NTI

Una Corte Suprema en crísis por la Reforma Judicial

De NTI. El 27 Abril, 2013. En Argentina, Destacado, Policiales y judiciales. Tema: . 351 Vistas

En el tribunal se abrieron grietas frente a las versiones que indicaban que los ministros habían amenazado con renunciar en bloque como una señal de rechazo.

Mientras el juez Raúl Zaffaroni afirmó que “en ningún caso y de ninguna manera se planteó” la posibilidad de una renuncia masiva, otros sectores del tribunal deslizaban en reserva que la amenaza había existido y que las comunicaciones asiduas entre el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, y la presidenta Cristina Fernández, la habían desactivado.

Las fuentes que desmintieron los alejamientos interpretaban la versión como una estrategia de Lorenzetti para tomar distancia de las acusaciones que lo habían implicado en un acuerdo con el Gobierno.
De una forma u otra, el Gobierno retrocedió en lo referente a la Corte Suprema y desistió del intento de delegar sus facultades de administración, superintendencia y presupuesto al Consejo de la Magistratura.
“Querían convertir a la Corte en una Mesa de Entradas”, ilustró un magistrado.

Los ministros del tribunal, en varias charlas informales, describieron la reforma judicial como “inaceptable e indigna”. Los más críticos aludieron incluso a la “pérdida de la independencia del Poder Judicial” y del “sistema republicano”.
A partir de allí empezaron las gestiones, por vía telefónica, entre Lorenzetti y Fernández de Kirchner. Esa línea directa reemplazó los diálogos previos entre Lorenzetti y el secretario legal y técnico, Carlos Zannini.

El diálogo fue cordial, pero rotundo al momento de describir la inquietud y el malestar de los ministros.
Lorenzetti se encargó también de trasmitirle a la Presidenta la unidad que había alcanzado la Corte en torno al rechazo.
La primera mandataria contestó que se notificaba de la situación y que volvería a contactarlo.
Enseguida, los funcionarios consultaron al juez Eugenio Zaffaroni sobre la veracidad de las palabras transmitidas por Lorenzetti y le preguntaron a qué jueces alcanzaba el rechazo.

“A todos”, respondió el jurista. Del otro lado de la línea insistieron: ¿A todos? “Todos”, enfatizó Zaffaroni.
El más dispuesto a negociar cambios en los proyectos había sido Lorenzetti.
Los ministros más veteranos , al igual que las juezas Elena Highton de Nolasco y Carmen Argibay, advirtieron que no podían avalar “este retroceso en materia constitucional tras años de lucha por la conquista de derechos y garantías avalados incluso a nivel internacional”, según cuentan las fuentes judiciales consultadas, que confirmaron el tono enfático de las advertencias. Las señales de la Corte Suprema buscaron también quitarle crédito al acuerdo entre Lorenzetti y Kirchner que lanzó la diputada Elisa Carrió.
Algunos funcionarios de la Corte intentaron incluso, a través de terceros, evitar que sus acusaciones llegaran a los tribunales.

Los intentos fueron en vano, y Carrió inició una denuncia penal ante el juez federal Rodolfo Canicoba Corral contra Lorenzetti y la Presidenta. Además elevó una presentación ante la OEA que advierte sobre una supuesta “grave alteración del orden constitucional” en la Argentina a raíz de la reforma judicial.
Frente al avance de la reforma, la estrategia de la Corte es esperar que las acciones de inconstitucionalidad en casos concretos o a través de amparos lleguen a sus manos para, recién entonces, opinar a través de sus resoluciones.

A lo largo de todo el país se espera un sinnúmero de denuncias y amparos. Ya se organizan y analizan fundamentos las asociaciones de magistrados, las organizaciones no gubernamentales, las universidades públicas y privadas, como también de los Colegios de Abogados.

Zaffaroni: “A pesar de las denuncias opositoras, la República sigue funcionando”

Al ser consultado sobre las frases de los dirigentes de la oposición sobre el supuesto “fin de la República”, opinó: “Sigue funcionando, los poderes siguen funcionando, el Legislativo sigue funcionando y el Judicial también”.

El juez de la Corte Suprema de la Nación, Raúl Zaffaroni, afirmó que “en ningún caso y de ninguna manera se planteó” la posibilidad de una renuncia masiva entre los miembros del tribunal, en respuesta a versiones publicadas en algunos medios que así lo planteaban ante la reforma judicial.

“Nos reunimos (los jueces) y se le dio mandato al presidente y vicepresidenta de la Corte para que dé curso a la nota”, dijo Zaffaroni en referencia a la misiva enviada a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner con recomendaciones sobre posibles cambios a la reforma judicial.

Al ser consultado sobre la denuncia de la diputada Elisa Carrió sobre un presunto “pacto” entre el Poder Ejecutivo y el Judicial sobre los cambios a los proyectos de ley, Zaffaroni dijo: “En la nota original los presidentes de las Cámaras hacían una objeción a una de las medidas, y nosotros no nos podemos poner a opinar porque cualquier cosa que dijésemos estaríamos planteando opinión ante planteo judicial futuro”.

“Si se judicializa el problema veremos al cabo lo que se decide”, sostuvo en diálogo con radio Nacional.

Además, se refirió al pedido del máximo tribunal sobre evitar que el presupuesto judicial lo administrara el Consejo de la Magistratura: “Era importante porque los funcionarios no se habían dado cuente del inconveniente práctico del proyecto, no había infraestructura para manejar eso”.

“Pasarle todas las funciones del manejo de presupuesto al Consejo de la Magistratura iba a provocar un caos, tenemos deber jurídico de decir esto”, añadió.

Fuente/Autor NTI

NTI

Redacción Central Nuevo Tiempo Informativo - redaccion@nuevotiempo.info

Ver otros artículos de NTI

Comentarios sobre esta nota: