redaccion3

Salió a robar con su hijo en brazos.

De redaccion3. El 21 junio, 2016. En Actualidad, Alto Valle, Policiales y judiciales. Tema: , . 572 Vistas

Cipolletti.- Durante las primeras horas del Día del Padre -paradójicamente-, un joven cipoleño cargó a su pequeño de 4 años e inició la jornada delinquiendo. Con el menor en brazos, quiso robarle a un taxista que estaba estacionado en la parada del hospital Pedro Moguillansky y luego se escudó en su propio hijo para no ser detenido por la Policía. Pese al ardid desplegado, no logró su propósito y hasta ayer permanecía detenido en la Comisaría 24 a disposición del Juzgado de Instrucción 2.

El comisario Julio Gutiérrez, a cargo de la unidad del barrio Don Bosco, precisó que todo comenzó alrededor de las 2 de la madrugada del domingo, cuando el ladrón de 24 años y con antecedentes salió del hospital con su hijo en brazos y se acercó hasta un taxi que esperaba en la calle Naciones Unidas.

“Le golpeó la ventanilla, luego le preguntó cuánto salía el pasaje hasta el centro y cuando el taxista le iba a responder, le arrancó el reloj taxímetro que tenía sobre el parabrisas y salió corriendo”, relató el comisario.

El chofer, rápido de reflejos, giró en U y lo alcanzó en Naciones Unidas y Venezuela. Al descender del rodado, se abalanzó sobre el delincuente y cayó con él al piso, y también la criatura que llevaba en brazos. En el forcejeo, pidió la colaboración de otros taxistas que se encontraban en la parada. El ladrón intentó resistirse con golpes y gritos. “Uno de ellos atinó a poner a la criatura dentro de uno de los taxis para resguardarlo, hasta que llegó la Policía”, contó Gutiérrez.

La víctima, junto a sus compañeros, redujo al ladrón, quien fue a parar a la Comisaría 24. En tanto, su hijo, quien lloraba asustado por la situación, fue entregado a su abuelo.

Gutiérrez contó que la Policía le dio intervención a la delegación de Promoción Familiar, ya que hay un niño en el medio, cuyos derechos han sido vulnerados.

El comisario indicó, además, que el sospechoso estaba borracho, lo que le habría dado coraje para delinquir con su hijo a cuestas. “No nos sorprende su actitud porque ya tiene antecedentes, pero sí que usara a su propio hijo para escudarse y evitar que lo detuvieran”, agregó.

Se sabe que tiene establecidas pautas de conducta exigidas por la Justicia, como no ingerir bebidas alcohólicas, pero continúa infringiéndolas. El taxímetro robado, en tanto, pudo ser recuperado y fue entregado a la víctima.

Fuente/Autor redaccion3

redaccion3

Ver otros artículos de redaccion3

Comentarios sobre esta nota: