lanacion .com

Social painting: juntarse en bares para pintar en grupo

De lanacion .com. El 29 noviembre, 2014. En Sociedad. Tema: . 559 Vistas

Convocados (y guiados) por artistas, muchos se animan a dar sus primeras pinceladas con tragos de por medio.

Son las siete y media de la tarde de un martes y los bares de Palermo Hollywood comienzan a poblarse de gente que sale de trabajar en busca de un trago en compañía de amigos. Hasta aquí, la escena de un after office cualquiera. Sin embargo, en el Peugeot Lounge de la calle Honduras las mesas no tienen cartas de tragos, sino atriles con lienzos en blanco, y los camareros no se acercan a tomar la orden hasta entregar un set de tres pinceles, un delantal y una paleta con pinturas.

En el centro de la escena, una profesora de arte se presenta frente a dos lienzos, uno virgen y otro con la figura terminada de una bailarina. El desafío parece imposible: quienes asistimos al encuentro no tocamos un pincel desde la primaria y tenemos dos horas para recrear el cuadro de la bailarina. “Yo necesito champagne”, proclama la socialité Muñeca Moore. Sus deseos son órdenes, y al minuto el camarero se acerca con una copa de espumante que marca el comienzo de la inspiración.

El resto de los asistentes pide tragos, cervezas, vinos o cualquier bebida espirituosa que los aliente a derribar el miedo al lienzo en blanco. Entonces, Mónica, la profesora, comienza su clase con la primera instrucción: tomar el pincel más grueso y dejar el lienzo completo de trazos blancos con pequeños detalles en negro. Un paso fácil que instantáneamente nos convierte en artistas y ayuda a compenetrarnos en esa tarea que, dado el primer paso, no se vislumbra tan titánica.

El social painting es un éxito rotundo en los Estados Unidos y varios países del mundo, y la tendencia no tardó en llegar a la Argentina, donde son varios los grupos de artistas y relacionistas públicos que convocan a comunes mortales sin experiencia en artes plásticas para juntarse a pintar, desconectarse, socializar, tomar un trago y ver si de toda esta experiencia sale un cuadro que, decente o no, será el primero de sus vidas.

“Esta actividad apunta a gente que no tiene conocimientos de pintura, pero le gusta relacionarse con el arte, aunque sea en un paso inicial”, explica Francisco Doinnes minutos antes de embarcarnos en la tarea. Doinnes fue responsable de traer a la Argentina Paint Nite (www.paintnite.com), un movimiento que nació hace dos años en Boston y hoy ofrece en Buenos Aires noches de bares y pintura, eventos corporativos para pintar junto a compañeros de trabajo y hasta cumpleaños con el desafío de crear una obra de arte como eje temático. “Si no sabés nada de arte, te vas a sorprender con lo que podés lograr en dos horas”, asegura. “Nuestra artista te explica las técnicas básicas del dibujo, cómo mezclar los colores, cómo ir pintando el fondo”, promete el embajador en nuestro país de este movimiento que tiene otorgadas 170 licencias en los Estados Unidos y en 2014 comenzó a expandirse a nivel global.

“La idea es venir a relajarse después del trabajo. No le vas a dar bola al teléfono, vas a estar concentrado únicamente en tu cuadro y nada te va a importar más que terminarlo”, dice Doinnes, quien parece no estar equivocado: durante el proceso, varios van comentando sus aciertos y errores, gritan si dieron una pincelada de más y llaman desesperados a la profesora para que les corrija el desastre que acaban de cometer. Socializar sobre el arte y su proceso de creación, trago mediante, es una de las bases de esta actividad, en la que los asistentes se divierten y entablan conversaciones inesperadas. Lo sorprendente es que, si uno sigue al pie de la letra las indicaciones y presta atención a las diferentes técnicas del proceso -hacer tal trazo con tal pincel, dibujar un círculo negro que servirá de base para el cuerpo de la figura- los resultados son asombrosos.

“Sin experiencia previa todos podemos experimentar con pinturas, pinceles y otros materiales sobre un lienzo o una pared. Eso no significa aprender a pintar. Te da un acercamiento que puede ser gratificante”, sostiene la PR especializada en arte Laura Sandoval, que además recomienda otros lugares en los que se practica la actividad. “Acudí a estos encuentros con Fernando Mansilla, artista plástico y muralista, en su taller de San Telmo, que se reunía con otros artistas y gentilmente invitaba a un grupo de entusiastas a compartir su espacio y materiales para que pudiéramos experimentar. También Manuel Rubín, en su taller de La Plata, realizaba esta práctica, y a partir de ahí su obra de nombre Jam”, destaca.

¿Cómo se puede hacer colectiva una experiencia en la que cada uno está sumergido en su propio universo? Además del Paint Nite, existen otros movimientos de arte colectivo como el Jam de Dibujo (facebook.com/JAMdeDibujo2.0), una experiencia que se lleva a cabo cada diez días (los domingos, en el Centro Cultural Matienzo) y propone fusionar la pasión por dibujar con el jazz en vivo. A esta locura artística se incorporan modelos improvisando poses para que los dibujantes se inspiren. “Cuando la banda toca la primera nota, se prenden los tres ejes: música, dibujo y modelo vivo. A la gente le entusiasma entrar en ese código”, dice Maxi Muñoz, coordinador y mentor de la Jam de Dibujo.

Otra artista que propone encuentros entre novatos de la pintura es María Luque (meriendadibujo.blogspot.com.ar), una rosarina que ideó las Meriendas Dibujo, reuniones grupales o individuales dedicadas a la práctica de las artes plásticas. “Pueden ser en mi taller, un bar, un museo o en cualquier lugar donde haya espacio para dibujar y algo rico para comer. A veces sólo invito a una persona, otras somos más de 20, depende de la ocasión. Es libre y cada uno dibuja o pinta lo que tenga ganas. No hace falta saber-explica-. Es una actividad que todos compartimos de chicos; yo me juntaba siempre a dibujar con mis primos y después de repente eso se deja de hacer. Los que pasamos mucho tiempo solos en el taller necesitamos a veces compañía, supongo que es por eso que intentamos que se generen esos encuentros”, continúa.

Algo parecido le sucede a la artista Power Paola (@powerpaola), que organiza encuentros para no dibujar sola. “Así como hay gente que arma asados, cumpleaños, fiestas, nosotras nos reunimos a dibujar -dice-. Empecé de forma muy natural. En cada ciudad donde iba viviendo les decía a mis contactos de Flickr que me gustaba cómo dibujaban, les proponía que nos reuniéramos. Así me encontré con gente que hacía lo mismo que yo y pude conocer el lugar desde otro punto de vista”, recuerda, y se apura en aclarar -al igual que los organizadores de social painting- que esto no es sólo una cosa de artistas: cualquiera puede sentarse con ella a dibujar.

PARA INSPIRARSE DE A VARIOS

Las propuestas más interesantes del momento

Paint nite

De bar en bar

El lugar de encuentro va rotando (siempre en diferentes bares de la ciudad) y el costo es de $ 350 la sesión, o $ 245 con descuentos promocionales en las redes sociales. Próximas fechas: 3, 10 y 17 de diciembre en Simone (Olga Cossettini 1553); 4, 11 y 18 de diciembre en Quimera del Arte (Humboldt 1981). Siempre a las 20 horas. Más información en paintnite.com

Jam la delgada línea roja

Práctica con modelo en vivo

Es un espacio de práctica creativa con modelo encarnando personajes dentro de un concepto. Para ir a dibujar, fotografiar, escribir, musicalizar y compartir con afines. En Espacio Cultural Dínamo (Sarmiento 3096), la fecha aún está por definirse. Más información en jamladelgadalinearoja.com

Museo de arte moderno

Bajo la guía de los artistas

Para cerrar el ciclo de Bocetos de 2014 se invita a seis artistas a que compartan con el público consignas y propuestas para dibujar y bocetar ahí mismo. Los domingos, a las 19, en Av. San Juan 350

Mostro 3

Sólo performances

Una muestra sólo de performances con participación del público. El viernes 5 de diciembre, a las 19, en La Fábrica (Perú 422)

Puertas abiertas

Un clásico de San Isidro

Se realiza todos los años, la primera semana de noviembre, en San Isidro. Entregan materiales para que los asistentes realicen una obra. El año pasado, 30.000 personas participaron de la iniciativa que invita a los no artistas a pintar y mirar arte. Consultas en puertasabiertas.org

Proyecto camino

Cruce de disciplinas

Pabli Stein pintura en vivo, Sebastián Muro, videasta. Música: AIR Radiant: 4 funciones de pintura en vivo + edición de video + improvisación de banda en vivo

Bacanales lupanar

Con vino y música

Con ocho años de vigencia, siguen en pie estas noches de dibujo con modelo y música en vivo. Las reuniones, siempre, se acompañan con vino. Más información en bacanaleslupanar.blogspot.com.ar.

 

Fuente/Autor lanacion .com

lanacion .com

Diario La Nación (www.lanacion.com.ar)

Ver otros artículos de lanacion .com

Comentarios sobre esta nota: