ADN

UPCN suspendió el escrutinio por “falta de garantías”

De ADN. El 1 junio, 2014. En Destacado, Política, Río Negro. Tema: , . 465 Vistas

La Junta Electoral Provincial de la UPCN informó que el escrutinio de las elecciones fue suspendido anoche debido a la falta de garantías para la seguridad de las personas que se encontraban en la sede gremial, según informó un comunicado oficial de UPCN.

Se informó que la decisión fue adoptada “luego de sucesivos hechos de violencia verbal y física contra integrantes de la Junta Electoral y contra empleados del gremio”.

“El objetivo máximo era la inviolabilidad de las urnas que fueron llegando durante toda la jornada desde las distintas ciudades. Esta situación se garantizó perfectamente con la presencia en todo momento de los apoderados de las dos listas junto a las urnas”, dijeron.

A pesar de la presencia permanente de los apoderados que daban fe del procedimiento, los veedores nacionales constataron la irrupción violenta de candidatos y abogados de una de las listas. Aun cuando su presencia no era legal (solo corresponde el ingreso a los apoderados), se les explicó como correspondía ejecutar el procedimiento.

Inclusive se acordó, siempre con un clima sumamente violento y hostil, el procedimiento con los dos apoderados y el veedor del Ministerio de Trabajo.

Sin embargo, al intentar explicar los candidatos de la lista Violeta esta situación a los manifestantes, éstos decidieron continuar con el hostigamiento y el bloqueo. Frente a este clima, se decidió suspender el escrutinio hasta el lunes.

Paralelamente, a través de una denuncia judicial, la Justicia ordenó la custodia para que los trabajadores pudieran salir del edificio sin ser agredidos. Pudieron hacerlo pasadas las 20 horas.

En el interior de la sede de UPCN quedó una consigna policial y el ámbito donde se encuentran las urnas sin abrir fue fajado. La faja lleva la firma de la Junta Electoral y de los apoderados de las dos listas en compulsa.

El procedimiento

El procedimiento que estipula la normativa indica que la Junta Electoral trabaja sobre las urnas que llegan a la sede central en Viedma.

En cada urna mesa se deben elaborar dos actas de cierre, una para la Junta Electoral y otra que se coloca dentro de la urna cerrada, con los datos de la votación.

En Viedma se cumplió, pero en muchas localidades, adrede, se colocaron ambas dentro de las urnas. Por eso la Junta Electoral elaboró un escrutinio provisorio solo de las actas de Viedma.

Por esta razón, más allá de las informaciones extraoficiales que puedan proporcionar las listas, los datos oficiales surgen con retraso en relación al acto comicial y más aún de ciudades más lejanas. En este caso, a raíz que por informaciones periodísticas ambas listas se adjudicaron el triunfo, la Junta Electoral decidió extremar las precauciones para brindar información oficial.

De haberse podido concretar ayer, el procedimiento de escrutinio se inicia por las mesas que no tienen observaciones, comenzando por los sobres que contiene la información de los fiscales. De haber acuerdo entre los fiscales de ambas listas, se incorporan los datos al escrutinio provisorio.

Todo este procedimiento se realiza sin ningún tipo de excepciones con la presencia de los apoderados que cada lista designó oportunamente.

Terminado este proceso, se decide sobre las mesas impugnadas o con observaciones y la Junta Electoral Provincial confecciona una resolución. Esta resolución puede ser apelable en todos sus términos ante la Junta Electoral Nacional de la UPCN, finaliza el comunicado de UPCN

Un montón de irregularidades

El EPUC denuncia que “la elección del pasado 29 de mayo, se llevó a cabo bajo un ambiente poco propicio para la realización de un proceso libre y transparente. Se caracterizó por las imposiciones y los abusos que realizaron algunos presidentes de mesa”.

En un comunicado de prensa dice EPUC que “las irregularidades pre-comicios y en el posterior cierre de las urnas, a lo que se sumaron impugnaciones y, como si faltara algo, el absoluto silencio de la Junta Electoral de UPCN durante las esenciales primarias horas, puso en evidencia los intereses mezquinos y poco democráticos de la actual conducción de la Seccional Río Negro. Esta accionó con el único y “firme propósito de conservar el poder a toda costa”.

Esta inicial, diremos, suposición se fue transformando en afirmación a medida que transcurrían las horas y los hechos se sucedían. La presidenta de la junta, señora Ana Duarte, ayer proclamó oficialmente ganadora -en los medio de comunicación- a la lista oficialista, en el medio de impugnaciones y una urna secuestrada en General Roca.

La supuesta victoria de la lista verde por un porcentaje, que a luz vista, sonaba irrisorio para la gran mayoría de los afiliados que se volcaron a las urnas. Luego, como si esto fuera poco, Duarte desapareció de la escena tras las iniciales presentaciones y declaraciones de los referentes de EPUC.

Fue entonces, el propio candidato oficialista -Juan Carlos Scalesi- quien comunicó a los medios que el recuento de votos se suspendía por la falta de seguridad que le ocasionaba la presencia de la gente frente a la Sede Central de UPCN Río Negro, que simplemente reclamaba que se respete este acto democrático.

A todas estas irregularidades, y pasadas las 48 horas del cierre del escrutinio, se le agrega el arribo tarde de las urnas del interior -por lo que ya se habían realizado las exposiciones policiales correspondientes-. El estado en el que llegaron las urnas, con doble fajas, sin firmas y otras violentadas abiertas, más la consecuente recepción de las mismas por parte de Marías Aicardi Fluriach de Scalesi, son evidencia del fraude.

Todos estos hechos ponen en tela de juicio la credibilidad y transparencia de los actos que desarrolla la Junta Electoral de UPCN Río Negro, y afirman la escasa imparcialidad y absoluta predilección sobre la actual conducción”.

 

Fuente/Autor ADN

ADN

Agencia Digital de Noticias, Viedma, Río Negro (www.adnrionegro.com.ar)

Ver otros artículos de ADN

Comentarios sobre esta nota: