (para generar fútbol o aprovechar el balón detenido) por Ponzio y Martínez, respectivamente, pero a River le costó asentarse, con un pase de factura en lo físico incluido por la intensidad del primer tiempo.

A los 17, Cruzeiro tuvo una oportunidad muy clara cuando Leonel Vangioni sacó sobre la línea el remate del batallador Damiao, y River, que veía como corrían los minutos sin un gol a favor, contestó (22min) con la pared entre Gutiérrez y Kranevitter que finalizó con el disparo con pie derecho del colombiano que pasó cerca del segundo palo.

El equipo de Núñez, que viene de una producción escasa a cuanto goles en los últimos encuentros (1 en 6 cotejos), incrementó su nerviosismo a medida que el reloj marcaba la aproximación de la finalización del encuentro.

A los 37, recibió un fuerte golpe con el gol de Marquinhos que definió sin marcas luego de varios rebotes en la defensa, ante el incansable y figura Damiao, que se la bajó en el área al ingresado Gabriel Xavier y en el frente a frente ante Barovero generó que el balón fuese a los pies del goleador de la cálida noche de otoño en el Monumental.

Cruzeiro, la ‘Bestia Negra’ de River en el historial (9 victorias contra 3 derrotas) hizo su negocio, pero el ‘Millonario’ no encontró respuestas para revertirlo porque Pisculichi, que continúa en un bajo nivel futbolístico, no le dio las soluciones que precisaba.

Los dirigidos por Gallardo se retiraron aplaudidos y apoyados por 57 mil hinchas, pero saben que la revancha del próximo miércoles en Belo Horizonte será muy difícil y que el pase a las semifinales se complicó más de lo pensado.

Racing

Con gol de Benítez a los cuarenta minutos del segundo tiempo, Racing cayó 1 a 0 con el conjunto paraguayo como visitante por la ida de los cuartos de final de la Libertadores.

Racing parecía tener el 0 a 0 en el bolsillo a los 40 minutos del primer tiempo, después de estar jugando exactamente una hora con 10 hombres por la expulsión de Luciano Lollo, pero apareció el delantero de Guaraní Julián Benítez para derrotar a Sebastián Saja y darle una victoria por 1 a 0 a los paraguayos, que los posicionó mejor de cara a la revancha de estos cuartos de final de Copa Libertadores que se jugará la semana próxima en Avellaneda.

Partido parejo, con un Racing nervioso, carente de juego, sólo encontraba generación de fútbol cuando Milito retrocedía a la mitad de la cancha.

Pero también faltó solidez en la defensa, que sufrió ante la potencia de Federico Santander y Julián Benítez.

Racing contó con dos aproximaciones en los pies de Bou antes de los ocho minutos, pero después a Racing le quedó lejos el arco de Guaraní hasta el final, cuando nuevamente el ex River y Olimpo estuvo cerca de convertir.

Es que eso era Racing en ofensiva, solamente Bou, ya que las subidas por izquierda de Washington Camacho no resultaban productivas y al retroceder, Milito quedaba muy lejos de cualquier acción asociada.

De esta manera el partido parecía rendido al 0 a 0, porque en el medio los paraguayos tenían la pelota sin profundidad y los “académicos” solamente se dedicaban a la contención.

Claro que esto se iba a agudizar en el segundo tiempo, porque a los 41 minutos del primer tiempo Luciano lollo vio la tarjeta roja por una acción de juego que el árbitro brasileño Sandro Ricci interpretó como codazo.

Esto obligó a que Diego Cocca moviera las piezas para la segunda etapa con el ingreso de Germán Voboril por Milito, lo que definitivamente dejó a Bou como un lobo estepario, recorriendo grandes distancias sin ningún compañero cerca.

Así y todo el delantero racinguista estuvo otra vez a punto de anotar en el comienzo del período final, pero la gran estirada del arquero Alfredo Aguilar se lo impidió.

De allí en más todo volvió a ser como en el primer tiempo, aunque con Racing agudizando sus precauciones, al punto que Camacho abandonó definitivamente su ida y vuelta por izquierda para pasar a cumplir funciones eminentemente de contención.

Y fue inteligente el planteo albiceleste, que sacó provecho de las carencias creativas de su rival y lo mantuvo a raya, lejos del arco de Sebastián Saja.

Lo que quedaba entonces era seguir así hasta el final, sin desconcentrarse, obturando todos los espacios ante la superioridad que iba a ir “in crescendo” conforme pasaran los minutos.

Y aún cuando el campo pasó a ser propiedad en mayor extensión de los guaraníes, la resistencia racinguista parecía que iba a salir triunfante, algo que también parecía interpretar la hinchada “académica”, representada esta noche por casi 7.000 integrantes.

Pero a apenas cinco minutos del epílogo Francisco Cerro le dio medio metro al delantero Julián Benítez y el paraguayo encontró el hueco para pegarle de derecha a izquierda desde afuera del área, abajo contra el palo diestro de un Saja que se estiró cuanto pudo pero infructuosamente.

El puñado de minutos que quedaba no encontró a un Racing con las fuerzas suficientes como para ir por la igualdad y la victoria se consumó con justicia para un conjunto paraguayo que el próximo jueves intentará consumar la hazaña de alcanzar las semifinales coperas en Avellaneda, donde cuatro días antes el “académico” tendrá que afrontar nada menos que el clásico de la ciudad ante Independiente. Por si fuera poco.

 

Fuente/Autor Agencia Telam

Agencia Telam

Agencia Oficial de Noticias de la República Argentina (www.telam.com.ar)

Ver otros artículos de Agencia Telam

Comentarios sobre esta nota: