NTI

Traslado de la Capital Federal ¿y si esta vez se da?

De NTI. El 2 junio, 2013. En Argentina, Opinión, Viedma y Patagones. Tema: , , , , , . 2335 Vistas

El traslado de la Capital Federal a Viedma, fue una de las ideas más destacadas del gobierno de Raúl Alfonsín. No pudo hacerlo y él mismo se lo reprochó muy duramente en un reportaje: “tendría que haber instalado el gobierno en Viedma, aunque sea en una carpa”. Pero hoy esa frustrada intención podría renacer gracias al Kirchnerismo.

El Proyecto Patagonia y Capital fue un proyecto elaborado en 1986 por instrucción del entonces presidente de la nación Raúl Alfonsín, para trasladar la Capital Federal de la República Argentina hacia el Distrito Federal de Viedma – Carmen de Patagones, integrado por un complejo de ciudades en la Patagonia argentina, entre las cuales se encontraba Viedma, capital de la Provincia de Río Negro, y Carmen de Patagones, la ciudad más austral de la Provincia de Buenos Aires, las dos ciudades principales de donde toma su nombre esta nueva jurisdicción.

El proyecto tenía como fin descentralizar y desburocratizar el poder político y separarlo del poder económico del país, ambos excesivamente concentrados en el Gran Buenos Aires, solucionar el problema demográfico que cuenta la Argentina, desarrollar inversiones en el interior del país y dar inicio a una nueva revalorización del Estado Federal.

Aunque el traslado de la Capital fue la medida más relevante y recordada del Proyecto Patagonia, dentro de este también se incluía la provincialización del Territorio Nacional de Tierra del Fuego y la radicación de empresas en las provincias que integran la región patagónica.

El Proyecto Patagonia formó parte del plan para la Fundación de la Segunda República, lanzado por el Dr. Alfonsín por Cadena Nacional de Radio y TV, la noche del 15 de abril de 1986 y al día siguiente, 16 de abril, pronunció, desde los balcones del Ministerio de Economía en Viedma, hacia la multitud que lo ovacionaba en los jardines, el famoso discurso donde convoca a las argentinos a “crecer hacia el sur, hacia el mar y hacia el frío”.

Alfonsin en Viedma

De las medidas proyectadas en ese momento por Alfonsín en el Proyecto Patagonia, dos ya se concretaron: la transformación de Tierra del Fuego de territorio nacional en provincia, y la radicación de empresas tecnológicas en ella y fundamentalmente mineras y petroleras en el resto de la región… Y la tercera puede no estar muy lejos de lograrse, ya que esta semana, y en dos oportunidades distintas, el Diputado Nacional Julián Domínguez se manifestó a favor de que la ciudad de Buenos Aires deje de ser la capital política del país.   

“La capital política del país ya no puede estar en la ciudad de Buenos Aires porque se pensó mirando al Atlántico, a Europa, mientras que la nueva geopolítica que el ex presidente Néstor Kirchner inauguró en la Argentina  planteó la relación con China, con India y con los países del mundo árabe, y eso supone que Argentina debe pensar en el Pacífico y que debe profundizar la cercanía con el Mercosur”, aseguró el diputado.

Domínguez –ex ministro de Cristina Fernández y uno de los referentes más fuertes del Kirchnerismo en el Congreso Nacional- hizo esas declaraciones en Formosa, acompañado por el gobernador Gildo Insfrán. “Esto requiere que la geopolítica, la integración territorial, esté concentrada en función de los intereses permanentes por defender el empleo, y esto es discutir el federalismo y los tiempos por venir”, precisó el diputado, y por segunda vez, ya que antes había sugerido durante una visita a Salta: “creo que Argentina debe tener un nuevo diseño estratégico de planificación geográfica. Yo sueño con que cambiemos la Capital desde esta ciudad (de Buenos Aires) a una provincia, que podamos construir una visión mucho más federal de la Argentina, donde nos vinculemos al Pacífico y al Mercosur”.

¿Puede darse,  en dos ocasiones, semejante definición política de un hombre tan fuerte del kirchnerismo, sin el aval de su líder, la presidenta de la nación?

No es descabellado pensar que tal vez algo se esté analizando dentro del entramado del poder y este, o bien sea un globo de ensayo para medir la reacción de la gente ante tal anuncio, o bien sea una filtración desafortunada de la noticia –cosa que también le pasó a Alfonsín en el ´86 lo que lo obligó a adelantar los tiempos del proyecto y lanzarlo en esa semana de Abril-.

También, y haciendo un breve recorrido por la historia de los anuncios más importantes del gobierno kirchnerista, se dieron en los momentos más críticos de su gobierno y le sirvieron para relanzarlo, superar esas crisis, fortalecerse… y ganar las posteriores inmediatas elecciones.

Si a esto le sumamos también algunos otros condimentos más como, por caso, la procedencia patagónica del propio líder desaparecido, Néstor Kirchner, y la devoción de su compañera por rendirle homenaje a cada instante; Los importantes descubrimientos en la región patagónica de gas y petróleo no convencionales que reposicionan a la argentina en el mapa energético mundial; y la construcción de la ruta 23 (cuyo asfaltado y nueva traza fue prometido durante más de 20 años por todos los gobierno nacionales y provinciales de turno, pero finalmente Néstor y Cristina lo hicieron) que permite la creación del denominado “Corredor Bioceánico Nor Patagónico”  -que recientemente fue a presentar a Laredo, Texas-USA, el legislador rionegrino Roberto Vargas, en el marco del Foro Internacional de Ciudades Logísticas- , que unirá los puertos marítimos de SAE, Sierra Grande y Madryn en el Atlántico con Montt, Varas y Corral, en el Pacífico, vemos como las palabras de Julián Domínguez toman otra dimensión que permiten avizorar una nueva realización Kirchnerista.

¿Y porque no?

¿Y si esta vez se da?

 

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: